Javi Dale

¿Y qué hemos aprendido?

Cuando asumimos que alguien es experto en una materia, solemos medir sus aciertos en ese asunto, y soslayamos los errores. Aunque con ello le llevemos la contraria al premio Nobel de Física Niels Bohr, quien dejó escrito que “un experto es aquel que ha cometido todos los errores posibles en una materia muy concreta”. Los errores no son necesariamente algo a evitar. Son necesarios como paso previo al aprendizaje.

Opinión

¿Y qué hemos aprendido?
Javi Dale

Javi Dale

Periodista sin puerto. Pronórdico. Curioso compulsivo y amante de los saberes inútiles.

Cuando asumimos que alguien es experto en una materia, solemos medir sus aciertos en ese asunto, y soslayamos los errores. Aunque con ello le llevemos la contraria al premio Nobel de Física Niels Bohr, quien dejó escrito que “un experto es aquel que ha cometido todos los errores posibles en una materia muy concreta”. Los errores no son necesariamente algo a evitar. Son necesarios como paso previo al aprendizaje.

El exgobernador del Banco de Inglaterra Meryn King ha advertido al mundo de que estamos en la antesala de una nueva recesión, vulgo crisis económica. Dentro de un mundo con su propia sublengua de tabúes –no diga recesión, diga crecimiento negativo; no diga socio capitalista, diga ‘bussiness angel’-, King ha empleado la palabra “accidente económico” para describir el futuro al que esta deriva nos lleva. Curioso concepto, el de accidente, porque implica una cierta condición exonerante. Ocurrió, y era inevitable. Una fatal casualidad. Otra más para el diccionario de tabúes económicos.

Es tentador dejarse llevar por la irresponsabilidad, aunque ello nos aleje de la solución a un problema mal planteado. Porque aunque la cuestión no es buscar culpables, sino soluciones, es imposible solucionar un problema si no se identifica la causa. Causa no es culpa, o no lo es siempre. Por eso, precisamente por eso, la ausencia de responsabilidad es una tentación: nos convierte a todos en víctimas.

Si King acierta en su predicción, lo cual no es descabellado, tendremos que volver a Niels Bohr, y admitir que, pese a todo lo sucedido desde 2007, todavía nos quedan errores por cometer. Muy a nuestro pesar. Y la única cuestión responsable al respecto –no siempre se puede ser víctima- será preguntarnos por qué, a pesar de las penurias, no hemos aprendido.

Contexto

    Más de este autor

    Trabajos de amor perversos

    “Todo tiene que ver con una mujer”, dijo el presidente de Chipre Nicos Anastasiades a colación del secuestro del avión de EgyptAir que cubría la ruta entre Alejandría y El Cairo y que se desvió a Larnaca. Una declaración, según se tome, de auténtico ‘crack’. De auténtico ‘crack’ neuronal, quiero decir: sostener, aunque sea con sorna, que una mujer o el amor –cielos, el amor- tienen que ver con el secuestro implica una ceguera importante.

    Opinión

    Barbarie y sinrazón

    Sí, barbarie y sinrazón. Y también demencial y trágico. El diccionario está lleno de palabras desgastadas de sentido y que aplicamos como un mantra –también podríamos usar horror- cada vez que, como hoy en Bruselas, el terrorismo de raíz fundamentalista golpea una parte del mundo. Y particularmente si es Europa, claro. El manual del calificativo, supongo, nos consuela de algún modo: es ira, pero es controlada. Es condena –enérgica, claro, que no está de más subrayar lo evidente-, pero es a su vez calma. Son palabras, en suma, cada vez más vacuas. Infoxicadas. También como estas que leen.

    Opinión

    Más en El Subjetivo

    Victoria Carvajal

    Vulnerables

    «Europa se encuentra atrapada entre el desafío de transformar su economía hacia fuentes de energía más limpias, su dependencia energética en las importaciones y la competencia de China e India en la demanda de fuentes de energía más verdes»

    Opinión

    Ricardo Dudda

    Enfoques de género

    «Casi ocho de cada 10 suicidios en el mundo son masculinos. La causa de muerte más probable en los hombres entre 20 y 49 años es el suicidio»

    Opinión