The objective

El Subjetivo

Opiniones libres de algoritmos

Opiniones libres de algoritmos

Yo censuro

Foto: artelista.com | artelista.com

Era domingo y andaba yo en pelota picada por casa, tras una ducha lenta y dos ibuprofenos —ya me entendéis. Me vi un poco ridículo, cubriéndome las vergüenzas en mi propia casa y frente a la ventana porque qué iba a pensar mi vecina de enfrente (que no conozco) con todo aquello colgando. Tolón, tolón. Porque yo qué sé: ¿y si se ofendía? Ya sé que es mi propiedad privada y que siempre puede no mirar y que, la verdad, nada nuevo bajo el sol. Pero... ¿y si?

La cosa, claro, acabo en albornoz, pantuflas y la mosca detrás de la oreja, ¿a qué viene tanta tontería?

La Art Gallery de Manchester acaba de retirar de sus salas ‘Hylas y las ninfas’ de Waterhouse (para crear “un espacio de conversación”), más de nueve mil personas han firmado la petición para que el Museo Metropolitano de Nueva York (MET) retire la obra ‘Teresa soñando’ en el que una joven aparece en una posición "sugerente" y la editorial Gallimard ya ha dejado bien claro que no publicará los textos antisemitas del escritor Louis-Ferdinand Céline —Céline se descojonaría, claro: “la moral de la Humanidad a mí me la trae floja, como a todo el mundo, por cierto”. En fin, que malos tiempos para la lírica. Y para el coño peludo de Courbet, también.

La pregunta es inevitable, ¿un mundo sin Lolita, sin Helmut Newton y sin El cartero siempre llama dos veces será un mundo mejor? Un mundo sin Lunas de hiel, sin Egon Schiele y sin Bukowski. Un mundo ciego, mudo y cursi.

Más de este autor

Volver

Gardel insiste en lo de que “es un soplo la vida” pero yo no sé qué está diciendo, la vida pesa un quintal y có...

Madurez

Dijo Lord Beaconsfield que “la madurez es una lucha y la vejez un lamento” pero yo no puedo estar más en desacuerdo, porque al ...

Más en El Subjetivo

Podemos en su laberinto

"Si una de las partes contratantes se terminase desentendiendo del acuerdo, y basta con observar la conducta electoral de lugares como la Comunidad de Madrid para preverlo, el Estado del Bienestar español estaría políticamente condenado"