Alfonso Donnay

Yo soy el buen pastor…

Por la pose, esto es lo que parece que puede estar pensando Mariano Rajoy a la hora de valorar los resultados de las elecciones del pasado 24 de Mayo. Por detrás una frase que me quita el sentido: “EN LA BUENA DIRECCIÓN”.

Opinión

Yo soy el buen pastor…

Por la pose, esto es lo que parece que puede estar pensando Mariano Rajoy a la hora de valorar los resultados de las elecciones del pasado 24 de Mayo. Por detrás una frase que me quita el sentido: “EN LA BUENA DIRECCIÓN”.

“…y conozco mis ovejas y las mías me conocen.”

Por la pose, esto es lo que parece que puede estar pensando Mariano Rajoy a la hora de valorar los resultados de las elecciones del pasado 24 de Mayo. Por detrás una frase que me quita el sentido: “EN LA BUENA DIRECCIÓN”.

Pues si la buena dirección en la que nos hace marchar el PP, es esa en la que hay 5 millones de parados, donde uno de cada tres niños de nuestro país (2,7 millones) viven en la pobreza o en riesgo de exclusión, donde el 9% de los hogares, equivalente a 4 millones de personas, son incapaces de mantener su vivienda a una temperatura adecuada durante el invierno, donde ha aumentado la desigualdad de forma exponencial, donde se sigue desahuciando sin ningún rubor, donde las clases privilegiadas se permiten dotarse de planes de pensiones multimillonarios, donde la corrupción se ha convertido en un estilo de vida, donde el estado de bienestar esta tan tocado que ya nunca volverá a ser el mismo, donde se ha hecho cargar el peso más importante de la crisis a la clase trabajadora, donde cada vez hay mas gente que vive en la calle, etc., etc.

Si esa es la buena dirección, el PP ha recogido muchos más votos de los merecidos. No solamente la crisis y la corrupción son las responsables del batacazo electoral. También habría que hablar de la tibieza que han tenido en combatirla; de aquel: “se fuerte Luis”; de haberse rodeado de personajes cómo Camps, Rita Barbera y Mata por ejemplo; del caso Gurtel; a la falta de regeneración en el partido; a tener el mejor ministro de cultura del mundo; habría que mencionar por supuesto la cobardía para jubilar a Esperanza Aguirre; al momentazo de Cospedal, explicando el despido en diferido de Barcenas; aquel “que se jodan” de Andrea Fabra referido a los parados; y de tantas y tantas cosas más…

Y encima, lo que más me molesta es que tiene la desfachatez de pedir a sus populares que sean más cercanos y comuniquen mejor con los españoles. Pues ahora, no nos debería de dar la gana, a ver si desaparecen del mapa político de una vez.

Decía que no iba a hacer cambios en el gobierno y que los resultados tan adversos son por culpa de la corrupción y la crisis Ahora que unos cuantos millones de sus ovejas, abandonan el rebaño…

Más de este autor

¡Bienvenido Siwar (Ongi etorri)!

Aylan murió ahogado en una playa turca, Siwar sin embargo ha nacido en el campo de refugiados de Al Zaatari (Jordania), el segundo más grande del mundo. En sus destinos, nunca estaría escrito que todo esto iba a suceder.

Opinión

Si San Tarsicio levantara la cabeza

No le preocuparía que en una de las esquinas de su calle, una mujer estuviera intentando ganarse unos euros, para dar de comer a sus hijos. San Tarsicio hubiera quitado ese cartel que echa las culpas a las putas de ensuciar las calles y hubiera mandado a los infiernos al chulo que vigila y que seguramente la maltratará si no consigue redondear una buena jornada de trabajo.

Opinión

Más en El Subjetivo

José María de Areilza

The Algorithm fights back

«The most seasoned technologists warn, in any case, that a digital future will have to be tackled from within an Internet different from the one we know; a fragmented or broken net, known in English as ‘splinternet'»

Zibaldone