Embraer pierde 215 millones de euros el primer trimestre

Economía y capital

Embraer pierde 215 millones de euros el primer trimestre
Foto: Ted S. Warren

La empresa brasileña Embraer, tercer mayor fabricante de aviones del mundo, ha perdido 1.276,5 millones de reales (unos 215 millones de euros) en el primer trimestre de 2020 por la pandemia de coronavirus y la fuerte depreciación del real frente al dólar, ha informado este lunes la compañía.

El resultado es casi ocho veces superior a las pérdidas que la compañía obtuvo entre enero y marzo del año pasado, 160,8 millones de reales o (algo más de 27 millones de euros). Embraer asegura que uno de los factores responsables de ese incremento de las pérdidas es la fuerte depreciación de alrededor del 30% del real brasileño frente al dólar durante los tres primeros meses del año. La crisis del coronavirus también ha tenido impacto, con la pérdida de 108,6 millones de reales (algo más de 18 millones de euros) en el valor de la participación de Embraer en el grupo Republic Airways.

La pandemia ha obligado a la firma a aumentar sus provisiones en 163,1 millones de reales (27 millones de euros) ante eventuales impagos de sus deudores. La compañía afirma en su informe de resultados que ha adoptado así «un abordaje más conservador en el contexto de la pandemia de COVID-19».

Embraer entregó en los tres primeros meses de 2020 cinco aeronaves comerciales y nueve ejecutivas y señaló que su cartera de pedidos firmes alcanzó los 14.300 millones de euros. No obstante, debido a la incertidumbre generada por la pandemia de COVID-19, el fabricante brasileño mantiene suspendidas, por el momento, «las estimaciones financieras y de entregas» previstas para este año

Embraer se encontraba en negociaciones con Boeing desde 2018 para crear una sociedad de riesgo compartido (joint venture), en la que la compañía brasileña le vendía el 80% de su división de aviones comerciales para formar una nueva sociedad controlada por el gigante estadounidense. Sin embargo, en abril pasado, Boeing puso fin a las conversaciones con Embraer, a la que acusó de «no cumplir las condiciones necesarias» dentro del plazo estipulado.

El fabricante brasileño insiste en su informe de resultados que «Boeing rescindió indebidamente» ese principio de acuerdo y que evalúa «todas las medidas posibles» contra la empresa estadounidense para resarcir los «daños sufridos», incluso a través de un proceso arbitral ya anunciado.