España continúa devolviendo menores a Marruecos a pesar de las críticas de las ONG

Por: EFE

Política y conflictos
España continúa devolviendo menores a Marruecos a pesar de las críticas de las ONG
Foto: Reduan Dris| EFE

El Ministerio del Interior ha devuelto este domingo a Marruecos al tercer grupo de quince menores no acompañados que llegaron a Ceuta hace casi tres meses, una decisión ante la que han reiterado sus críticas varias organizaciones porque consideran que se está haciendo con «irregularidades» y «sin garantías».

La denuncia: las organizaciones No Name Kitchen, Maakum Ceuta, ELIN, Fundación Raíces y Andalucía Acoge han asegurado en un comunicado conjunto que, en algunos casos, la repatriación se hace sin garantías porque varios menores habían designado a abogados para que les defendieran, pero no se les ha avisado, lo que les priva del derecho a recibir asistencia judicial.

«Volvemos a ser testigos de cómo se siguen llevando a cabo estas repatriaciones ilegales», han manifestado este domingo las diferentes oenegés, quienes han mostrado su preocupación por las «irregularidades» que se están cometiendo en el procedimiento con menores que estaban acogidos en el pabellón de Santa Amelia.

Entre esas irregularidades, destacan que «no se está garantizando el derecho a ser oído mediante la audiencia al menor, no se está garantizando la asistencia letrada, no se están teniendo en cuenta las circunstancias personales de cada niño, ni si se dan las condiciones necesarias para su protección en su país de origen».

Igualmente, también resaltan que  «no se está notificando a los niños las resoluciones que se están adoptando sobre ellos y, por tanto, no se les permite oponerse a la ejecución de unas repatriaciones forzosas y en contra de su voluntad».

La devolución de 45 menores en los últimos tres días está provocando que el nerviosismo continúe creciendo en los diferentes albergues provisionales habilitados por el Gobierno de la ciudad autónoma de Ceuta, donde se reparten alrededor de 700 menores.

Las repatriaciones han provocado que más de medio centenar de estos menores se hayan fugado de los albergues, como han confirmado tanto la Policía como varias organizaciones no gubernamentales.