España, el segundo país con mayor esperanza de vida de la OCDE

Sociedad

España, el segundo país con mayor esperanza de vida de la OCDE
Foto: INA FASSBENDER| Reuters

España es el segundo país de la OCDE con mayor esperanza de vida. Con los 83 años de media, España solo es superada por Japón, donde la esperanza media de vida se sitúa en 83,9 años, según un informe publicado este viernes por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Tras Japón y España se encuentran Suiza, Italia y Australia. Los primeros 25 países de la lista, la mayoría de los cuales son europeos, superan los 80 años de esperanza de vida, siendo Alemania el último de ellos con una media de 80,7 años.

Los países con la esperanza de vida más baja son India y Sudáfrica, con 68,6 y 57,4 años respectivamente. En el resto de países que se sitúan entre Alemania e India, la esperanza de vida se sitúa en torno a los 70 años.

El incremento del gasto sanitario, la mejora de la educación y el progreso económico han sido los factores que más han contribuido a elevar la esperanza de vida en los países desarrollados en las dos últimas décadas, explica el informe de la OCDE.

Entre 1990 y 2010, el gasto sanitario ha aumentado un 98%, lo que ha permitido elevar la media de la esperanza de vida en 42,4 meses en sus países miembros. A esto se suma una escolarización más completa, con un aumento del 10% en las personas que han finalizado los estudios primarios, y un crecimiento de los ingresos por habitante.

La reducción del tabaquismo y el alcoholismo han incrementado también la esperanza de vida. La reducción del 31% de fumadores diarios ha representado cinco meses de vida más para el conjunto de la población, mientras que la disminución del 8% de la cantidad de alcohol consumida por cada persona solo ha significado un aumento de la esperanza de vida de 0,4 meses.

A pesar de que el gasto sanitario es un factor clave para la esperanza de vida, las diferencias entre los países son notables, y existen países donde no hay una relación entre el gasto sanitario y la esperanza de vida, como Estados Unidos.