España en guardia por el tapón de refugiados en los Balcanes

Economía y capital

España en guardia por el tapón de refugiados en los Balcanes
Foto: Stoyan Nenov| Reuters

Taponar una frontera no impedirá que miles de refugiados busquen otras rutas alternativas para alcanzar su sueño. El preacuerdo entre Turquía y la UE y el cierre de la ruta de los Balcanes favorecen otras alternativas. España, en alerta.

Hungría y Bulgaria han «elevado la alerta» en su frontera con Rumanía ante la posibilidad de que el flujo migratorio se decante por acceder por Europa central. También crece el temor de que la migración irregular intente alcanzar el Viejo Continente a través de Albania y el mar Adriático. De esta forma, la presión recae sobre Italia. España también se podría ver afectado por esta alteración. El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, asegura que no pueden «bajar la guardia». Mientras, más de 19.000 personas están atrapadas en Idomeni, entre Grecia y Macedonia, y otras 430 permanecen en un lodazal entre Macedonia y Serbia.