España reduce el número de solicitudes de asilo aprobadas y solo concede el 5%

Política y conflictos

España reduce el número de solicitudes de asilo aprobadas y solo concede el 5%
Foto: Francisco Gentico

La tasa de aprobación de solicitudes de asilo en España descendió hasta el 5% en el año 2019, casi 20 puntos menos que en 2018 y muy por debajo de la media de la Unión Europea, que registra alrededor de un 30% de solicitudes favorables, según los datos publicados por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) en su informe Más que cifras.

Esta disminución de la aprobación de solicitudes se ha producido a pesar de la cifra récord de peticiones recibidas, un total de 118.264, más del doble que en 2018. Además, CEAR lamenta que “a pesar del refuerzo material y humano en la Oficina de Asilo y Refugio (OAR), la acumulación de expedientes pendientes de resolución siguió en aumento”. Según los datos del Ministerio del Interior, al final de 2019 habían alcanzado las 124.025.

Los países con más número de solicitudes de asilo a España fueron Venezuela, Colombia, Honduras, Nicaragua y El Salvador. De esta manera, el 80% de las peticiones fueron presentadas por personas procedentes de América Latina.

Sin embargo, CEAR destaca como avance respecto a años anteriores la concesión de 39.776 permisos por razones humanitarias, la gran mayoría a personas venezolanas, y “de forma muy residual” también a personas procedentes de Ucrania, El Salvador, Honduras y Colombia.

“La política de visados impuesta por España está determinando el perfil de los solicitantes de asilo en nuestro país, dificultando enormemente la llegada de nacionales de Siria, Yemen o Palestina, entre otros, al imponerles un visado de tránsito. De este modo, estas decisiones se convierten en la práctica en una herramienta selectiva de control de fronteras”, ha denunciado la directora de CEAR, Estrella Galán.

En general, CEAR considera que los datos no son buenos, pero” resultan particularmente alarmantes si enfocamos las denegaciones de asilo a las personas que huyen de Colombia o de los países donde impera la violencia de las maras«.