The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Rusia

España derrota a Irán con un gol solitario de Diego Costa y sembrando dudas

Última actualización: 20 Jun 2018, 10:01 pm CEST
Foto: SERGIO PEREZ | Reuters

La Selección Española ha derrotado a Irán por 1 a 0 en el segundo partido del Mundial de Rusia. Con esta victoria poco lograda con un solitario gol de Diego Costa, España se sitúa en primera posición con 4 puntos, los mismos que Portugal. El pase definitivo se decidirá en el encuentro contra Marruecos y con Irán todavía con vida en su último encuentro contra los lusos.

En la primera parte el dominio fue español, con un 80% de posesión. Pero las ocasiones no llegaban, las ideas en ataque seguían espesas. Isco y Silva combinaban con tanta facilidad como intrascendencia. Irán planteaba pocos retos en defensa y su lateral derecho y capitán, Hajsafi, se retiró por lesión a la media hora de juego.

Todo cambió en el segundo tiempo. España metió dos marchas más y los primeros minutos fueron un asedio. El primer aviso lo dio Sergio Busquets con un disparo desde la frontal del área que el portero acertó a despejar en dos tiempos. El arreón se vio eclipsado por una volea dentro del área del talentoso 10 iraní, Ansarifard, que pasó rozando la cepa del poste derecho de David De Gea. Dos minutos después marcó Diego Costa su tercer tanto del campeonato en una jugada extraña a la altura del punto de penalti donde el balón, tras un rechazo en una disputa, acabó entrando.

El combinado persa dio un paso adelante tras el golpe, con algunas ocasiones claras, jugando cada vez más cerca del área española. Los de Hierro calmaron los ánimos e Irán se vio con opciones: primero con un remate de cabeza que pasó cerca del palo y segundo con un gol que anuló el VAR por fuera de juego. A España le tembló el pulso y trató de retomarlo con largas posesiones. El gol estuvo a punto de llegar en una jugada de estrategia que Piqué, a un paso de la línea y con dos defensores acosándole, no acertó a culminar.

A 20 minutos del final, Hierro dio entrada a Koke, que sustituyó a Iniesta. Pero Irán siguió llegando a la portería española con cierta facilidad, España se asomaba al área contraria con más voluntad que determinación. El técnico malagueño apostó por Asensio y Rodrigo, que entraron por Lucas Vázquez y Diego Costa, para dar la vuelta a la situación. La decisión apenas influyó en el partido.

Finalmente, el gol de Diego Costa marcó un partido decepcionante, con una España que siembra dudas y un partido ante Marruecos que decantará el futuro en el torneo.