El Gobierno contempla una trampa parlamentaria para evitar cambios en la reforma laboral

El Gobierno contempla una trampa parlamentaria para evitar cambios en la reforma laboral: posponer sine cie el plazo de enmiendas para que decaiga sin cumplir su promesa.