The Objective
Publicidad
España

Casado promete lealtad a Feijóo pero lamenta la reacción «inédita» en su contra dentro del PP

En su discurso ante la Junta Directiva Nacional da por hecho que será el actual presidente de la Xunta quien le suceda en el cargo

Casado promete lealtad a Feijóo pero lamenta la reacción «inédita» en su contra dentro del PP

El todavía presidente del PP, Pablo Casado. | EP

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha prometido lealtad a Alberto Núñez Feijóo «para lo que decida hacer en el futuro» al frente de la formación y ha lamentado «todo lo que haya hecho mal» en la crisis interna por el caso del hermano de Isabel Díaz Ayuso, pero ha lamentado la «reacción» que ha tenido que sufrir y que le han obligado a echarse a un lado. Una situación que ha calificado como «inédita en nuestra historia democrática».

«Creo que no me lo merezco, ni se lo merecería ninguno de nosotros», ha proclamado Casado durante su intervención en abierto en esta Junta Directiva, que ha dado luz verde al Congreso extraordinario de la formación el 1 y 2 de abril en Sevilla.

En su discurso ante la Junta Directiva Nacional, ha trasladado su «lealtad y amistad» al presidente de la Xunta, dando por hecho que será Feijóo quien ocupe su lugar. «Siempre me ha brindado su lealtad y su amistad, las mismas que él recibirá de mí para lo que decida hacer en el futuro», ha dejado claro. En este sentido, le ha adelantado que podrá contar con él para cualquier cuestión que necesite «desde la prudencia y discreción».

Casado, al lado de Fraga, Aznar y Rajoy

«Tengo la conciencia muy tranquila, llena de agradecimientos, sin rencor ni frustración, me habéis permitido estar en la historia de España», ha sostenido, al mismo tiempo que ha querido mostrar agradecimiento a los suyos por permitirle estar al lado de Manuel Fraga, Jose María Aznar o Mariano Rajoy.

Casado ha hecho balance de sus casi cuatro años al frente del PP porque, según ha dicho, fue elegido presidente en primarias en medio de una situación «sin duda muy compleja, con el partido conmocionado después de la moción de censura y el espacio del centroderecha fracturado», así como con un PP que ocupaba la «tercera posición en las encuestas».

El hasta ahora presidente del partido ha subrayado que estos años no han tenido «ni un trimestre de tranquilidad» para poder trasladar su proyecto nacional por el goteo constante de citas electorales, así como «varias mociones de censura y ataques a la estabilidad» del partido «entre medias».

«A pesar de las dificultades, en este tiempo nos hemos volcado en defender el mandato del congreso nacional: devolver la ilusión a los militantes, renovar la organización sumando a los que se habían ido y defender la unidad interna para dar a todos su sitio, fueran conservadores, liberales o democratacristianos. Esa es nuestra gran familia política», ha aseverado.

Críticas al gobierno de Pedro Sánchez

Sin embargo, ha reconocido que «no es fácil tener en frente a un Gobierno» como el de Pedro Sánchez que «ha usado todo el poder del Estado contra la oposición y los consensos democráticos de la Transición y de la Constitución».

«Nunca habíamos tenido unos adversarios tan radicales y con menos límites, pero siempre hemos estado a la altura de nuestras responsabilidades con España», ha proclamado, para subrayar que el PP es un partido «de Estado» y ha actuado con responsabilidad en la pandemia, en las crisis migratorias y ahora en la guerra de Ucrania.

«No concibo la política sin la ética de la responsabilidad, sobre dos compromisos esenciales: la construcción de un proyecto político reformista, centrado y ganador, y la regeneración para recuperar la confianza de la sociedad en el buen nombre de nuestro partido», ha manifestado, para avisar que los principios «no sirven de nada» si no se atienen a ellos en «los momentos más complejos».

«Las manos blancas, los bolsillos limpios y el corazón enamorado de España»

«Siempre he hecho y haré lo mejor para el partido y para España, y ahora os pido que logremos un proyecto de unidad con el que salgamos fortalecidos y que no dediquemos ni un minuto más a hablar de nosotros sino de lo que necesitan urgentemente los españoles», ha requerido, para señalar que la responsabilidad del PP es «cambiar» al Gobierno de Pedro Sánchez cuanto antes y están «más cerca que nunca».

Casado asegura que cuando se presentó al congreso lo hizo «con las manos blancas, los bolsillos limpios y el corazón enamorado de España». «Y así seguiré a vuestra disposición, para ayudar en esta nueva etapa y para apoyar a quien la continúe», ha dicho, para concluir que ser presidente del PP es «un privilegio» que «honrará siempre».

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D