The Objective
Publicidad
España

Los sondeos del PSOE andaluz disparan el temor a un adelanto: «Espadas saca menos que Susana»

Fuentes socialistas contemplan un «adelanto inminente» al 12 de junio, en el «peor momento» para un PSOE en los 30 escaños

Los sondeos del PSOE andaluz disparan el temor a un adelanto: «Espadas saca menos que Susana»

El nerviosismo es notable en el PSOE andaluz. Los rumores de un posible adelanto electoral al mes de junio, aprovechando la ola del congreso extraordinario que encumbrará a Feijóo como líder del PP, ha disparado la tensión y el temor de los socialistas a que los comicios puedan llegar en el «peor momento» para su candidato, Juan Espadas, que se ha desinflado apenas ocho meses después de ser elegido secretario general de la federación mas numerosa de España. 

Según ha podido saber THE OBJECTIVE, las últimas encuestas del PSOE andaluz confirmaron los peores presagios: «Juan no llega al suelo de Susana». Traducido: Espadas obtendrá un nuevo fracaso histórico con un resultado inferior al obtenido por Díaz, cuyo sonado batacazo en 2018 se dejó 14 diputados y 7,5 puntos menos que en la anterior convocatoria, colocando al PSOE en el 28% de voto y los 33 escaños. 

El único consuelo al que pudo aferrarse la antaño todopoderosa baronesa del PSOE el 2 de diciembre del 2018 fue que seguía siendo primera fuerza electoral. Tres años y medio después, está descontada la pérdida de esa primera posición que los socialistas aspiraban a compensar al menos elevando el suelo psicológico de los 33 escaños que conllevó el desalojo del poder en su principal feudo histórico en cuatro décadas.

SUSANA ESPADAS 2
Susana Díaz y Juan Espadas antes de la proclamación del nuevo líder del PSOE andaluz.

Espadas, en los 30 escaños

Según confirman fuentes socialistas a THE OBJECTIVE, los últimos sondeos internos arrojaron tres escaños menos para Espadas que los obtenidos por Díaz, colocando al PSOE andaluz en los 30 parlamentarios. Un umbral que incluso se ha rebajado en alguna entrega anterior pero que «ha mejorado» en el último tracking interno, explican los socialistas sin descartar que la candidatura del PSOE coseche una cifra inferior a la treintena de escaños. 

El motivo se encuentra en la elección del calendario electoral. En el PSOE andaluz ha cundido el pánico al dispararse el rumor de un convocatoria electoral «inminente». Se habla del 12 de junio, para lo cual habría que disolver las cortes andaluzas el 19 de abril, 54 días antes según la Ley orgánica de Régimen Electoral General. Las fuentes socialistas consultadas se lamentan de que este es «el peor momento» para ellos porque la tendencia bajista de Espadas ha tocado fondo y Moreno Bonilla «no parece tener intención de posponer los comicios tras el verano». 

La única esperanza del candidato socialista era ganar tiempo: «Cuanto más tiempo pasa, más jugaría a nuestro favor». Y en el PSOE veían con satisfacción la convocatoria en octubre/noviembre porque coincide con el inicio escolar, para el que se están organizando protestas de diferentes plataformas educativas, que se sumarían a las sanitarias. «El tiempo visualizará el efecto de los recortes del PP y habrá un efecto acumulativo» al malestar generado por los recortes sanitarios, que esperaban que «corriera como la pólvora». 

FERRIZ Y ESPADAS
Junto a Ángeles Férriz en el Día de Andalucía.

La ‘purga’ de los fieles

El desánimo por la más que probable convocatoria electoral a junio, a juicio de los socialistas, se suma a los malos resultados que esperan para el conjunto de la izquierda y sus múltiples marcas electorales. «La división nos hará perder mucha fuerza porque incluso ganando votos perderemos escaños, facilitando que vayan a la derecha gracias a los restos en muchas provincias», explican los estrategas andaluces. Una tormenta perfecta por la cual sus socios a nivel nacional, Podemos y sus múltiples marcas -andalucistas, anticapitalistas- no tienen tampoco fuerza para garantizar una suma alternativa. 

Y ese baño de realidad ha caído sobre el candidato del PSOE como un jarro de agua fría. «Juan Espadas está muy nervioso. No se fía de nadie». Tanto que, según diversas fuentes del PSOE andaluz, ha prescindido de su equipo habitual de prensa y de sus más cercanos colaboradores. El primero de ellos, su jefe de prensa, Manolo Vargas, ha quedado relegado en las tareas que llevaba realizando desde sus tiempos en el Ayuntamiento de Sevilla. Vargas también realizaba las tareas orgánicas derivadas de la posición de Espadas como secretario general del PSOE andaluz. Y así lo hizo desde su victoria frente a Susana Díaz en junio de 2021 hasta hace «pocas semanas», en que «Espadas ha rescindido sus servicios» asumiendo sus funciones previas para el actual alcalde, Antonio Muñoz.

«Ya no se fía de nadie»

Su lugar lo ocupa Miguel Ángel Vázquez. Un perfil sorprendente habida cuenta que se trata del exportavoz de la Junta de Andalucía con Susana Díaz. El exsusanista reconvertido apoyó a Espadas en las primarias y, paradójicamente, fue desalojado por el propio Espadas cuando este tomó posesión de su escaño como senador. El puesto de designación autonómica que ocupaba obligó a Vázquez a abandonar la cámara alta en el mes de diciembre, siendo rescatado por Espadas para realizar sus tareas de prensa.

El abandono de sus fieles no se limita a un departamento ‘menor’ como el de prensa. También sus estrategas electorales han sido orillados, tanto a nivel técnico como político. Diversas fuentes socialistas describen cómo también ha ido apartando de su núcleo duro a las dos mujeres fuertes en Madrid: Ángeles Férriz, su portavoz en el parlamento andaluz y miembro del Comité Federal, y su inseparable María Márquez, miembro de la Ejecutiva de Pedro Sánchez por la cuota andaluza. «Ya no se fía de ellas, ya no están en la estrategia», relatan voces autorizadas.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D