The Objective
Publicidad
España

El Gobierno indulta a la expresidenta de Infancia Libre, condenada por secuestrar a su hijo

El Consejo de Ministros ha tomado esta decisión «atendiendo a las circunstancias de la condenada y de acuerdo a la información que obra en el citado expediente»

El Gobierno indulta a la expresidenta de Infancia Libre, condenada por secuestrar a su hijo

La expresidenta de Infancia Libre, María Sevilla (izquierda). | EP

El Gobierno ha concedido el indulto a María Sevilla Sánchez, expresidenta de Infancia Libre, que había sido condenada a una pena de prisión de dos años y cuatro meses por un delito de sustracción de menores.

Según publica este miércoles el Boletín Oficial del Estado (BOE), el Consejo de Ministros ha tomado esta decisión «atendiendo a las circunstancias de la condenada y de acuerdo a la información que obra en el citado expediente, concurren razones de justicia y equidad, a propuesta de la ministra de Justicia».

«Vengo en conmutar a doña María Sevilla Sánchez la pena privativa de libertad impuesta por otra de dos años de prisión, y conmutar la inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad por ciento ochenta días de trabajos en beneficio de la comunidad, a condición de que no vuelva a cometer delito doloso en el plazo de cuatro años desde la publicación del real decreto».

Las razones del indulto a María Sevilla

La Fiscalía apoyaba el indulto

La Fiscalía Provincial de Madrid remitió el pasado 9 de mayo un escrito al Juzgado de lo Penal número 2, encargado de ejecutorias, en el que informó estar a favor de la concesión del indulto parcial a la expresidenta de Infancia Libre.

Además, Sevilla solicitó el pasado 31 de diciembre un indulto ante el Ministerio de Justicia firmado por varias asociaciones feministas con la finalidad de librarse de entrar en la cárcel. Un mes después, el Juzgado de lo Penal número 2 denegó suspender su ingreso en prisión al no arrepentirse de los hechos.

Por ello, el Ministerio Público defendía rebajar la pena de cárcel y fijarla «exclusivamente» en dos años de prisión al considerar que se trata del primer delito por el que Sevilla ha sido condenada, aunque se opone al indulto total por la «contumacia en impedir la relación entre padre e hijo» y en «desoír las resoluciones judiciales dictadas que la obligaban a facilitar y restablecer dicha relación».

Miembros del Gobierno llegaron a defender la necesidad del indulto para Sevilla una vez fue detenida a pesar de las evidencias que apuntaban a que no existió abuso alguno y que la expresidenta de Infancia Libre había distorsionado la realidad para justificar sus acciones. La actual ministra de Igualdad, Irene Montero, aseguraba hace seis días que el caso de María Sevilla era una muestra de las «madres protectoras».

https://twitter.com/TheObjective_es/status/1529150710163578886?s=20&t=qYPzJirBEVsrRgSeL7WiWw

«Me da miedo mi madre»

Antes de emprender una huida junto a su pareja, la hija que tenían en común y el menor sustraído, Sevilla aseguró que su marido golpeaba al pequeño e incluso había cometido abusos sexuales en su contra sin aportar pruebas al respecto. Tras secuestrarlo y mantenerlo oculto por más de 11 meses en una finca sin ver el exterior más que en cortos paseos al anochecer, ahora se conocen algunos de los detalles de la investigación, que apuntan a abusos verbales y físicos por parte de la madre.

En unas declaraciones a las que ha tenido acceso el diario El Mundo, el menor aseguraba que su madre le daba «miedo», que le dolía cuando le llamaba «retrasado» o que en los meses de encierro «vivía como en una cárcel, sin amigos y sin estudiar».

En este periodo, Sevilla fue la encargada de educar al pequeño a pesar de no ser profesora ni haber ejercido la docencia de forma profesional en toda su carrera, por lo que le daba las lecciones con un rotulador sobre el cristal y aseguraba que a pesar de no haber sido nunca maestra «era la más lista de la clase». Las enseñanzas recibidas estaban imbuidas en una fuerte educación evangélica e incluso había llenado las paredes del hogar con pinturas evangélicas. «Llévate la Biblia», le dijo su madre mientras los evacuaban los agentes

Sobre la relación con su padre, el niño niega las acusaciones de abuso de Sevilla e incluso afirma sentirse «muy a gusto» a su lado. «No quiero que siga peleando por mí porque estoy bien con mi padre», llegaría a confesar, e incluso más tarde plantearía que el objetivo de su madre «es hacer daño a mi padre, pero no se da cuenta de que me hace daño a mí».

El padre del joven concedió una entrevista en la que pedía que el Gobierno no optase por la medida de gracia ante todo el daño que le había hecho a él y a su familia. «Sigue diciendo que yo soy Saúl, que creo que es el hijo del demonio, o algo así» explicaba.

Puede votar en esta encuesta

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Querido usuario,

Te pedimos disculpas, pero en las próximas horas nuestro sistema estará en mantenimiento. A partir del 14 de agosto tendrás nuevamente acceso a tu cuenta.

Estamos trabajando en mejorar tu experiencia de usuario, te esperamos de vuelta.

L M M J V S D