The Objective
Publicidad
España

Sánchez y Stoltenberg difieren sobre la defensa aliada de Ceuta y Melilla en caso de ataque

El presidente del Gobierno y el máximo responsable de la OTAN exhiben distintos puntos de vista sobre el estatus de ambas ciudades autónomas para los aliados

Sánchez y Stoltenberg difieren sobre la defensa aliada de Ceuta y Melilla en caso de ataque

Pedro Sánchez y Jens Stoltenberg | EP

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, han mostrado este jueves distintos puntos de vista sobre el alcance de la defensa que otorgaría la Alianza Atlántica a Ceuta y Melilla en caso de un ataque externo a ambas ciudades autónomas.

El máximo responsable de la OTAN ha subrayado que la cumbre de líderes celebrada en Madrid ha servido para reafirmar el compromiso común para proteger a los diversos Estados miembros pero ha apuntado que la activación del artículo 5, por ejemplo en caso de riesgo para Ceuta y Melilla, requeriría de una «decisión política».

Preguntado expresamente por la hipotética protección de ambos enclaves, el exprimer ministro noruego ha insistido en que la OTAN protege a todos sus aliados frente a amenazas, pero ha recordado que la activación de la cláusula de defensa colectiva no es automática.

En este sentido, ha señalado que depende de una «decisión política», asumiendo que es el Consejo del Atlántico Norte, el principal órgano de toma de decisiones dentro de la Alianza, el que debería decidir si el bloque responde o no a hipotéticos ataques sobre ambas plazas norteafricanas.

La defensa de Ceuta y Melilla, garantizada a ojos de Moncloa

Sánchez, por su parte, ha sido más vehemente al subrayar que el nuevo concepto estratégico «deja bien claro» que los aliados defenderán hasta «el último centímetro» de territorio aliado que fuese atacado por un país tercero. «Así lo hemos entendido siempre», ha insistido en rueda de prensa tras recordar que durante los 40 años de presencia de España en la OTAN no se ha planteado nunca este debate, «más artificial que real», sobre la protección de Ceuta y Melilla.

El Gobierno de Sánchez enfatizó este miércoles que la defensa de las ciudades de Ceuta y Melilla estaba garantizada ante un ataque externo con la inclusión de un párrafo en el nuevo concepto estratégico de la OTAN de once páginas, en el que se subraya que se defenderá «cualquier centímetro del territorio aliado» y se protegerá «la soberanía y la integridad territorial de todos los aliados para prevalecer contra cualquier agresor», dejando así claro que la delimitación la marca el orden constitucional de cada país.

Fuentes gubernamentales señalaron al respecto en que por primera vez se introduce en un plan estratégico de la OTAN la integridad territorial y la soberanía «de los aliados», cuando hasta ahora era un compromiso más difuso ya que en los documentos aliados como el de Lisboa de 2010 se hablaba en genérico sobre la territorialidad o soberanía «aliada».

Para Moncloa, por tanto, se borra cualquier duda sobre la protección de Ceuta y Melilla por parte de la OTAN, aunque desde el Gobierno no tenían «la menor duda» de su cobertura legal ya antes de esta referencia, si bien las palabras de Stoltenberg difieren en su alcance. A su juicio, es «jurídicamente más preciso» hablar de integridad territorial de los aliados, lo que aseguran que no ha generado ningún debate en el seno de la Alianza.

«Si bien la OTAN es una alianza defensiva, nadie debería dudas de nuestra fortaleza y determinación para defender cualquier centímetro de territorio aliado, preservar la soberanía e integridad territorial de todos los aliados para prevalecer contra cualquier agresor», se indica en el punto 20 del concepto estratégico. Eso sí, no se menciona de forma específica a Ceuta y Melilla.

Stoltenberg ya recordó el lunes en una rueda de prensa desde Bruselas que el artículo 6 del Tratado del Atlántico Norte define «el ámbito geográfico» que cubre «las garantías de defensa colectiva» si alguno de los aliados es atacado por un país tercero y requiere la ayuda del resto de socios de la OTAN invocando el 5.

El secretario general de la OTAN incidió en que el citado artículo 6 enumera aquellos territorios que están incluidos en EuropaNorteamérica o las islas «bajo la jurisdicción de cualquiera de las partes en la zona del Atlántico Norte por encima del Trópico de Cáncer». Tanto Ceuta como Melilla se encuentran geográficamente en África y por ello, no les alcanza ese paraguas. Es lo mismo que le ocurre a las Malvinas, un territorio británico en el Atlántico sur que reclama para sí Argentina y que se encuentra por debajo del Trópico de Cáncer.

Las palabras de Stoltenberg ya enfriaron las expectativas creadas por el Gobierno de Sánchez, que sí consideraba que la redacción del documento ampara a Ceuta y Melilla. En todo caso, si hubiese un ataque externo contra ambas plazas norteafricanas -Marruecos sería ese hipotético país-, España debería convencer a los aliados para que le ayuden frente a la agresión, pues la redacción del concepto estratégico no garantiza una respuesta automática de los socios de la OTAN, como indicó el político noruego.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D