The Objective
Publicidad
España

Borràs lamenta el boicot al minuto de silencio del 17-A, pero justifica a los manifestantes

La expresidenta del Parlament ha señalado que «estuvo fuera de lugar» y ha asegurado que solo saludó a quienes pedían «saber la verdad»

Borràs lamenta el boicot al minuto de silencio del 17-A, pero justifica a los manifestantes

La expresidenta del Parlament Laura Borràs saluda a los manifestantes que boicotearon el homenaje del 17-A. | Kike Rincón (Europa Press)

La actuación de la expresidenta del Parlament y líder de Junts per Catalunya, Laura Borràs, durante el homenaje a los afectados por el 17-A le ha valido el reproche de gran parte de la clase política nacional. Ante la oleada de acusaciones en su contra, la política independentista ha querido desligarse de quienes interrumpieron el minuto de silencio y ha asegurado que la acción «estuvo fuera de lugar», aunque a renglón seguido ha justificado a quienes se manifestaron con carteles a pocos metros de los familiares de los fallecidos.

El homenaje a las víctimas de los atentados de Barcelona de 2017 quedó empañado cuando un grupo de radicales independentistas decidieron boicotear el acto portando pancartas y rompiendo el minuto de silencio con pitadas y gritos demandando «saber la verdad» o acusando al Estado de «asesino». Estas acciones condenadas por todos los partidos recibieron el apoyo de Borràs en el momento de producirse, ya que se acercó a ellos para saludarles y apoyar su causa.

En una entrevista en Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, ha garantizado que tanto ella como los dirigentes y simpatizantes de Junts hicieron «escrupuloso y respetuoso silencio» durante el minuto de silencio, en el que un hombre exclamó Les vamos a dar un pequeño susto a los catalanes y Estado español asesino.

Ha explicado que unos 20 minutos después del homenaje saludó a un grupo de personas que llevaban carteles con lemas Exigimos responsabilidades y Queremos saber la verdad y que asegura que no tenían nada que ver con el hombre que gritó, al que ha dicho que no saludó: «No encontrará ningún vídeo donde yo haya saludado a esa persona».

«Que hubiera un centenar de personas que exigieran saber la verdad responde al hecho de que ya hace cinco años y hay muchos interrogantes. Familias y víctimas quieren esclarecer los hechos, y no solamente ellos, una sociedad que ha vivido estos hechos tiene que poder saber qué ha pasado», ha manifestado Borràs.

Al ser preguntada por la persona que discutió con una de las víctimas tras el homenaje, ha expresado que «las víctimas son siempre sagradas y los actos a las víctimas también», y ha manifestado que este miércoles era un día en el que las víctimas eran las protagonistas, en sus palabras.

Borràs quiere ir al Parlament

Por otra parte, Borràs ha afirmado que seguirá acudiendo al Parlament pese a que la Mesa la suspendiera a finales de julio después de que se la haya enviado a juicio, y ha asegurado que seguirá haciendo su trabajo desde Junts.

«Que la presidencia del Parlament haya quedado suspendida es un hecho gravísimo, la ocupe quien la ocupe. Que el resultado de las urnas fuera 52% de los votos para el independentismo y que esto no se vea traducido en las personas que hemos recibido este encargo, esto es lo que nos tiene que preocupar extraordinariamente», ha asegurado.

Únete a la discusión
También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D