The Objective
Publicidad
España

Bal impuso en Cs el voto a favor de la 'ley del solo sí es sí' en contra del criterio de Arrimadas

La presidenta y su ‘número tres’ chocan en el Congreso tras pedir varios diputados ‘naranjas’ que se admitiese el error de votar junto a PSOE y Podemos

El polémico voto a favor de Ciudadanos a la ley del solo sí es sí ha provocado la primera crisis de confianza entre Inés Arrimadas y su portavoz adjunto en el Congreso de los Diputados, Edmundo Bal, y «fuertes tensiones» en los últimos días dentro del grupo naranja en la Cámara baja, según coinciden varias fuentes parlamentarias a THE OBJECTIVE.

Bal y la portavoz de Igualdad, Sara Giménez, impusieron su tesis de que Ciudadanos tenía que votar a favor de la ley promovida por Podemos en contra del criterio inicial de Arrimadas y otros parlamentarios de Cs. La presidenta esgrimió antes de verano los riesgos de unir los votos naranjas al PSOE y Podemos en una ley «instrumentalizada» por la izquierda y con lagunas jurídicas como la que se ha conocido en los últimos días y que ha llevado a varias excarcelaciones y reducciones de pena a condenados por delitos sexuales.

Tanto Arrimadas como otros diputados naranjas, que eran escépticos con la ley del solo sí es sí, aceptaron finalmente los argumentos técnicos y jurídicos de Bal y Giménez, lo que llevó a Ciudadanos a unir sus votos con los partidos de la coalición de gobierno. En la tramitación parlamentaria hubo enmiendas tanto en el Congreso como en el Senado, pero ninguna de ellas era la disposición transitoria que hubiera bloqueado el efecto jurídico que se ha producido en los últimos días.

Bal se niega a que el partido pida perdón

Una vez que se conocieron los primeros casos de excarcelaciones y disminuciones de penas de cárcel, dentro del grupo parlamentario de Cs hubo voces que pidieron que el partido admitiese en público su error, a lo que Bal y Giménez se negaron. Se pactó una fórmula de compromiso que expuso la portavoz de Igualdad en sus redes sociales, pero que no contentó a todos. «Defienden la ley a muerte y se enrocan en la discusión de que tiene cosas buenas, cuando lo único que vemos es que los condenados se están beneficiando de ella», critica una de las fuentes consultadas por este periódico tras el «hilo eufemístico» de Giménez.

Bal es la voz más autorizada dentro de Ciudadanos en cuestiones legales por su formación jurídica como abogado del Estado. Desde que estalló la polémica, Bal ha defendido la forma en la que se tramitó y aprobó la reforma del Código Penal contemplada en la norma impulsada por Irene Montero ya que, en general, «sube las penas y aclara las dudas doctrinales y jurisprudenciales».

Arrimadas Bal Ciudadanos Alsasua
Inés Arrimadas y Edmundo Bal junto a otros dirigentes de Ciudadanos en un acto en Alsasua. | Foto: Eduardo Sanz (EP)

«La Comisión General de Codificación que propuso esta reforma, que fue la que se llevó al Congreso, la hicieron personas de una reconocidísima solvencia. Y en algunos casos, supone una rebaja, sí. Pero en otros, una subida de las penas. Por ejemplo, una condena exigua como la de la Manada por una violación grupal ya no se dará jamás. Ni tampoco en casos de sumisión química o de violación de personas con discapacidad», aseveró Bal en declaraciones a este medio cuando se conocieron las primeras rebajas de prisión a agresores sexuales.

El ‘número tres’ de Ciudadanos siempre ha defendido ante sus compañeros de bancada naranja que, «aunque parezca mentira», la ley fue impulsada desde las filas del PP tras la sentencia en el caso de la manada en 2016 y que los miembros de la citada comisión fueron promovidos durante el Ejecutivo de Mariano Rajoy sin que luego quedasen apartados después de la moción de censura.

Por ello, Bal considera que la ley del solo sí es sí contiene elementos positivos, al elevar las penas en violaciones grupales como los de la Manada o en casos de sumisión química, y que el voto a favor de Ciudadanos en la citada ley «descolocó», a su juicio, tanto al PSOE como a Podemos. «También a alguno de nosotros», replican las citadas fuentes.

«Es evidente que el ‘sí’ de Cs a la ley no estuvo bien. Su posición iba en contra de la voluntad expresa de algunos diputados, incluida Arrimadas, y al final él (Bal) impuso su criterio», añade un compañero de la bancada naranja con cierto malestar. El señalado, por su parte, niega que haya habido tensión dentro del grupo parlamentario por este asunto a preguntas de este periódico.

La vicealcaldesa de la capital y coordinadora de Ciudadanos en Madrid, Begoña Villacís, ya indicó la pasada semana que su formación apoyó en el Congreso esta ley por ser «el mal menor», aunque añadió a continuación que como jurista su posición personal era «negativa» a la norma y que los resultados que se estaban viendo «eran los esperables».

Por lo tanto, se alejó de los planteamientos de Bal. Lo mismo que Arrimadas, quien en privado ha exteriorizado la primera divergencia conocida con su ‘número tres’ en el partido. «Hasta ahora, habían tenido algunas diferencias de criterio. Edmundo es más posibilista a la hora de buscar pactos con el Gobierno, mientras que Inés cree que ya no hay que acordar nada con Sánchez», apunta una persona cercana a la presidenta de Ciudadanos.

El PP cargó con dureza la semana pasada contra Ciudadanos por dar su apoyo a la controvertida ley de solo sí es sí. Lo hizo con una composición fotográfica en la que situó a Arrimadas junto a los socios de investidura de PSOE y Podemos… pero evitó meter en el mismo saco al PNV, cuyos diputados también votaron a favor de la ley impulsada por el Ministerio de Igualdad.

Fuentes naranjas consultadas por THE OBJECTIVE mostraron su indignación con el partido de Alberto Núñez Feijóo por repartir culpas de esta forma tan selectiva. «Feijóo parece que no quiere molestar a su socio preferente», subrayaron ante la ausencia de un representante del PNV en dicha composición fotográfica.

La formación naranja se ha encontrado en una situación incómoda desde que empezó el goteo de rebajas de penas y excarcelaciones de condenados por delitos sexuales. En su momento, Bal y sus compañeros justificaron su apoyo al conseguir que se eliminase de la norma el modelo de consentimiento sexual que proponía Podemos y al que se había opuesto el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

El partido de Arrimadas se mostró satisfecho con la redacción final de la ley porque se suprimió la distinción entre abuso y agresión sexual prevista en el actual Código Penal. También, al no criminalizarse a los locales en los que se ejerce la prostitución de manera «libre y voluntaria» para así evitar que las prostitutas se quedasen en una situación de «mayor vulnerabilidad», según señaló la diputada y portavoz de Igualdad de este partido, Sara Giménez.

No todos los parlamentarios naranjas estuvieron de acuerdo. La ya exsenadora andaluza María Ponce arremetió la semana pasada contra la dirección nacional de su antiguo partido. «¿Se entiende ahora? Abandoné la militancia de Ciudadanos para no verme obligada a votar a favor de la Ley del #SoloSiesSi en el Senado. Me di de baja y voté en contra», señaló sobre la votación que hubo en la Cámara alta el pasado 19 de julio.

Ponce se quejó, en conversación con este periódico, de que Ciudadanos no se plantease «ni siquiera la abstención» en la citada ley de Montero, cuando esta chocaba con el principio de igualdad ante la ley que siempre ha defendido la formación centrista. También lamentó que la norma pusiese en cuestión la carga de la prueba contando con experimentados juristas como Bal. «Los principios de Cs, lo que prometimos defender, no tenía nada que ver con esto. Y ahora ¿quién lo explica?», se preguntó en su cuenta de Twitter ante la decisión que se adoptó.

El diputado autonómico asturiano y miembro de la corriente crítica Somos Cs, Sergio García, también hurgó en la herida de esta votación de su partido. «¿Y todavía la dirección de Ciudadanos se plantea no someter a votación de los afiliados la dirección política del Partido?», inquirió en sus redes sociales ante la intención de Arrimadas de crear una bicefalia, al estilo del PNV, con una dirección organizativa y otra política.

También te puede interesar
Publicidad
MyTO

Crea tu cuenta en The Objective

Mostrar contraseña
Mostrar contraseña

Recupera tu contraseña

Ingresa el correo electrónico con el que te registraste en The Objective

L M M J V S D