The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Francia

Europa aprueba la portabilidad de contenidos en línea como Netflix o Spotify

The Objective
Última actualización: 13 Dic 2018, 6:56 pm CEST
Foto: Kim Hong-Ji | Reuters/File

El pleno del Parlamento Europeo (PE) ha dado luz verde este jueves a la portabilidad transfronteriza de contenidos digitales en línea, entre las que se encuentran las suscripciones a plataformas audiovisuales como Netflix o musicales como Spotify. Esta nueva regulación forma parte de un conjunto de iniciativas propuestas por Bruselas para impulsar un verdadero mercado único europeo de contenidos digitales. Se espera que el fin del roaming, el próximo 15 de junio, sea un incentivo para que los europeos aumenten el consumo de estos servicios cuando viajan a otros países.

Estas nuevas medidas permitirán a los consumidores que se hayan suscrito o hayan comprado contenidos digitales en internet en su país de residencia acceder a estos a través de su teléfono móvil, tableta u ordenador cuando se encuentren temporalmente en otro país de la Unión Europea.

La nuevas reglas, acordadas en febrero entre la Comisión, el Parlamento y los estados miembros y que entrarán en vigor dentro de nueve meses, se aplicarán a los servicios en línea de contenidos a los que se accede mediante una suscripción de pago. Los servicios en abierto, como los de los canales públicos, se beneficiarán de la regulación si verifican el país de residencia de sus suscriptores.

Los actuales obstáculos a la portabilidad de servicios de contenidos en internet se derivan del hecho de que los derechos de transmisión de contenido con derechos de autor, como obras audiovisuales o eventos deportivos, suelen tener licencias ligadas a un territorio. No obstante, las nuevas normas garantizarán "igual acceso" desde otros países de la UE a contenidos "adquiridos legalmente" o a los que se está suscrito en el país de residencia, "cuando se esté presente de forma temporal en otro estado miembro".

Para evitar posibles abusos, los proveedores "verificarán el país de residencia de los suscriptores", una comprobación que deberá ser conforme a las normas de protección de datos de la UE, según ha asegurado el parlamento.

España y Francia han defendido ante el Parlamento la importancia de que las suscripciones se hagan en el país de origen con el fin de garantizar la compensación a los autores y evitar que los consumidores paguen por servicios en los Estados miembros donde sean más baratos.