The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

Estados Unidos

Facebook reconoce un error en el sistema de protección de contraseñas

Foto: Marcio Jose Sanchez | AP Images

Facebook ha admitido este jueves que ha guardado de forma accidental las contraseñas sin encriptar de millones de usuarios. Desde la compañía han asegurado que el problema se ha resuelto y que avisarán a todos los usuarios cuyas contraseñas han sido visibles.

Los sistemas de seguridad de la plataforma están diseñados para ocultar las contraseñas y hacerlas ilegibles hasta para los trabajadores de la empresa. El error, detectado durante una revisión de seguridad rutinaria en enero, ha permitido que dichas contraseñas fueran visibles en los sistemas de la compañía.

"Estas contraseñas nunca fueron visibles para nadie fuera de Facebook y, hasta la fecha, no hemos encontrado evidencia de que alguien haya abusado internamente o accedido indebidamente a ellas", ha explicado el vicepresidente de Ingeniería, Seguridad y Privacidad, Pedro Cabahuat, en el blog de la empresa. 

"No hay nada más importante para nosotros que proteger la información de las personas, y seguiremos haciendo mejoras como parte de nuestros continuos esfuerzos en materia de seguridad", ha asegurado Cabahuat.

Inteligencia artificial imperfecta 

La compañía también ha reconocido que su sistema de inteligencia artificial para detectar contenido no permitido "no es perfecto". Así lo ha comunicado el vicepresidente de Gestión de producto de Facebook, Guy Rosen, tras la retransmisión del atentado terrorista del pasado viernes en dos mezquitas de Nueva Zelanda, que se cobró la vida de 50 personas. 

El ataque fue retransmitido en directo a través de la red social y se reprodujo unas 4.000 veces antes de que Facebook pudiera retirarlo por primera vez. Posteriormente, miles de usuarios intentaron volver a subir el vídeo hasta en un millón de ocasiones. 

En el blog de la compañía, Rosen ha reconocido que el sistema de detección "no es perfecto", aunque, ha destacado, se ha logrado un "progreso masivo en muchas áreas en los últimos años" en materia de inteligencia artificial.

"La inteligencia artificial se basa en datos de entrenamiento, lo que significa que necesita miles de ejemplos de contenido para que pueda detectar ciertos tipos de texto, imágenes o vídeos", ha explicado el vicepresidente de la compañía, quien ha encontrado ahí la razón del error en el caso del atentado de Nueva Zelanda.

Rosen también ha manifestado la especial dificultad que supone distinguir contenidos como el ataque de otros "visualmente similares, pero inocuos", en referencia a las retransmisiones en directo de partidas de videojuegos.

Youtube también recibió una avalancha de vídeos del atentado. La compañía ha asegurado que tuvo retirar "decenas de miles" de su plataforma, en un fenómeno que "no tiene precedentes tanto por su escala como por su rapidez", informa Efe.