The objective

Today

Información verificada al momento

Información verificada al momento

España

Febrero de 2020, el más cálido y seco en España de los últimos 55 años

EFE
Foto: ALVARO BARRIENTOS | AP

El mes de febrero ha sido en su conjunto extremadamente cálido, con una temperatura media sobre España de 11,5 grados, y seco, con una precipitación media de nueve litros por metro cuadrado, lo que le convierte en el febrero más templado y escaso en precipitaciones desde 1965.

El balance de este mes, elaborado por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y conocido este viernes, resalta que, con una temperatura media tres grados superior a lo normal, iguala a febrero de 1990, aunque en esta ocasión las máximas han sido más altas.

Durante todo el mes las temperaturas máximas diarias se han situado en valores por encima de los normales, siendo especialmente elevadas para la época del año durante los cuatro primeros días del mes y entre los días 21-25.

Las temperaturas mínimas también han estado por encima de los valores normales todo el mes salvo los días 19 a 21; en las Islas Canarias destacan las elevadas temperaturas, tanto máximas como mínimas, que se registraron durante el episodio de calima de los días 22 a 25, debido a una intensa irrupción de polvo sahariano con fuertes vientos de componente este.

La Aemet subraya que en "35 observatorios principales la temperatura media resultó la más alta para un mes de febrero" desde el comienzo de la serie, y en 31 observatorios principales la media mensual de las temperaturas máximas diarias fue la más alta de la serie.

Respecto a las precipitaciones, febrero ha sido también extremadamente seco, con una media de nueve litros por metro cuadrado, valor que tan solo representa el 17% de lo normal, que es de 53 litros por metro cuadrado.

Con la información disponible, Aemet señala que este mes ha sido el más seco desde 1965, seguido de los meses de febrero de 1997, 2000 y 1990, todos ellos con una precipitación mensual inferior a 15 litros por metro cuadrado. Durante el mes no hubo ningún episodio destacado por intensidad o abundancia de las lluvias, y tal fue la escasez de precipitaciones que en un 72% de los observatorios principales la precipitación acumulada fue inferior a cinco litros por metro cuadrado, y solo en un 16 por ciento superó los 10 litros.

El número de días de niebla, por el contrario y como consecuencia de la persistencia de las condiciones anticiclónicas, superó el valor normal en más del 60% de los observatorios sobre todo en Galicia, Guipúzcoa, Madrid y ambas mesetas, e incluso en Ceuta y Melilla.