Ferrovial y Acciona se adjudican la nueva torre de control del aeropuerto de Lima

Economía y capital

Ferrovial y Acciona se adjudican la nueva torre de control del aeropuerto de Lima
Foto: Ferrovial

La operadora de los aeropuertos peruanos, (Lima Airport Partners) ha adjudicado a un consorcio formado por las empresas españolas de infraestructuras Ferrovial y Acciona y la peruana JCC la construcción de la nueva torre de control del Aeropuerto Jorge Chávez, de Lima. El proyecto se enmarca dentro de la ampliación del aeródromo e inicialmente había sido adjudicado a la española FCC (que acordó rescindir el contrato en 2018).

La torre, una de las infraestructuras más costosas de toda la operación de ampliación, medirá 65 metros de altura, estará hecha de hormigón armado y pilares de acero y entrará en funcionamiento previsiblemente en 2022. Ninguna de las compañías ha detallado, eso sí, el presupuesto de la construcción.

Además de la torre en sí, que ocupará 1.700 metros cuadrados de superficie, la adjudicación contempla que el consorcio construya también «otros 1.500 metros cuadrados de edificios auxiliares para alojar las instalaciones operativas, las que consideran un Centro de Regulación y Transformación, un edificio de extinción de incendios, un edificio de control de fauna, subestación eléctrica, redes externas de abastecimiento y saneamiento de agua», informa Acciona.

Para Ferrovial, este contrato supone su entrada en el mercado peruano y «refuerza la apuesta de Ferrovial por Perú en un tipo de obra en el que cuenta con una dilatada experiencia», destaca la empresa, que en el pasado ha construido torres de control de aeropuertos como el de Adolfo Suárez-Madrid Barajas, El Prat (en Barcelona) o Chopin (Varsovia).