Frida, la perra rescatista que se convirtió en un símbolo en los terremotos de México, se jubila con honores

Esta labrador rubia se retira del servicio activo después de 10 años para dedicarse a labores de entrenamiento

Por: The Objective

General
Frida, la perra rescatista que se convirtió en un símbolo en los terremotos de México, se jubila con honores
Foto: RONALDO SCHEMIDT

Frida, la famosa perra rescatista de la Armada Mexicana, se ha jubilado con honores después de 10 años de servicio. Durante la tragedia de los terremotos de México de 2017, que dejaron más de 400 muertos, esta labrador rubia se convirtió en un símbolo del esfuerzo de las tareas de rescate.

En una ceremonia presidida por el almirante Eduardo Redondo, subsecretario de la Marina, la Armada despidió a esta «integrante muy especial» en el Día del Rescatista. «Tenemos claro que aunque el mundo se rompa a pedazos, invariablemente sabemos que ellos van a estar ahí, los rescatistas, seres de cualidades excepcionales», ha dicho Redondo. 

Frida recibió los aplausos y un juquete de retiro antes de entregar el característico uniforme, compuesto por un chaleco, cuatro botitas y gafas, que ha utilizado durante una década para poder moverse por los escombros y que el humo y los objetos afilados no la dañen.

Desde cachorra, fue entrenada por la Armada de México para rescatar a víctimas de desastres naturales. Ha participado en misiones internacionales, como los terremotos de Haití y de Ecuador, de 2010 y 2016, y también en la explosión de la Torre de Pemex de Ciudad de México en 2013.

Su popularidad se disparó tras los terremotos del 7 y del 19 de septiembre de México, cuando trabajó buscando supervivientes en el derrumbe de la escuela Enrique Rébsamen, que causó la muerte 19 niños.

En su trayectoria, Frida ha encontrado a 12 personas con vida y ha hallado los cuerpos de otras 43. «En momentos de dolor y incertidumbre, trajo alivio. Frida encarna muchos significados de lo bueno que puede surgir en medio de una tragedia y de lo mucho que podemos hacer si trabajamos como una sociedad unida», ha señalado Redondo. 

Desde 2017, Frida apareció en televisión, el Estado de Puebla le dedicó una estatua de bronce, su imagen fue plasmada en sellos e incluso, desde enero de 2018, los escarpines que utilizó para recorrer los escombros se pueden ver en el Museo del Zapato de la capital mexicana.

Bajo la etiqueta #GraciasFrida, las autoridades mexicanas han distribuido fotografías y vídeos de agradecimiento a la can.

Frida se retira del servicio activo, pero no deja de trabajar con la Armada Mexicana. A partir de ahora se dedicará a las labores de entrenamiento, para enseñar a los nuevos cachorros las tareas de rescate.

La razón por la que se utilizan estos animales en las misiones de rescate, así como en la detección de explosivos o de drogas, es por su agudo sentido del olfato.

«Frida, como marino naval, has enaltecido el nombre de nuestra institución, has cumplido tu misión con honor, has unido el corazón de México, buena mar y mejores vientos a nuestra querida Frida», se despedía Redondo.