Un fuerte terremoto deja al menos ocho muertos en el norte de Japón

Mundo ethos

Un fuerte terremoto deja al menos ocho muertos en el norte de Japón
Foto: JIJI PRESS

Al menos ocho personas han perdido la vida y 40 continúan desaparecidas a causa del terremoto, de magnitud 6,6 en la escala de Ritcher, que este jueves ha azotado el norte de Japón, según ha anunciado el canal público de televisión NHK.  El sismo, que ha causado numerosos corrimientos de tierra, ha tenido lugar a unos 62 kilómetros al sudeste de Sapporo, la capital de la región de Hokkaido, al norte de la isla, tan sólo dos días después de que el tifón Jebi provocara importantes daños en la región occidental de Osaka. Es la primera vez que un terremoto en Hokkaido alcanza tal intensidad desde que Japón comenzó a registrar su escala sísmica en 1996.

Horas después se ha producido una réplica de 5,3 en la zona, además de varios temblores secundarios. En la localidad de Atsuma, donde 39 personas se encuentran desaparecidas, un corrimiento de tierra ha arrancado todos los árboles de una ladera y ha sepultado varias casas, como muestran unas fotografías aéreas difundidas por NHK. El medio de comunicación ha informado de un balance de al menos 125 heridos.

Los bomberos han evacuado a los habitantes de esa ciudad en un helicóptero, y cerca de 4.000 militares han sido desplegados en la región afectada para participar en las labores de rescate, número que se aumentará hasta en unos 25.000 soldados, ha anunciado el primer ministro, Shinzo Abe, tras una reunión de crisis.

Un fuerte terremoto deja al menos ocho muertos en el norte de Japón

Vista aérea de las viviendas dañadas por el terremoto en la ciudad de Atsuma, Hokkaido. | Foto: JIJI PRESS / AFP

«El temblor me despertó poco después de las tres de la madrugada. Encendí la luz, pero se apagó justo después», ha relatado Akira Fukui, un habitante de Sapporo. «Hubo una sacudida repentina, extrema. La sentí de forma lateral durante mucho tiempo, se detuvo y volvió a temblar. Tengo 51 años y nunca había vivido algo así«, ha declarado por su parte Kazuo Kibayashi, un responsable de la ciudad de Abira,»pensé que mi casa iba a derrumbarse, todo estaba patas arriba», ha recordado. «Mi hija, que está en el instituto, estaba aterrada».

La compañía eléctrica Hokkaido Electric Power ha estimado que unos 2,95 millones de hogares se han quedado sin electricidad tras el terremoto debido a la interrupción de la actividad de todas las centrales de la región. El ministro de Industria, Hiroshige Seko, ha indicado que las instalaciones eléctricas retomarán el suministro de forma progresiva y ha agregado que no se han detectado anomalías en ninguna instalación.

El seísmo también ha afectado al correcto funcionamiento de transportes ferroviarios y aéreos. El aeropuerto de Sapporo Chitose ha tenido que cerrar y ha anulado todos sus vuelos, según ha informado la agencia de prensa Kyodo.

 

Las autoridades niponas han alertado del riesgo de nuevos seísmos. «Las fuertes réplicas se producen a menudo en los dos o tres días siguientes», ha hecho saber Toshiyuki Matsumori, encargado de la vigilancia de tsunamis y sismos en la Agencia Meteorológica (JMA, por sus siglas en inglés). «El riesgo de derrumbes de viviendas y de corrimientos de tierra puede haber aumentado en las zonas que sufrieron fuertes sacudidas», ha declarado en rueda de prensa. «Pedimos a la población que preste atención a la actividad sísmica y a las precipitaciones, y que no se dirija a zonas peligrosas«.

Japón está situado en la intersección de cuatro placas tectónicas y cada año sufre casi el 20% de los seísmos más fuertes registrados en la Tierra. Los habitantes de la isla aún recuerdan lo ocurrido el 11 de marzo de 2011, cuando un terremoto de magnitud 9,1 causó un tsunami que dejó más de 18.500 muertos y provocó un grave accidente en la central nuclear de Fukushima.