The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

5 series para ver si te terminaste (otra vez) 'La casa de papel'

Ha tenido una segunda y exitosa vida en Netflix, pero si ya la acabaste y tienes más ganas de tensión y confinamiento, te recomendamos otras series que pueden ayudarte con el mono.

 

La serie española sobre un elaborado robo en la Casa de la Moneda ha vivido una segunda vida muy exitosa en Netflix. Su reconocimiento se ha disparado y es un suceso en países latinoamericanos e incluso en la propia España, entre espectadores que no la vieron en su primera emisión en Antena 3. 

La serie, que tiene sus defectos (y muchos), se ha ganado a la audiencia y aunque sea demasiado larga y con episodios finitos (aunque ya se anunció que habrá tercera temporada en 2019), quienes están obsesionados con ella llegan al final se quedan con ganas de más… así que mientras llegan nuevos episodios, aquí proponemos cinco series que pueden llenar el vacío que dejan estos ladrones y su complicado plan.

The Nine

The Nine suma ladrones, rehenes y un atraco que no es lo que parece. Imagen vía ABC.

The Nine

Duró poco, pero tenía puntos interesantes. Nueve personas sin conexión alguna quedan atrapadas en un robo de un banco y son rehenes durante 52 horas y sobreviven a la muerte de varios de los secuestrados y secuestradores. La vuelta a la vida normal no es fácil y lo que pasó durante el robo, que se ve en pocos y confusos flashbacks durante el paso de los episodios, no es tal vez lo que parece. No solo tiene el componente de robo y secuestro, sino las consecuencias posteriores… y también tiene la ventaja de tener una sola temporada, por lo que se puede ver sin problema.

Prison Break

Prison Break sufría de una premisa imposible para una serie, pero su primera temporada es genial. | Imagen vía FOX.

Prison Break

Tal vez la referencia más clara, no sólo por desarrollarse en un espacio confinado y contener un plan elaboradísimo y en exceso complicado (en este caso implica un mapa de la cárcel tatuado en todo el cuerpo), sino porque además tiene una premisa que dificulta el mismo hecho de ser una serie (un robo y un escape son historias finitas, por eso en su mayoría se cuentan en cine y no en TV). La trama es sencilla: un hombre comete un crimen para ser recluido en la misma cárcel que su hermano, de donde planea sacarlo. En fin, que la primera temporada de esta serie es genial y ya luego… pues no tanto. Pero si quieren sentir emoción, tensión, suspenso y confinamiento este es el lugar.

Hostages

Hostages es otra que no pensó a largo plazo, pero que tiene bastante emoción. | Imagen vía CBS.

Hostages

Basada en un drama israelí, esta serie sufre del mismo problema que Prison Break y La casa de papel… la premisa es finita en sí misma y eso limita su capacidad de desarrollo. Pero en fin, se trata de una doctora (Toni Collete) que es elegida para operar al presidente de Estados Unidos (en la versión original es el primer ministro israelí) y la noche antes recibe una visita no muy agradable: la de un equipo de secuestradores liderado por un ex agente del FBI que toma a su familia como rehenes y le exige a la médico que mate al presidente durante la cirugía.

Orange is the New Black

OITNB ya estrenó el 27 de julio su sexta temporada. ¿A qué esperas? | Imagen vía Netflix.

Orange is the New Black

Sí, aquí no hay robos o planes elaborados, pero hay confinamiento y complejas relaciones entre prisioneras y entre guardias. La dinámica de OITNB puede haber ido cambiando con las temporadas y el tono haberse perdido entre el humor y situaciones realmente dramáticas, pero lo cierto es que como en La casa de papel aquí nuestros amigos son los delincuentes y en el fondo queremos que triunfen… y todos los episodios de la sexta temporada están frescos en Netflix.

 

Homeland

Si vamos a relaciones conflictivas, no hay una más complicada que la de Carrie y Brody. | Imagen vía Showtime.

Homeland

Otra que está un poco lejos, pero no tanto. Aquí lo que tiene de similar es el tema de las relaciones complicadas entre gente que no debería enamorarse. En La casa de papel están Tokio y Río, dos ladrones muy diferentes y que no deberían haberse juntado porque su amor pone en peligro el plan, y Denver y Mónica, ladrón y rehén. En Homeland, por lo menos en sus excelentes comienzos, una agente de la CIA está convencida de que un soldado dado por muerto y recién rescatado de años de secuestro por parte de terroristas se ha convertido en uno de ellos y es un peligro para la seguridad nacional… y claro se enamora de él. En fin, que es la definición más clara de “no decides de quién te enamoras” y drama hay para todos, pero también tensión, suspenso y giros inesperados.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.