7 películas y una serie donde los viajes acaban mal
Foto: Midsommar | Vicky Cristina Barcelona | Nosotros

Cultura

7 películas y una serie donde los viajes acaban mal

En 2020 muchas personas no tendrán vacaciones o tendrán una versión descafeinada. Estas películas te quitarán las ganas de irte vacaciones

por Fátima Elidrissi

En 2020 muchas personas no tendrán vacaciones o tendrán una versión algo descafeinada. Para dejar de pensar en viajes de ensueño, recopilamos siete filmes y una serie donde los viajes y las escapadas de fin de semana salen mal, los psicópatas acechan en los lugares más insospechados y la violencia, en todas sus formas, nos rodea. Del thriller al terror, pasando por el drama romántico o la ciencia ficción.

 

Este verano las vacaciones se han convertido en una misión imposible. Entre las restricciones causadas por la crisis del coronavirus, el teletrabajo y la conciliación familiar o, simplemente, que hasta septiembre no llega para muchos el ansiado descanso, la playa, la montaña o la escapadita rural son un sueño de Instagram. Eso si en algún momento pueden disfrutarse. Para animar la espera o la ausencia, y (solo por esta vez) regodearse un poco con el sufrimiento ajeno, recomendamos un puñado de viajes audiovisuales que terminan fatal.

1. Tiburón (1975)

En tiempos de pandemia, proliferan las relecturas del primer blockbuster de Steven Spielberg. Recordemos. La cinta comienza cuando el escualo del título ataca a una joven, momento en el cual el jefe de policía sugiere cerrar las playas. Pero el alcalde de la localidad costera de Amity, a punto de comenzar la temporada alta, prefiere ocultar el suceso. Cuando un pescador caza a un enorme tiburón tigre el problema parece resuelto, pero un biólogo marino advierte que ese no es el monstruo que buscan. Y vuelve a recomendar el cierre de las playas sin éxito. Evidentemente, los ataques se suceden, esta vez a la vista de todos, ante la consternación del alcalde, que tratando de proteger la principal fuente de ingresos de la ciudad, el turismo, termina causando más víctimas y más pérdidas. Moraleja: escuchen a los expertos y no pongan los intereses económicos por delante de las personas.

2. Vicky Cristina Barcelona (2007)

Cuando los amores de verano pasan por la pluma de Woody Allen, el resultado puede ser desastroso. Vicky (Rebecca Hall) y Cristina (Scarlett Johansson) son dos jóvenes estadounidenses que van a Barcelona a pasar unas vacaciones. Vicky es sensible, racional y pronto se casará con su prometido, mientras que la apasionada Cristina busca aventuras. En la ciudad condal conocen a Juan Antonio (Javier Bardem), un conocido pintor que mantiene una tempestuosa relación con su ex mujer, María Elena (Penélope Cruz). A partir de aquí se suceden todas las combinaciones románticas posibles, salpicadas de engaños, ataques de celos, intentos de suicidio e incluso disparos.

3. Desafío total (1990)

En el año 2084 el obrero Doug Quaid vive obsesionado por un sueño que todas las noches lo transporta a Marte junto a una misteriosa mujer. Para intentar desentrañar este misterio, Quaid decide acudir a Rekall, una compañía especializada en implantar falsos recuerdos que le ofrece la oportunidad de viajar virtualmente al planeta rojo gracias a un fuerte alucinógeno. Pero la droga que le suministran hace que sus verdaderos recuerdos afloren y que todas las personas que le rodean, incluida su mujer, intenten matarlo. En conclusión, ni siquiera implantándote el recuerdo la escapadita idílica funciona. Pero con Arnold Schwarzenegger y Sharon Stone en pantalla, y Paul Verhoeven en la dirección, el desastre resulta altamente entretenido.

4. Funny Games (1997 y 2007)

Terror psicológico y sadismo por partida doble. Aunque Michael Haneke asegure que Funny Games es una película, o mejor dicho dos, sobre la influencia de la violencia en la sociedad. Porque el director filmó la cinta original en su Austria natal en 1997 para, una década después, grabarla plano a plano es un remake estadounidense. La sinopsis: Anna, Georg y su hijo Georgie van a pasar las vacaciones a su casa de verano a orillas de un lago. De repente, dos jóvenes educadísimos, que se alojan en casa de los vecinos, se presentan para pedir que le presten algunos huevos. Tras romperlos en repetidas ocasiones y negarse a dejar su casa, golpean a George con un palo de golf sin perder la sonrisa y los buenos modos. Y empiezan a torturarles. ¿Por qué? Se trata, simplemente, de un juego: al día siguiente, les dicen, todos estarán muertos.

5. Nosotros (2019)

Si en Déjame salir Jordan Peele ya nos sorprendió gratamente con la terrorífica visita de un joven afroamericano a la familia de su novia blanca, en su segunda cinta apuesta por otro infierno vacacional en un encantador entorno. La sinopsis de Nosotros: Adelaide Wilson es una mujer que vuelve al hogar de su infancia en la costa junto a su marido, Gabe, y sus dos hijos. Después de un tenso día en la playa con sus amigos, Adelaide y su familia vuelven a la casa y descubren la silueta de cuatro figuras cogidas de la mano frente a su vivienda. Cuando se acercan descubren que son exactamente iguales que ellos.

6. Midsommar (2014)

Tras debutar con otra contundente aproximación al género en Hereditary, Ari Aster sorprendió con este luminoso festival del terror. La historia: una pareja estadounidense que no está pasando por su mejor momento acude con unos amigos al Midsommar, un festival de verano que se celebra cada 90 años en una aldea remota de Suecia. Estas vacaciones de ensueño poco a poco se convierten en una oscura pesadilla cuando los misteriosos aldeanos del lugar les invitan a participar en sus perturbadoras actividades celebraciones. Todo bañado por la intensa luz de un lugar donde nunca se pone el sol.

7. Hostel (2005)

Si te empalaga el posthorror, nada mejor que repasar la filmografía de Eli Roth y acercarse a un clásico contemporáneo como Hostel. En este caso, tres mochileros que viajan por Europa en busca de sexo conocen en Ámsterdam a un joven que les habla de un hostal eslovaco donde los huéspedes pueden tener sexo con hermosas mujeres. Raudos, viajan hasta allí y pronto satisfacen sus deseos, pero pronto llegan las desapariciones, torturas y asesinatos. Gore en estado puro y el inicio de una franquicia que ya consta de tres películas.

8. Caminantes (2020)

Cuenta José A. Pérez Ledo, creador de ficciones sonoras de éxito como El gran apagón y Guerra 3, que lo verdaderamente raro no es que él haya escrito una serie de terror ambientada en el Camino de Santiago. Es que nadie lo hubiera hecho antes. Su idea: un grupo de jóvenes desaparece mientras realiza el Camino de Santiago y, dos semanas después, la policía encuentra unas mochilas con los teléfonos móviles donde han grabado la pesadilla que han vivido. Caminantes, la primera serie española de Orange, utiliza con astucia todas las herramientas del género de terror, empezando, como El proyecto de la bruja de Blair, con el recurso del metraje encontrado. Lo que llevó al director, Koldo Serra, a grabar toda la serie con teléfonos móviles.

Fátima Elidrissi

Periodista freelance. Colabora con El Mundo y The Objective. Sus pasiones son la televisión, el cine, la literatura y el teatro.