7 series buenrollistas para reconciliarse con el mundo y disfrutar viendo la tele
Foto: La extraordinaria playlist de Zoey| HBO

Cultura

7 series buenrollistas para reconciliarse con el mundo y disfrutar viendo la tele

Romances imperfectos, historias costumbristas en la campiña inglesa, insoportables millonarios que terminan siendo mejores personas o un inocente entrenador dispuesto a conquistar a todos con su bondad. Porque a veces uno quiere sentarse en el sofá y simplemente sentirse bien contemplando una historia con final feliz, a continuación recomendamos un puñado de series tan encantadoras y optimistas como disfrutables

por Fátima Elidrissi

Con la llegada del verano, el descenso de la incidencia del coronavirus y la relajación de las restricciones, la atención que antes dedicábamos a la televisión se ve reducida frente a los muchos planes en exteriores que, por fin, podemos realizar. Pero entre terrazas y escapadas, siempre apetece ver una serie que te alegre el día, una comedia entrañable donde las cosas salen bien, pequeños conflictos rurales con su moraleja o inspiradoras fantasías musicales.

Para seguir disfrutando de la ficción entre los rayos del sol y huir de los trágicos thrillers invernales, recopilamos siete propuestas encantadoras, bondadosas y confortables para volver a sonreír.

Feel Good (Netflix)

Pues si una serie lleva escritas sus intenciones en el título, esa es Feel Good. Mae Martin es la creadora, guionista y protagonista de esta dramedia semibiográfica sobre una comediante, la propia Mae, que después de una de sus actuaciones conoce a George (Charlotte Ritchie). La conexión es inmediata, enseguida están viviendo juntas y, de repente, se dan cuenta de que no se conocen. Pues Mae evita hablar de sus pasadas adicciones y las dificultades que afronta para mantenerse sobria. Y George, que nunca había salido con una mujer, oculta a su familia y amigos su relación.

En primer lugar, es de agradecer que en este imperfecto romance protagonizado por una pareja lésbica el foco de los conflictos no sea, justamente, su homosexualidad. Pero además, Feel Good, una producción de la británica Channel 4 distribuida internacionalmente por Netflix, muestra la realidad de una pareja LGTB con naturalidad y espontaneidad, logra hablar del trauma desde una perspectiva tierna y sincera, y reinventa, a su manera, un género como la comedia romántica, comenzando donde, normalmente, acaban estas historias: cuando surgen los problemas. 

Ted Lasso (Apple TV+)

Los nostálgicos de Friday Night Lights, más culebrón que comedia, encontrarán en Ted Lasso la serie deportiva que estaban esperando. Y el resto, un inspirador relato sobre el poder del amor. Ahí es nada. Resumiendo, Ted Lasso es un entrenador de fútbol americano que, después de hacer campeón a un equipo terrible, decide probar suerte con en el fútbol inglés. Aunque no tenga mucha idea de cómo se juega a eso. La afición, los jugadores y los vecinos reciben al ingenuo entrenador con escepticismo o, directamente, con rechazo, pero el adorable personaje de Jason Sudeikis consigue conquistarlos a todos con su amabilidad. 

Todas las criaturas grandes y pequeñas (Filmin)

Una serie sobre la vida de dos entrañables veterinarios (que luego terminan siendo tres) y su ama de llaves ambientada en la campiña inglesa en los años 30 y 40 solo puede hacernos sentir bien. Porque los paisajes son para enmarcar, aunque trabajen en granjas todos visten de manera impecable y a menudo aparecen animalitos adorables. Esta nueva adaptación de los libros de James Herriot a cargo de Channel 5 es una serie reconfortante que te abraza con sus historias amables y sus bondadosos personajes al tiempo que te recuerda, al estilo de las fábulas, el valor del esfuerzo y la honestidad, la necesidad de cerrar las heridas y seguir adelante o la importancia de pedir ayuda y apoyarse en los demás. Todos los actores están fantásticos, pero merece una mención aparte la interpretación de Tricki Woo, el perro pequinés de la señora Pumphrey, y sus artimañas para evitar que le pongan a dieta.

Luimelia (Atresplayer Premium) 

Luimelia ha demostrado que es posible reinventar y actualizar una serie diaria (o telenovela) como Amar es para siempre con una propuesta valiente, honesta y fresca. Porque Atresmedia y Diagonal TV decidieron aprovechar el tirón que tuvo el romance entre Luisita (Paula Usero) y Amelia (Carol Rovira) en las redes sociales de España y parte del extranjero para crear una serie a su medida. Por un lado, se llevaron la ficción desde 1977, cuando la homosexualidad todavía estaba penada en nuestro país, al presente. Y por otro, transformaron el formato en una comedia de episodios de menos de 10 minutos. 

El resultado del experimento es que ya en 2020 la historia de amor de Luisita y Amelia vuelve a comenzar mientras estas jóvenes millennial disfrutan de las libertades y posibilidades que ofrece la sociedad actual, y también afrontan los escollos que aún permanecen. Tres temporadas después, y con una cuarta ya en producción que volverá a mutar hasta los 30 minutos por episodio, Luimelia ha hablado de feminismo y del movimiento LGTB en la era Tinder, ha jugado con el mockumentary situando una de sus historias en el plató de Amar eternamente, ha hecho guiños y ha jugado con su fiel audiencia.

Schitt’s Creek (Movistar+)

Eugene Levy, actor conocido por interpretar al Sr. Levenstein en la saga American Pie, y su hijo Dan Levy tenían una idea para una serie que, tras ser rechazada por todas las cadenas estadounidenses, encontró un hogar en la canadiense CBC. La premisa: cuando los Rose pierden toda su fortuna se ven obligados a vivir en la única propiedad que queda a su nombre, Schitt’s Creek, un pueblo que el padre, Johnny Rose, había regalado a su hijo Daniel dos décadas antes porque el nombre, que suena como mierda en inglés, le hacía gracia. La millonaria familia, que antes no compartía ni la Navidad, tendrá que aprender a convivir en dos habitaciones conjuntas de un motel, y adaptase a la vida y costumbres de los pintorescos lugareños. 

Hablando de comedias inspiradoras con final feliz, los constantes choques entre los Rose y sus vecinos no solo serán una fuente de carcajadas para los guionistas, sino una oportunidad para transformar a sus personajes en mejores personas. Después de seis temporadas, la serie fue reconocida en los premios Emmy con 15 nominaciones, conquistando nueve galardones, entre ellos mejor serie, guion, director y premios para los cuatro actores: los mencionados Levy, Catherine O’Hara como la madre, Moira Rose, y Annie Murphy en el papel de su hija, Alexis Rose.

The Bold Type (Netflix) 

En una revista femenina de Nueva York, tres amigas compaginan el trabajo y el amor con la vida en la Gran Manzana. Detrás de una premisa tan sencilla se esconde una oda a la amistad entre mujeres donde estas jóvenes deseosas de triunfar se dan de bruces con la realidad. Ellas son Jane (Katie Stevens), una redactora que quiere escribir sobre política, pero cuyo primer encargo para Scarlet es stalkear a su ex novio y escribir sobre su experiencia. Sutton (Meghann Fahy), asistente que aspira a trabajar en el departamento de moda de la revista que mantiene un romance secreto con miembro de la junta directiva por miedo al qué dirán. Y Kat (Aisha Dee), responsable de las redes sociales que se enfrenta al acoso virtual y a sus propios privilegios mientras descubre la enorme atracción que siente por una artista musulmana.

Los conflictos entre lo que quieres y lo que tienes, lo que deseas y lo que realmente puedes conseguir, y las concesiones que estás dispuesto a realizar alimentan esta serie de Freeform creada por Sarah Watson e inspirada en la vida y la carrera de la ex editora jefe de Cosmopolitan, Joanna Coles. La ficción acierta, además, al llevar la historia al presente y mostrar, entre tuits y escarceos amorosos, cómo estas jóvenes buscan sus propias voces en la realidad post #MeToo. Aunque peque de inocente e idealista (sobre todo en el retrato de esa revista y su redacción), The Bold Type es divertida, conmovedora y ellas, claro está, siempre van vestidas divinamente.

La extraordinaria playlist de Zoey (HBO España)

Para rematar, una serie musical. Zoey (Jane Levy), una programadora de San Francisco, descubre que tiene un extraño poder: la capacidad de escuchar los pensamientos más íntimos de las personas que la rodean como canciones y números musicales. Desde los sentimientos más obvios, que expresan canciones como Help de los Beatles, a intercambios más profundos, como la posibilidad de comunicarse con su padre afectado de una enfermedad degenerativa. Con una banda sonora cargada de éxitos donde suenan temas de Whitney Houston, The Rolling Stones, Miley Cyrus, Andrea Bocelli o Jesucristo Superstar, a medida que avanzan los capítulos los temas sirven para mostrar cómo es Zoey y el mundo que la rodea. Entretenida, y sorprendente La extraordinaria playlist de Zoey es una refrescante sorpresa de NBC disponible en HBO España.

Fátima Elidrissi

Periodista freelance. Colabora con El Mundo y The Objective. Sus pasiones son la televisión, el cine, la literatura y el teatro.