Mundo ethos

Adam Rippon, el nuevo héroe de la América orgullosa

Estados Unidos tiene un nuevo héroe. Adam Rippon, el patinador abiertamente gay que ha conseguido una medalla en Pyeongchang 2018.

por The Objective

Estados Unidos tiene un nuevo héroe. Pero uno diferente, con un orgullo distinto. No lleva capa, sino lentejuelas. Y no corre, pero vuela sobre el hielo. Él es Adam Rippon, el patinador que ha conseguido una medalla de bronce en la categoría en equipos en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang de 2018. Se ha convertido en el primer medallista olímpico estadounidense abiertamente gay. Pero su tolerancia, espontaneidad y trabajo duro le han valido para ganar mucho más.

Desde su participación en los Juegos Olímpicos de Invierno, Rippon ha ido al programa de Ellen DeGeneres, donde enamoró a la presentadora y aseguró que no pensaba tener ni la mínima conversación con el vicepresidente de EEUU, Mike Pence. Ha sido felicitado por estrellas del mundo de la música y el cine, se ha convertido en una inspiración para jóvenes LGTB y no LGTB. Su último éxito pronunciar un discurso en Los Ángeles para Human Rights Campaign. Lo que él mismo calificó como uno de los momento más relevantes de su vida.

 

 

En ese discurso, Rippon revela como desde pequeño estaba muy preocupado por lo que la gente pensara de él. Preocupado porque los demás juzgaran su forma de vestir, de caminar, de hablar, sus maneras. El patinador confiesa que vivió durante años con miedo. Miedo de que los demás lo consideraran débil, de que la comunidad LGTBQ no lo aceptara por ser «demasiado gay» o incluso, «demasiado» él mismo. El medallista relata como a lo largo de toda su vida se ha sentido solo, depresivo, frustrado por creer que nunca iba a encontrar el sitio al que pertenecía. «Estaba viviendo mi vida asustado. Entonces recordé la cita que dice: ‘¿Cómo vivirías tu vida si no tuvieras miedo?’. Y me pregunté: ¿qué haría entonces? Así que tomé la decisión de vivir sin miedo, de no preocuparme por lo que los demás pensaran sobre mí. Empecé a ser verdaderamente yo. Esta es la decisión más importante que he tomado nunca«.

Contexto