The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Las alpargatas (no) son (solo) para el verano

Foto: Poal Marino, Cessy Red y Buba Terracota | Naguisa, Gaimo y Alohas

Alpargatas, espadrilles, espardenyes, esparteñas… si la nomenclatura del zapato de yute es variada, sus usos son infinitos.

Este zapato que anuncia la llegada del verano y hoy nos lo ponemos para eventos tan formales como una boda, o tan informales como un día de playa, ha formado y forma parte del traje típico de diferentes regiones de la Península Ibérica, sur de Francia y algunas zonas de América.

Calzado en su origen atribuido a las clases obreras y al ejército, hoy es un básico en el armario de hombres y mujeres de todas las edades y profesiones. Pero si crees que todas las espadrilles son iguales y que te compres las que te compres no te van a durar más de un verano, es que quizá no hayas dado con unas buenas alpargatas. Nosotros te damos tres propuestas hechas a mano y en España:

Las alpargatas (no) son (solo) para el verano 2

Un par de las 'basic' de Alohas en la playa. | Imagen vía Alohas.

Alohas y Apoint

Seguramente conozcas Alohas por sus modelos Gladiator, Ibiza o Vegas. De yute y piel, “las Alohas son más que unas sandalias, son un estilo de vida ligado al ideal del “endless Summer (verano infinito)” nos cuenta Laura Lamarca, responsable de PR de Alohas. Y esto, el verano, es precisamente lo que persigue esta marca que nació en 2015 en Honolulu, Hawaii, de la mano, o más bien, de los pies de Alejando Porras.

Todo empezó cuando este emprendedor de Barcelona se paseaba en menorquinas por Hawaii y los locales, al ver sus zapatos, le preguntaban cómo conseguir unos iguales. Satisfizo la demanda con oferta y, vista la gran acogida, decidió darle un giro al diseño de alpargata tradicional made in Spain. De hecho, toda su producción de espadrilles está en Elche, “en una de las pocas fábricas que producen a mano y donde también fabrican para Gucci o Chanel”, dice Lamarca.

Llegaron al gran público gracias a la colaboración con influencers en Instagram como Belén Hostalet, embajadora de la marca, Julie Siriñana o Leonie Hanne, pero fue el constante feedback de su comunidad de seguidores quienes les ha dado las claves para quedarse y crecer en el mercado del calzado de yute.

Tachuelas, punteras cuadradas, plataformas muy compactas, tiras entrelazadas que suben al tobillo, tonos terracota o grises son las tendencias de Alohas para esta temporada. ¿Los materiales? Además del yute y la piel presentes en la mayoría de sus modelos, han incorporado una colección de lo que ellos llaman “alpargatas veganas”, hechas de yute, lino y piel sintética.

Bajo el paraguas de la calidad Alohas está Apoint, la firma de calzado masculino que lanzaron en octubre de 2018. Misma calidad, mismos fabricantes y mismas materias primas, piel, yute y lino para confeccionar modelos frescos y ligeros. 

Las alpargatas (no) son (solo) para el verano 3

Naguisa Bemol Pink | Imagen vía Naguisa.

Naguisa

Si una ingeniera de producto y un arquitecto diseñan un zapato, atenderán al diseño, obvio, pero seguramente la funcionalidad será lo que prime en el resultado. Así son las alpargatas de Claudia Pérez Polo y Pablo Izquierdo López, dos jóvenes que se conocieron en la Escuela de Música de Salamanca cuando eran pequeños y años más tarde fundaron Naguisa en una granja de Sant Just Desvern (Barcelona).

Su proyecto tenía un propósito muy claro y del que no piensan desviarse: hacer zapatos que se adapten al pie de la mujer. “No tiene sentido que un zapato sea bonito si no puedes caminar con él. El diseño de Naguisa se ve, pero está sustentado en la comodidad y en una calidad que se siente nada más ponértelos”, dice María Zulueta, responsable de comunicación de Naguisa.

Por este afán de perseguir la comodidad, aunque también trabajan la cuña, la mayoría de sus diseños son planos, de piso sencillo de yute o doble piso. “Tanto uno como el otro incorporan un alza de dos centímetros de corcho que distribuye el peso en la pisada y evita el dolor de espalda”, nos cuenta Zulueta. La plantilla es de piel y lleva un acolchado de espuma viscoelástica que amortigua la pisada. “No nos guiamos por la tendencia para hacer zapatos”, asegura la responsable de comunicación, “de hecho, uno de nuestros zapatos más icónicos es el modelo SOC, un clásico de los más imitados”.

Sus diseños, fabricados a mano íntegramente en España, están confeccionados en yute y piel y, según la temporada, incorporan materiales como algodón, lino, pieles grabadas, laminadas que aportan textura al diseño. “Nuestro ADN es el yute, el gran aliado de la fabricación manual de calzado que nos aporta tradición y contemporaneidad, no entendemos una sin otra”.

Las alpargatas (no) son (solo) para el verano 8

Modelo 'Juana Taxi' de Gaimo. | Imagen vía Gaimo.

Gaimo

Llevan desde 1978 calzando los pies de mujeres y hombres de más de cuarenta países. Si le preguntamos a José Luis Iturriaga, gerente de Gaimo, qué caracteriza las alpargatas que hace, no duda: “La comodidad de nuestros diseños y la calidad que nos ha dado nuestra experiencia, así nos lo indica el mercado y nuestros clientes”. Calidad y diseño que no pasaron desapercibidos para clientes tan destacados como la reina Letizia o Rania Al-Yassin, reina de Jordania; firmas como Kenzo, para quien han fabricado zapatos, o para la diseñadora japonesa Tsumori Chisato, quien hace cerca de veinte años buscó en esta marca española la garantía que quería para la producción conjunta de alpargatas.

Algo tendrán estas espadrilles hechas en España que gustan tanto en Japón, “en China también tienen muy buena acogida, pero ahora que ellos también las fabrican ha bajado un poco la venta, aunque la calidad y los acabados no son los mismos que los nuestros”, dice Iturriaga.

Lino, pieles sin cromo, algodón, y este año también rafia. Los colores de esta temporada en Gaimo han sido el rosa, el caqui o estampados florales y animal print, “pero siempre están los clásicos, marinos o los modelos como las valencianas, que son los que más se llevan”, comenta el director de la empresa.

En alpargata masculina, el cliente de Gaimo prefiere el algodón más que la piel y sus modelos Leonardo o West encajan con el tipo de alpargata de siempre con un toque de sofisticación. 

Las alpargatas (no) son (solo) para el verano 4

Cardot Marino | Imagen vía Naguisa.

Cómo elegir unas alpargatas de calidad

Alpargatas hay muchas. De muchos diseños nuevos y otros clásicos repetidos en todos los materiales, texturas y colores. Sin embargo, podemos encontrar una gran diferencia de precios en modelos aparentemente iguales. A simple vista pueden parecernos idénticos pero, si te fijas en estos detalles, comprobarás que la diferencia de precio tiene una (o más) razón de ser:

Lo bueno se percibe a la vista: “Normalmente te entra por los ojos”, dice el gerente de Gaimo, “cuando algo es bueno y está bien hecho, se ve. Además, está el gusto por el diseño que tengan, que te agraden, que vayan con tu estilo”.

Made in Spain: “La fabricación que se hace aquí es un referente de calidad, se usan muy buenos materiales y están pensadas para que sean duraderas”, dice José Luis Iturriaga. 

Las alpargatas (no) son (solo) para el verano 6

Vegas Burgundy. | Imagen vía Alohas.

Montaje y acabados: “Cuando pasas la mano por el yute tiene que ser muy compacto. Si la alpargata es de piel, que sea de muy buena calidad, mira cómo está cosido y la ligereza del zapato”, dice la RP de Alohas.

“También ten en cuenta que el yute tiene un peso, si son sospechosamente ligeras es que están hechas de otro material y forradas en yute. Fíjate también en el vulcanizado, el caucho que lleva en la suela tiene que ser del grosor óptimo para que puedas caminar y no se desgaste rápidamente”, añade la responsable de comunicación de Naguisa.

El precio: “Si están hechas en España, esa calidad está sujeta a unos costes de Europa”, dice el director de Gaimo. “Si usas buenos materiales, trabajas con buenos fabricantes y quieres garantizar que sea un producto duradero, tienes que asumir que eso va a tener un precio”, añade Laura Lamarca.

Un zapato pensado para caminar: “Cuando metes el pie en un buen zapato, notas la calidad rápidamente. Un calzado de buena confección, con materiales de primera calidad y pensado desde la funcionalidad hacen que esa elección sea idónea para calzarte cómoda todo el verano”, nos cuentan desde Naguisa.

Las alpargatas (no) son (solo) para el verano 7

Modelo Global Sang. | Imagen vía Gaimo.

Mantenimiento

Unas buenas alpargatas están pensadas para que puedas andar con ellas todo el verano y, dependiendo del uso que le des, tu manera de andar o cómo las cuides, te durarán sin problema varias temporadas. Para conservarlas ten en cuenta estos tres puntos:

Nada de agua en el yute. El yute no se lleva bien con la humedad, así que no las laves. Si se te mojan, sécalas con mucha paciencia al sol.

Corta o quema los hilos que salgan. Unas buenas espadrilles están bien compactadas, así que no se te saldrán los hilos de la suela, pero si eso te pasa, corta —o quema— el hilo que sobresale.

Un paño húmedo o agua y amoniaco. Para limpiar la plantilla donde apoyas el pie, usa un paño húmedo. Para limpiar el resto del zapato (menos la parte de yute), puedes aplicar con un cepillo de dientes amoniaco disuelto en agua. Si la suciedad es superficial, usa un trozo de crepé.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.