The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Cómo reírse del miedo y entender la ansiedad con Amalia Andrade

Foto: Fundacion Telefonica | .

La periodista, escritora y dibujante colombiana publica en España Cosas que piensas cuando te muerdes las uñas, un compendio de ilustraciones, relatos autobiográficos y ejercicios prácticos para comprender y tratar de superar nuestros miedos.

.

“A los más jóvenes les diría que nunca se van los monstruos, pero uno se puede hacer amigo de ellos”, aseguró Amalia Andrade (Cali, 1986), periodista, escritora e ilustradora colombiana que esta semana visitó Madrid para presentar en el Espacio Fundación Telefónica su libro Cosas que piensas cuando te muerdes las uñas, recién editado en España por Temas de hoy. Convertida en ídolo millennial y consejera juvenil online al otro lado del charco, sus cifras en las redes sociales hablan por sí solas de sus devotos fans. En Twitter supera los 31.000 seguidores. En Instagram tiene 167.000. Pero es que, además, es un fenómeno editorial con más de 400.000 copias vendidas de sus tres libros:  Uno siempre cambia al amor de su vida (por otro amor o por otra vida), el mentado y Tarot magicomístico de estrellas (pop).

Cómo reirse del miedo 1

Encuentro en Fundación Telefónica. | Foto vía Fundación Telefónica.

En Cosas que piensas cuando te muerdes las uñas, la autora trata de explicar, con muchas historias y testimonios reales, ilustraciones y humor, qué es el miedo: cómo funciona, cómo se adueña de nosotros y cómo nos persigue desde la infancia. Su experiencia personal con la ansiedad se mezcla, de este modo, con las vivencias de sus seguidores en las redes sociales, listas de canciones o películas, así como ejercicios prácticos, que van combinando diferentes tipografías, estilos y tonos siguiendo el modelo de su biblia infantil: La guía para la vida de Bart Simpson. “Era en un formato con muchos chistes, cosas en serio, lleno de dibujos y me impactó mucho. Estudiando literatura siempre me gustaron mucho los escritores que se acercaban a la literatura desde el juego y me interesaba mucho generar diferentes estratos de lectura”, comentó en este sentido al tiempo que mencionaba Obra abierta de Umberto Eco y Especies de espacios de Georges Perec.

Andrade asegura que este libro nació con la intención de ayudar a los demás y demostrarles que no están solos en su lucha, y tras exponer sus razones, invita a los lectores a realizar un examen de autoevaluación miedística para, a continuación, sumergirlos en el relato más autobiográfico. Todo esto en apenas 20 páginas. “Mi miedo y mi ansiedad tienen que ver mucho con que yo soy adoptada. Hubo alguien que no me quiso, yo fui abandonada y cuando me lo dijeron, con cinco años, empecé a tener miedo a que mi mamá se muriera”, confesó. Este miedo fue mutando desde su asma infantil hasta los vómitos, propios y ajenos. Y a medida que crecía la lista se ampliaba: cruzar la calle, los aviones, las enfermedades… hasta que su propia vida la desbordó.

Cómo reírse del miedo y entender la ansiedad con Amalia Andrade

Ilustración de Amalia Andrade.

“La ansiedad tiene mucho que ver con el control: uno quiere sentirse en control con su vida, su historia, y eso conecta conmigo misma porque yo quería ser escritora para contar mi historia”, afirmó para añadir: “Es importante a la hora de enfrentarnos a nuestros miedos revisar nuestra historia. A muy pocas personas les gusta ver el miedo de frente, pero es lo que nos salva también”, añadió. Ella lo hizo y sobrevivió.

La ansiedad es el miedo al miedo

Entrando en materia, Andrade afirmó: “Lo que pasa con el miedo, que a mí me parece maravilloso, es que es muy paradójico. El miedo hace que a nosotros nos de miedo hablar de nuestros miedos por miedo a que ese miedo se haga realidad. Es una cárcel cuyos barrotes no son de acero, sino que son de un material que hemos alzado nosotros y muestran el poder de nuestra cabeza para esclavizarnos”. Así pues, “la ansiedad es el miedo al miedo”, un trastorno que te paraliza, te bloquea y te impide continuar con tu vida.

El problema, aseguró, es que las enfermedades mentales siguen estando muy estigmatizadas, de modo que como sociedad apenas hablamos de ellas y muchas veces no somos capaces ni siquiera de reconocerlas. “Yo fui al médico durante años y le decía: tengo mareos, me pesa la cabeza, estoy enferma, ¡tengo cáncer! Y lo único que me mandaban era vitamina b12 en vez de decirme, vaya a un psiquiatra. Con este libro yo quiero que la gente piense que ir al psicólogo es igual de importante que ir al odontólogo”, defendió la escritora, que, no obstante, también denuncia una cierta banalización del tema. “Siento que hoy mucha gente usa la palabra ansiedad muy a la ligera. Es bueno porque, de alguna manera, se normaliza el uso, pero también es malo porque se trivializa y se minimiza el trastorno de ansiedad generalizada”, aseguró.

Cómo reírse del miedo y entender la ansiedad con Amalia Andrade 1

Ilustración de Amalia Andrade.

La obra continúa con un interesante listado de famosos y sus respectivos miedos –como el temor de Freud a los trenes, la fobia de Hitchcock a los huevos o la aversión de Napoleón por los gatos–, un repaso anatómico por el miedo, una descripción de los síntomas que acompañan a la ansiedad o una pequeña guía para familiares y amigos del ansioso. Su parte favorita, confesó, es Machos que temen, pequeña colección de miedos masculinos. “El miedo se ha concebido como una emoción casi exclusiva del género femenino” cuenta en el libro. “Esto evidentemente es una consecuencia más del machismo, que nos encasilla como seres emocionales despojados de razón y condena a los hombres o no sentir nada, ni siquiera miedo”. Después de realizar otra encuesta, Andrade descubrió que nuestros temores no son tan diferentes. Entre las respuestas de ellos: miedo a tener miedo, a la soledad, a ser vulnerable o a sufrir por amor.

Aunque Cosas que piensas cuando te muerdes las uñas esté catalogado como un libro de autoayuda, Andrade no pretende curar a nadie y su primer consejo ante un problema de ansiedad es acudir a un profesional. Lo que sí logra, en cambio, es arrancar las risas del lector. “Yo creo que como colombiana siempre nos inventamos una manera para sobrevivir porque nuestra historia ha sido dura. Y el humor es una herramienta muy poderosa para sanar”, señaló en este sentido.

A todo esto, preparen sus rotuladores, porque los miedos no se dibujan solos. “El dibujo es preverbal. Cuando somos niños tenemos emociones que no necesariamente tienen nombre porque el diccionario de los afectos es muy corto a pesar de lo rico que es el español. De la misma manera, hay muchas cosas que sentimos que no podemos expresar con palabras. Ahí entra el dibujo como una salvación: te ayuda a entender, procesar y acceder a todos esos sentimientos antes de ponerles palabras”, afirmó.

Los miedos de los millennials

Según la Organización Mundial de la Salud, una de cada cuatro personas tendrá que enfrentarse a algún tipo de enfermedad mental a lo largo de su vida. Se habla de la depresión como la epidemia del siglo XXI. Y la ansiedad es tildada como el monstruo de los millennials. Sobre estos últimos, el grueso de sus lectores, Andrade afirmó: “por un lado, son más verbales con respecto a lo que sienten, entonces hay una mayor visibilización; y por otro, creo que vivimos en una generación donde hay un bombardeo muy grande de información, imágenes, estímulos, las redes sociales, y todo esto creo que tiene una incidencia en cómo nos sentimos. Sobre todo, la ansiedad habla mucho de la desconexión de uno mismo y siento que estamos en un momento en la Historia donde se puede dar de una manera más fácil”.

Cómo reirse del miedo 2

Ilustración de Amalia Andrade.

La escritora abundó en esta pérdida global de certezas diciendo: “En todos mis libros investigo mucho, hablo con especialistas, pero también con gente más joven que yo que tiene otras perspectivas de la vida, músicos, poetas, escritores o filósofos. Lo que nos está generando más miedo ahora son las incertidumbres. Ya no hay fe en las instituciones, la política no funciona, la situación económica ha empeorado y en muchos países se está castigando la otredad: se persigue a los inmigrantes, las diferentes orientaciones sexuales o expresiones de género”.

Volviendo al tratamiento de las enfermedades mentales, Andrade defiende que todos los gobiernos deberían incluirlas en sus planes de salud. Y comentando su experiencia, añade: “Pienso que se ha satanizado mucho tomar medicamentos psiquiátricos y me parece que eso se tiene que normalizar y no tiene por qué darme vergüenza, del mismo modo que también es muy válido si no quiero medicarme. En lo que yo sí creo es en la psiquiatría sistémica, en una aproximación holística del bienestar social, no solamente neuroquímicos, sino también ir a terapia, comer bien e higiene del sueño”.

Ante todos los miedos que nos acechan en la vida y que, por cierto, ilustran el interior de la cubierta del libro, Andrade nos recomienda, a modo de conclusión, celebrar más nuestros triunfos de cada día. “Pensamos en la valentía como algo muy grande, pero hay pequeños actos de valentía que hacemos todos los días y que significan enfrentarnos a miedos”. Y hablar, compartir, dibujar y, en definitiva, expresar nuestros miedos. Porque como dijo Stephen King, si un miedo no puede ser articulado no se puede conquistar.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.