The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Ana Fernández: "El término ‘feminismo’ ha sido manipulado para conseguir que sea denostado"

Foto: Sergio Parra | Pentación Espectáculos

Formada como actriz de teatro y enamorada también de la gran pantalla, Ana Fernández ha interpretado todo tipo de papeles a lo largo de su carrera, desde un personaje casi marginal y alcohólico hasta una psiquiatra que se enfrenta a uno de los casos más complicados de su carrera.

Lo que tiene muy claro esta actriz sevillana es que necesita una historia y un proyecto interesantes para interpretar un papel. “Soy feliz interpretando a mujeres que me interesa interpretar”, explica a The Objective.

De ella se destaca a menudo el Goya a Mejor Actriz Revelación que ganó por su interpretación en la película Solas, de Benito Zambrano, pero su carrera profesional es mucho más que eso. A lo largo de los años, Ana Fernández ha protagonizado más de 30 películas y ha recibido varias nominaciones y premios internacionales, además de participar en numerosas obras de teatro.

Ahora, forma parte del elenco de La culpa, una obra de David Mamet en la que interpreta a Kate, un personaje “que encarna la debilidad humana y lo vulnerables que somos ante la opinión pública, en un momento en el que yo creo que somos bastante vulnerables para ser aceptados por los otros”, explica.

Pepón Nieto, Magüi Mira y Miguel Hermoso son los otros tres actores que dan vida a los personajes de La culpa, una obra “que pretende plantear cuestiones, muchas preguntas, es incómoda para el espectador”, pero que “hace que descubras cosas de ti y que seas crítico contigo mismo”, explica.

Ana Fernández:

El cartel de la obra con Pepón Nieto, Magüi Mira, Miguel Hermoso y Ana Fernández. | Foto: Pentación Espectáculos

Entre otras muchas cosas, la obra hace reflexionar al espectador sobre cuestiones como el papel de los medios de comunicación en la sociedad y sobre la necesidad de que haya veracidad en la información.

Para Ana Fernández, “el periodismo es fundamental y necesario” porque “estar informado, para el ciudadano es fundamental”, especialmente en una época en la que “alimentar una mentira para convertirla en verdad se extiende mucho más rápido que antes”.

También colabora en la tarea de informar el arte, según la percepción de la actriz, porque “la cultura hace que los seres humanos tengamos la mente más abierta, más objetiva y más justa”, algo muy necesario en un momento en el que resulta “muy fácil que nos manipulen”. “La persona informada es la que tiene menos prejuicios y la que puede llegar a ser más justa”, afirma.

Esa manipulación de la que habla ha afectado también a uno de los movimientos sociales protagonistas de estos últimos años, el feminismo, “uno de los términos que han sido manipulados para conseguir que sea un término denostado y que tengas que justificar, cuando su significado es precioso”, denuncia la actriz. “No hay que tener miedo a la palabra feminismo”, que tiene un “significado tan claro, tan hermoso, tan contundente como es la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres”.

Indignada, Ana Fernández recuerda que “siguen siendo muchas las mujeres que mueren” y que el machismo “es un cáncer social” del que “somos responsables todos, sobre todo por la cultura machista que hemos recibido y estamos recibiendo”.

Para acabar con esta lacra, vuelve al papel de la cultura y de la información. “Esto se tiene que atajar desde la base, la cultura, que yo creo que es la base de todo” para, a través de la educación, “intentar que haya un equilibrio, porque realmente las mujeres estamos sufriendo”. “Es aterrador que sigamos así”, lamenta.

Además, advierte de que no hay que relajarse, porque se pueden dar muchos pasos hacia atrás en esta lucha. “Hay que estar muy alerta porque bueno, ya estamos viendo declaraciones de políticos que tienen votos y cuál es su postura frente a la violencia machista, que un poco más y dicen que no existe”, advierte.

Ana Fernández:

Ana Fernández interpretando a Kate en una escena de la obra. | Foto: Sergio Parra | Pentación Espectáculos

El machismo, que “hemos sufrido todas las mujeres”, también afecta a las actrices, especialmente en el cine y la televisión, explica Ana Fernández. “A partir de los 40 años, las mujeres parece que no tenemos ya historia que tenemos que contar”, asegura. “Y si te dan un papel de madre, está comprobado que tú ya no tienes sexo”.

En el teatro también hay machismo, por supuesto, pero de otra manera. “Con 40 años tú en teatro puedes interpretar a un adolescente de 17, tú presentas el juego al espectador y te cree, de niño o de anciano, aunque tengas 30 años” pero, a pesar de eso, “hay menos personajes femeninos protagonistas y que no sean el acompañamiento del protagonista masculino”.

Por eso, está contenta de haber “tenido la suerte de hacer personajes muy potentes” en cine, así como en el teatro, donde ha interpretado papeles como el de Lady Chatterley, “una mujer muy potente, muy inteligente, con un texto muy feminista”.

Tras más de 20 años de carrera, Ana Fernández tiene claro que ya sea en cine, en teatro, o en televisión, lo más importante es ser “honesta conmigo misma, metiéndome en proyectos que yo creo que son interesantes, desde la visión que quiero dar del mundo”.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.