The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Andrea Marcolongo: “Ser héroe no significa ganar o perder”

La Montaigne del siglo XXI vuelve con nuevo libro en donde redefine la palabra héroe

Foto: Paolo Colaiocco | Penguin Random House

Escucho un audio de la italiana Andrea Marcolongo para realizar esta entrevista, no la veo cara a cara. Su voz es suave, imponente, lanza sentencias de vida. Sus afirmaciones se basan en los mitos griegos, en los argonautas, en Platón y en la similitud de lo clásico en la actualidad.

Marcolongo es especialista en griego y rescata a los héroes del naufragio del pensamiento contemporáneo, de la vida rápida. La escritora de 32 años ha publicado dos libros, La lengua de los dioses, un superventas que rescata el griego como idioma vehicular de la cultura clásica y La medida de los héroes (Taurus, 2019), su nuevo y poderoso ensayo donde plantea al lector el viaje de Jason y los argonautas como impulso de vida; una metáfora tanto individual como colectiva, sobre la importancia de tomar decisiones, de ser héroes de nuestra propia existencia. Hoy converso con ella en The Objective.

 

¿Por qué decidiste escribir un libro que nos reencontrara con los héroes griegos? ¿Necesitamos volver a los orígenes de la civilización?

He elegido escribir un libro del mito más antiguo de la literatura griega, el de los argonautas. Homero decía que era tan conocido que no hacía falta contarlo; sin embargo, creo que, en 2019, es el mito más revolucionario. Escribir sobre mitos e ir a lo clásico no significa volver al pasado sino escribir sobre el presente. Lo clásico no es lo viejo, lo antiguo, lo que tiene 5 mil años. Lo clásico sigue planteándonos preguntas y ese es el poder universal de los mitos y de las emociones humanas que no cambian. Los seres humanos necesitan llorar, amar, soñar ser felices, en cualquier época historia y no hay ni un ayer ni un mañana.

¿Qué héroes griegos hemos dejado en el camino? ¿A quién podríamos rendir tributo y reconocer su arquetipo en el mundo actual?

No veo una diferencia entre héroe griego y héroe contemporáneo. De nuevo, el concepto de héroe está más allá del tiempo y el espacio. No tiene lugar geográfico, no tiene fecha. El héroe como ayer, hoy y mañana es el que decide ser responsable y protagonista de su propia vida, una vida que hay que vivir en libertad y en plenitud. Un héroe es el que elige ser él mismo. Elige ser protagonista. El que asume la responsabilidad de ver lo que no funciona y, por tanto, asume la acción de cambiarlo, sin importarle el resultado. Ser héroe no significa ganar o perder, no es una competición, una carrera; no significa llegar el primero, pero nunca llegar en segundo lugar a nuestra vida. Por que comprender quiénes somos es la autentica meta y estamos en el mundo para hacer algo grande.

 

Andrea Marcolongo: “Ser héroe no significa ganar o perder” 1

Imagen vía Penguin Random House

En las primeras páginas del libro comentas que en la Antigüedad cualquiera podía convertirse en héroe, porque lo importante era ponerse a prueba. ¿Hemos perdido ese valor? ¿Nos hemos convertido en seres que buscan cualquier excusa para no luchar por lo que se desea?

Nuevamente vuelvo a la universalidad del mito, zarpar o ponerse a prueba es propio de cada ser humano desde el primer día que llega al mundo. Uno no debe engañarse a sí mismo. Yo misma durante muchos años me he boicoteado a mí misma, no escribía, me daba excusas. Escuchaba las sirenas contemporáneas como yo digo. Yo pensaba que el griego no era útil, que no se podía vivir escribiendo, hasta que entendí que no era culpa de los demás, sino que mi mayor enemiga era yo misma.

El fracaso es otro punto fundamental de tu libro. Aquiles y Héctor, inclusive el propio Jasón, aprendieron de sus fracasos. ¿Le hemos quitado importancia al fracaso? ¿Cómo romper con la ilusión de que el fracaso conlleva a quedarnos en la frustración?

Me gusta mucho este mito porque se enfrenta a un tabú contemporáneo, precisamente el del fracaso. Hoy el fracaso significa perder una competición, que lo eliminen a uno, como si estuviéramos jugando un partido de futbol o en un reality show. Desde los tiempos de los argonautas hasta hoy, el fracaso siempre va a doler. Fracaso en latín significa caer, es decir, caer a tierra, eso que los niños saben muy bien, porque caer duele mucho pero se aprende a caminar únicamente cayendo. Hoy necesitamos hacer mucho esfuerzo para volver a levantarnos, tenemos que aceptar nuestras decisiones y lo que más me preocupa es esa rabia generalizada y destructiva que veo en los seres humanos. Le echamos la culpa de nuestros fracasos a cualquiera que nos rodea.

Hipsípila y las mujeres de la isla de Lemnos dejaron a un lado el amor por haber fracasado en sus relaciones, sus hombres las abandonaron. ¿Podríamos hacer un paralelismo con las mujeres de Lemnos y los reclamos del feminismo actual?

Pues creo que no. De hecho, las mujeres de Lemnos fueron incapaces de volver a levantarse después de un fracaso y por eso ese odio y esa rabia generalizada que comentaba en la pregunta anterior; se vuelve contra nosotros, hombres o mujeres. No veo un paralelismo con la condición femenina actual. Yo estoy firmemente convencida que ante todo hay que respetarse a si mismo para poder respetar a los demás. Como mujer y como escritora no puedo ignorar el hecho de que hoy se dice que “respetamos a las mujeres” pero el viaje todavía es muy largo, estamos muy lejos de esa realidad. Hacen falta hechos para demostrar esas palabras. Veo que la violencia no es solo física. la violencia contra la mujer es, sobre todo, que se la considere inferior al hombre; eso es un tipo de violencia igual que hacerla trabajar cuatro veces más.

Afirmas que todos tenemos un hilo de Ariadna que nos impulsa hacia adelante y no hacia atrás; sin embargo, ante tanto miedo imperante en el laberinto y la dolorosa sinceridad que representa la toma de conciencia, ¿no nos habremos olvidado de la importancia del arte de elegir? ¿Hemos dejado de conectarnos con los sentimientos?

El oráculo de Delfos decía conócete a ti mismo y no hay mayor llamamiento ético. Vivimos en 2019 en una Europa que parece un laberinto aunque no lo custodia un minotauro, pero no sabemos por dónde empezar a buscar el hilo, tenemos que decidir, ir a en su búsqueda, definiendo dónde queremos ir y quiénes queremos ser.

La creación de este libro, ¿lo consideraste un viaje heroico, viviste algún naufragio en el proceso? ¿Es la escritura un acto heroico?

Cualquier acto si se hace con fidelidad y con pasión es heroico, eso es lo que yo comprendo. Eros como amor y Eros como héroe. Platón dice que no hay un hombre tan miserable que el amor no pueda transformarlo en héroe. Yo también lo creo y por amor no solo entiendo la pasión erótica entre dos seres humanos, también es aquella que nos guía en la vida, en nuestro trabajo; que sustenta la relación con las personas que nos acompañan, nuestros hijos, nuestros vecinos. Para Andrea, la mujer que yo soy, escribir es heroico y todo lo que se elija hacer con pasión es heroico. Sí, he naufragado muchas veces, he fracasado muchas veces en la vida y he sentido dolor; pero, como decía Esquilo lo hago mío, he aprendido en el dolor, porque el dolor es parte de la vida y es fuente de conocimiento de sí mismo.

 

***

 

La medida de los héroes es el viaje personal de la escritora italiana a través de su pasión por los mitos griegos haciendo una llamada al presente, una forma de regresar a casa en tiempos confusos.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.