The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Antonio Castelo: "Todas mis redes sociales las lleva mi exnovia"

Foto: CCN

Antonio Castelo (Alicante, 1982) tiene una barba frondosa que ha ido recortando con el paso de los años y un sentido del humor ácido, directísimo, que se transforma en hiriente para quienes visten una piel más fina. Castelo pertenece a una generación de comediantes de nuevo cuño, más rupturista, menos atada a los tradicionalismos patrios, que combate el aburrimiento trabajando sin freno y compaginando proyectos personales con colaboraciones constantes en televisión, internet y radio.

Ahora, el humorista regresa a Comedy Central News (CCN), en el canal de pago de Comedy Central, para abordar grandes temas con pocas palabras cada jueves a las 23:50 horas. En este informativo en tono de comedia, los datos y las bromas se combinan en 12 minutos, un equivalente televisivo a los 100 metros lisos. “Es un programa bastante droga”, dice Castelo. “De hecho, yo creo que a veces incluso condensamos demasiado. Damos una tralla de datos loquísima. Notas que voy hablando muy rápido, dando mucha información, y a la vez hay gráficos, y a la vez hay chistes. Es verdad que es difícil tratar un tema en profundidad en 12 minutos, pero nosotros lo intentamos de alguna manera”.

¿Crees que hay un humor millennial o simplemente unos temas que despiertan más interés que otros?

Yo creo que el humor es el mismo desde hace cientos de años, probablemente miles. Son los temas los que cambian. Muy poca gente ha inventado cosas nuevas, casi nadie lo ha conseguido. Yo recuerdo cuando vi por primera vez Ali G y pensé que Sacha Baron Cohen había inventado una cosa. También me pasó cuando vi The Office. Pero la realidad es que casi nunca se inventan cosas, todo se basa en cambiar temas y puntos de vista. Por ejemplo, nosotros tratamos temas que son de hoy, como los e-sports. En sí, este no es un tema estrictamente millennial, seguramente también le interesará a un padre. Saber de qué va eso, descubrir que es algo positivo, que no es como parece. O como ocurre con el reguetón: el padre igual escuchaba rock and roll y le decían que aquello era una guarrada.

Quieren descubrir en qué se está metiendo su hijo…

Claro, aunque tampoco pienso en un público joven y uno mayor, eso sería simplificar. Yo, cuando sea mayor, no creo que me interesen los temas de mayores. Hay temas interesantes y temas que no lo son. Hay comedia buena y comedia mala. Yo creo que la comedia buena con temas interesantes llega a todo el mundo.

El programa lo está petando en audiencia. Pero, sinceramente, tendría la misma reacción si fuera mal de audiencia. Hemos hecho el mejor programa posible y está de puta madre. Estoy orgulloso.

Antonio Castelo: "Todas mis redes sociales las lleva mi exnovia"

El programa CCN, de Comedy Central. | Fuente: CCN

¿Tiene que ver también con una evolución del humor? Nosotros hemos consumido otro tipo de comedia, más americana o inglesa, y eso ha ido perfilando nuestro sentido del humor.

Sí, yo siempre he estado influido por la comedia anglosajona y desde pequeño veía los late night, que era lo que más me gustaba. Siempre me ha gustado lo mismo y, por otra parte, creo que es lo mejor. El Late de Conan O’Brian era el mejor programa que había en esa época y era mejor que cualquier español o cualquier alemán.

Mira, otro programa que era muy bueno cuando solo hacía comedia era Salvados. Yo creo que es el mejor que ha habido de comedia y actualidad en España. A mí ese tipo de formato no me pasa desapercibido. En nuestro programa también se hacen cosas así. A la hora de hacer piezas de calle, nos fijamos en las piezas que hacía Jordi Évole.

 

“En mi casa siempre me han apoyado, pero lo han hecho porque se me daba muy bien”

 

¿Siempre quisiste ser cómico? Porque he leído que hiciste dos carreras, como cuando te obligan a estudiar una carrera y luego ya haces lo que te gusta.

Yo creo que soy la última persona que salió de COU [equivalente a 2º de Bachiller]. Recuerdo que cuando llegabas a octavo de EGB [2º de ESO], podías elegir entre hacer la ESO o BUP y COU. Pero a la ESO solo iba la gente que sacaba muy malas notas. Yo sacaba todo sobresalientes e hice BUP y COU. En la ESO estaban todos los inútiles, porque los que querían hacer cosas profesionales se iban y ya está. En esa época, cuando acabé COU, me fui al ejército y estuve allí un año. Iba a ser piloto militar.

Sí, iba a ser piloto de combate. No me gustó y me salí. Entré en Informática porque tenía que hacer algo. Pero me di cuenta de lo que realmente me gustaba y empecé a hacer un poco de radio, se me daba muy bien. En mi casa siempre me han apoyado, pero lo han hecho porque se me daba muy bien.

¿Cómo fue aquel año en el ejército?

Era una cosa que se llamaba premilitar. Para hacer la oposición, te preparan en una especie de academia militar. Yo me crié en un hospital militar, en un cuartel. A mí, si sacaba buenas notas, me llevaban a disparar. Para que te hagas una idea. He comido toda la vida de hospital, es la que llegaba a casa. Eso es algo que nadie hace en la realidad, pero de eso me doy cuenta ahora.

El año que viene igual llega el formato anécdota porque muchos fans me lo están pidiendo. Ayer estaba pensando en que he vivido en un cuartel de los 10 a los 20 años y hay anécdotas en las que no reparaba, como comer comida de hospital durante todo este tiempo. Claro, te llegaban a casa esa raciones de col rehogada, yogur desnatado blanco y mierda así. Y estaba gordo, lo cual significa que me gustaba.

Sé de qué hablas, he vivido en una residencia militar y era parecido. ¡Todos los días patatas!

Al final te vuelves loco. Comía lo mismo cada dos semanas. Estaba harto de comer col todos los martes impares.

 

“La diferencia entre un tío que va a hacer sus horas y yo es que yo no quiero cumplir, yo quiero reventarlo”

 

Siendo cómico y valenciano, ¿llegaste a trabajar en Canal Nou?

No, no. Es la única comunidad donde sus cómicos no han trabajado en su canal autonómico. Allí no nos dieron ni la más mínima oportunidad. Es tan grave que a mí me la dio el canal autonómico balear.

¿En serio?

Allí muchos piensan: “Ese talento es de aquí”. Me dieron trabajo porque Canal Nou era tan mierda que no daba trabajo. Ahora van a reabrirlo, pero me ha dicho un amigo que de los 500 que contratan, no hay ni un guionista. Valencia, en ese sentido, es un páramo.

¿Cómo fueron los comienzos en Baleares?

Me hicieron una prueba de guión en un programa de corazón en las tardes y entré con Adolfo Valor, que es el guionista de Cuerpo de élite y uno de mis mejores amigos. ¡Entramos en un programa de corazón! Pero es que es imposible comenzar por el buen camino en España, apenas hay trabajo de comediante. A mí me apetecía salir en la televisión y empecé a pugnar por un puesto que había de copresentador, pugnaba con un cubano. Un cubano, tío. ¡Un cubano! Claro, pensaban que como era cubano podía tirar de ‘Ay, ¡la islita!’. Me llamaron un día para decirme que el cubano se había caído, que no podía hacerlo. Al día siguiente de avisarme tenía que copresentar. La televisión es un puto sinsentido.

Antonio Castelo: "Todas mis redes sociales las lleva mi exnovia" 1

Antonio Castelo, junto a uno de sus colaboradores. | Fuente: CCN

 

Tienes buen material para comenzar con las anécdotas.

Tengo infinitas anécdotas de mierda. Eso pasó cuando yo tenía 21 años y ahora tengo 35.

Estás con mil proyectos y en distintos formatos. ¿Cómo lo haces para que no te dé un microinfarto?

Más curro tenía el año pasado y el anterior. Aquello me sentó muy mal. Trataba de levantarme pronto, comer bien, hacer ejercicio. Todo muy racional, todo muy medido. Este año he trabajado mucho, pero no tantísimo. Eso me ha venido bien. Me he quitado entre semana Vodafone Yu y solo voy los viernes. Los sábados tengo A vivir, en la Cadena Ser. Tengo las piezas de internet que hacemos para CCN y el programa. Todo esto junto está bien. Ahora tengo un contrato de exclusividad con Comedy Central que termina a final de este mes.

¿Te estás dejando querer?

Pues mira, la verdad es que sí. Aunque solo sea para subir el precio.

No, hombre, estoy muy contento aquí. Además, me tratan muy bien. ¡Me tratan como a un presentador!

 

“Twitter me parece un sitio que fomenta el linchamiento”

 

Cuando frenaste, ¿lo hiciste por el tema psicológico y físico o porque no podías mantener la creatividad?

Mi padre me avisó hace un par de años de que no iba a ser capaz de hacer tantas cosas sin bajar la calidad. La diferencia entre un tío que va a hacer sus horas y yo es que yo no quiero cumplir, yo quiero reventarlo. Esa es para mí la gran diferencia. Yo siempre pienso en petarlo y eso hace que me desfonde en cada trabajo. Aprendí que si haces mucho, todo no te puede salir tan bien. No es fácil darlo todo todo el tiempo. No es fácil ser el más original, hacer siempre el comentario que más mola. Y eso es algo que me preocupa bastante. Yo quiero que en cada sitio que me contraten se queden con la sensación de que he dado todo lo que podía dar, que he marcado la diferencia. Ya es difícil que te paguen por hacer esto como para que el cliente tenga dudas.

¿Cómo llevas el tema de redes sociales? ¿Lo haces más por obligación o te gustan?

Todas mis redes sociales las lleva mi exnovia.

¿Te quiere bien?

Sí, en realidad somos mejores amigos. Es que yo muchas veces compartía cosas por cumplir, sin más. Hay mucha gente que valora que estés en las redes, pero a mí me interesan muy poco. Solo me interesa Instagram, las demás creo que son una basura. En Instagram tengo historias, vídeos, uno detrás de otro. Twitter me parece un sitio que fomenta el linchamiento.

Tengo que decir que fui la 51ª persona en tener una cuenta en Twitter en España y que presenté la gala del décimo aniversario, pero me cerraría Twitter.

¿Te han atacado mucho por Twitter?

Sí, pero menos que a otros. Los peores comentarios me llegan por Twitter, es donde está la gente más rabiosa.

En YouTube ha crecido una generación de cómicos, tú mismo te has beneficiado de YouTube. Ahora parece que se ha cerrado un poco la puerta, que no hay tanta renovación.

Sí, yo también lo pienso. Hemos salido algunos como Broncano o yo, que somos los más jóvenes de nuestra quinta, digamos. Los demás son cuarentones, gente mayor que nosotros. Por abajo, lo más parecido es Darío MH. Es verdad que hay mucha gente joven haciendo stand ups, yendo a las trincheras por la noche, que creo que es la mejor manera de hacer buena comedia.

Pero hay pocos programas de humor y, con tan pocas oportunidades, es difícil que salgan nuevos talentos y se fogueen. Si no hay donde tocar el violín, no puedes tocarlo. Hay muchos chavales que no pueden practicar como yo lo hice en su día, no pueden hacer horas. Cuando me preguntan los chavales qué tienen que hacer para llegar, les digo que no lo sé. Les digo que ninguno de los sitios en los que he trabajado existe ya.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.