The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Apple Arcade vs Google Play Pass: la batalla por las suscripciones

Foto: Google Play Pass | Apple Arcade

Los modelos de suscripción siguen colonizándonos en todas las áreas del entretenimiento. En un mundo donde la oferta de ocio es cada vez mayor y se nos insta a consumirlo todo cuanto antes, el ahorro de espacio físico se convierte en una necesidad. Como aficionados, además, ya no sentimos la propiedad física como un imperativo: preferimos la libertad de tener acceso de manera masiva a los contenidos, aunque sea en formato digital y con el riesgo de que desaparezcan en algún momento. Es un “sacrificio” inevitable con tal de no quedarnos atrás en las conversaciones y las tendencias.

Ya hablamos de todo esto, y de cómo se va adaptando a esta realidad el mundo del videojuego a través de plataformas como Stadia, que tendremos con nosotros en noviembre. En una línea similar, Apple nos sorprendía el pasado mes de septiembre con el anuncio de su servicio de suscripción de videojuegos Apple Arcade, otra de las novedades asociadas al nuevo iOS 13. Por 4,99 euros al mes, tenemos a nuestra disposición un catálogo de más de cien juegos completos de géneros muy diversos. Si todavía hay quien se aferra al prejuicio de considerar que los juegos de plataformas móviles “no son videojuegos de verdad”, o solo aptos para aficionados casuales que se conforman con clones insulsos, el catálogo de Apple Arcade debería bastar y sobrar para desterrar esa mentalidad obsoleta.

Borrador automático 771

Imagen vía Apple Arcade.

Si tenemos claro qué tipo de juego nos gusta, no tenemos más que explorar el catálogo a través de sus categorías. Encontraremos títulos agrupados por su género, por su grado de dificultad o por su condición de multijugador, en caso de que seamos de los que no conciben el videojuego sin su parte social. Todos ellos están disponibles para su descarga inmediata, sin tener que efectuar ningún pago adicional. Pero Apple ha sabido apostar por el caballo ganador, el que realmente sustenta a cualquiera de estos servicios de suscripción: las exclusividades. Lo saben bien Netflix, Hulu, HBO o Disney+, cuya lucha por blindar a los talentos creativos del momento nunca cesa; y en el terreno de los videojuegos, el mejor ejemplo es, sin duda, la tienda online de Epic Games. El estudio responsable del éxito más sonado de los últimos años, y quizás de la década, Fortnite, ha ido desarrollando su plataforma con la clara intención de superar a la todopoderosa Steam. Contando con el aliciente indiscutible de Fortnite, lo que ya de entrada le proporciona una base de usuarios sin precedentes, ha optado por asegurar lanzamientos exclusivos de estudios punteros como la punta de lanza de su estrategia. Gracias a una política de reparto de beneficios que asegura mayor rédito para el desarrollador, la tienda de Epic ha conseguido que pesos pesados como Rockstar, Obsidian o Remedy la hayan escogido como prioridad para sus lanzamientos en PC, dejando a un Steam en un segundo plano.

Imagen de ‘Hot Lava’ en una variedad de dispositivos Apple. | Imagen vía Apple Arcade.

En el caso de Apple Arcade, cuenta con juegos creados para este servicio y lanzados en exclusiva por parte de desarrolladores con una sólida reputación, tanto del ámbito independiente como de la industria triple A. Tenemos a Capy Games, responsable de éxitos indie como Sword and Sworcery o Below, que ha elegido el género de puzles para su nuevo Grindstone; a ustwo, creadores de las dos entregas de Monument Valley, que mantienen su seña de identidad intimista y minimalista con Assemble With Care; a Klei, quienes convierten el clásico “el suelo es lava” en un FPS multijugador en Hot Lava; o a Singlecore Games, creadores de Enter the Gungeon, con el spin-off de este, de nombre Exit the Gungeon. Pero también a nombres tan potentes como Capcom, Square Enix o Konami ofreciendo títulos que no están disponibles en ningún sitio, adaptados para el entorno móvil. Por otro lado, encontramos lanzamientos recientes que sí están disponibles en PC o consola: Sayonara Wild Hearts, Mutazione, Redout, Pilgrims, Overland, Cardpocalypse… por citar solo algunas de las propuestas independientes con un identidad más atractiva. Claro que en otras plataformas tenemos que pagar por cada uno de ellos por separado, evidentemente, mientras que aquí podemos disfrutar de todos con tan solo pagar los 4,99 euros mensuales.

Si Epic Games se propuso enfrentarse mano a mano con Steam, el objetivo de Apple Arcade, para sorpresa de nadie, es superar a Android a la hora de fidelizar a los gamers. La estrategia, como hemos visto, es la misma: atraer a creadores de renombre para que lancen títulos exclusivos, solo disponibles mediante la suscripción. Ni siquiera pueden comprarse aparte en la tienda de Apple. Ante esta jugada, la respuesta de Android no se ha hecho esperar. Apenas unos días después de la keynote en la que se presentó Apple Arcade, se anunció un servicio sospechosamente similar para usuarios de Android: Google Play Pass. Por el mismo precio, 4,99 dólares (por el momento solo está disponible en Estados Unidos), tenemos a nuestra disposición lo que es, aparentemente, un catálogo mucho mayor que el de su competidora: 350 apps, entre las que se encuentran juegos y otra clase de aplicaciones. Sin embargo, hay algunas diferencias. De momento, no se ha anunciado ninguna exclusividad. Todos los productos incluidos ya estaban disponibles con anterioridad en Google Play; la única diferencia es que, a través de esta suscripción mensual, podemos acceder a ellos sin micropagos o transacciones internas de ningún tipo. Al igual que sucede con otros servicios, es posible compartir este pass con hasta cinco miembros de una misma familia.

A simple vista, puede parecer una solución mejor si queremos disfrutar de inmediato de un catálogo tan inmenso como el de Google Play. Sin embargo, si reflexionamos sobre su estrategia, se muestra más como parche colocado a toda prisa que una respuesta en igualdad de condiciones a Apple Arcade. Al fin y al cabo, lo que inclina a los aficionados a escoger una plataforma u otra es ese valor añadido, imposible de encontrar en ningún otro sitio. Si bien Google Play ofrece una propuesta más amplia desde primera hora (en gran medida debido a que publicar para Android es más sencillo y asequible que hacerlo para iOS), las exclusividades y colaboraciones con las que cuenta Apple Arcade revisten a este servicio de una imagen más comprometida con el mundo gamer, demostrando un conocimiento sólido de los creadores y compañías que lo mueven.

Catálogo de Google Play Pass. Imagen vía Google Play Pass.

En todo caso, está claro que ambos servicios son todavía muy jóvenes y pueden tener mucho que decir. Apple Arcade parece haber empezado con una recepción positiva y mantiene el ritmo, lanzando nuevos títulos exclusivos cada poco tiempo. Google Play Pass todavía se muestra vacilante, sin haber dado el salto más allá de Estados Unidos y algún otro territorio, en una estrategia tentativa de soft launch que quizás sea un paso previo para una integración con Stadia. Serían una buena manera de explotar el cross-play y ampliar todavía más el catálogo, aprovechando la que es, sin duda, su principal baza frente a Apple: la distribución de dispositivos con Android en todo el mundo es exponencialmente mayor que la de aquellos con iOS, y por tanto su alcance y su capacidad para llegar a las comunidades de jugadores. Frente a este riesgo, es más que probable que Apple continúe apostando por reunir en torno a su Arcade a desarrolladores de prestigio, aquellos ante los cuales ningún gamer pueda resistirse. Al fin y al cabo, en el mundo del videojuego, como sucede en la música o en el audiovisual, hay cada vez mayor número de nombres propios con un estilo inconfundible; el concepto de autor se encuentra cada vez más definido y supone una garantía de calidad.

Para terminar, vamos a echar un vistazo a un tercero en discordia, un contendiente que no se mete en estos berenjenales de Apple contra Google. Si somos unos nostálgicos del iPhone (ya lleva suficiente tiempo con nosotros como para que eso sea posible), si recordamos con cariño esos viejos juegos que han sido devorados por el olvido debido a las actualizaciones de iOS… tenemos la posibilidad de rescatarlos gracias a otro servicio de suscripción: GameClub. Es totalmente independiente de Apple Arcade y solo está disponible a través de su propia aplicación, pero su precio de suscripción es el mismo: unos asequibles 4,99 dólares mensuales. Si hay algo que vende todavía más que el ritmo acelerado con el que consumimos el entretenimiento, está claro que es la nostalgia.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.