Así es EVA, la versión inteligente del AVE que Renfe quiere implantar en 2019
Foto: Renfe

Futuro

Así es EVA, la versión inteligente del AVE que Renfe quiere implantar en 2019

El Ministerio de Fomento ha anunciado que Renfe lanzará en el primer cuatrimestre de 2019 un nuevo servicio de alta velocidad que contará con precios entre un 20% y un 25% más baratos que los actuales, y que ha descrito como “inteligente”. El nuevo tren se llamará EVA y empezará a circular por la línea Madrid-Barcelona.

por The Objective

El Ministerio de Fomento ha anunciado que Renfe lanzará en el primer cuatrimestre de 2019 un nuevo servicio de alta velocidad que contará con precios entre un 20% y un 25% más baratos que los actuales, y que ha descrito como “inteligente”. El nuevo tren se llamará EVA y empezará a circular por la línea Madrid-Barcelona, aunque en la ciudad condal no llegará a la estación de Sants, sino a la de El Prat, cercana al aeropuerto pero alejada del centro de la capital catalana.

 

Low-cost de cara a la liberalización del sector

Una de las principales características de EVA, y que más ha llamado la atención al público general, es la de viajes low-cost. Especialmente teniendo en cuenta la fama que se ha labrado la alta velocidad en España -que en 2017 cumplió 25 años-, cuyos precios suelen ser demasiado altos para muchos bolsillos.

 

 

La Unión Europea (UE) ha obligado a España a liberalizar el sector, hasta ahora en manos únicamente de la empresa estatal, a partir de 2020. Será entonces cuando la competencia de mercado entrará en el mundo de las vías ferroviarias en España. Por ello, Renfe decide tomar la ventaja con esta iniciativa, que además de ser más barata, será inteligente e integrará varios servicios que ampliarán la oferta de la empresa estatal.

Para ahorrar costes y dar cabida al abaratamiento de los billetes, Renfe eliminará el vagón cafetería y lo sustituirá por máquinas de vending. También suprimirá la clase preferente y prescindirá del personal de atención a bordo, o cobrará por la elección de asientos -algo a lo que los usuarios ya están acostumbrados gracias a las aerolíneas low-cost. Los billetes costarán menos porque será, literalmente, un tren más barato.

 

Un tren más inteligente para recuperar a una generación perdida

El comunicado de Renfe asegura que “Eva incorporará los últimos avances del mercado, no sólo de transporte, sino de todos los ámbitos de las comunicaciones y el turismo. No existirá billete físico, sólo digital, que integrará en un mismo ticket todos los sistemas de transporte y la identificación de pasajeros podrá ser biométrica”.

Esto se traduce en una inversión en tecnologías sin precedentes a este nivel. Conexión wifi, la posibilidad de ponerse en contacto con otros pasajeros del mismo tren para compartir la ruta a la llegada, una aplicación móvil para recibir información sobre los lugares que transita el tren, valiéndose incluso de realidad aumentada, son algunas de las innovaciones que la empresa estatal avanza que incorporará en esta nueva línea de trenes a partir de 2019.

 

Así es EVA, la versión inteligente del AVE que Renfe quiere implantar en 2019

Imagen simulada del interior del nuevo tren de alta velocidad de Renfe. | Foto: Renfe

 

“El viaje con Eva será puerta a puerta. Si el viajero quiere, en un único billete integrado dispondrá del tren con todo lo demás: taxi, cercanías, metro, autobús o coche de alquiler. Además, los trenes estarán pensados para adaptarse a distintas modalidades de viaje, con espacios para minigrupos (de 2, 4 o 6 personas) con más zonas para compartir el viaje o trabajar”, dicen desde Renfe.

No es de extrañar que el anuncio de la compañía estatal comience mostrando a jóvenes que van a un festival, ya que recuperar al público más joven -utilizando precios más bajos como principal reclamo- es una de sus prioridades. La Generación Z vive la vida a través de su smartphone, por lo que ofrecerle facilidades a través de él es un acierto.

La previsión es que EVA se estrene en 2019 en el corredor Barcelona el Prat-Camp de Tarragona-Madrid con cinco frecuencias por sentido diarias, según el anuncio oficial de Renfe.