The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Así es la cámara del oro del Banco de España

En sus más de 80 años de existencia, nadie se ha atrevido a asaltar la cámara del oro del Banco de España

Foto: MICHAEL DALDER | Reuters/File

“Próxima estación, Banco de España”. Cuando uno viaja en la línea 2 del metro de Madrid y se aproxima a esta estación, no imagina que apenas a unos metros de distancia se encuentra uno de los tesoros mejor guardados de España, la cámara del oro del Banco de España, que contiene un tercio de la reserva total de este metal precioso que posee nuestro país.

La sede central del Banco de España es uno de los edificios más representativos de Madrid y de la arquitectura española del siglo XIX y comienzos del XX. Para la construcción de la actual sede del Banco de España se adquirió en 1882 el palacio del marqués de Alcañices, situado en la calle de Alcalá con vuelta al Paseo del Prado. La primera piedra se puso el 4 de julio de 1884, en un acto al que asistió el rey Alfonso XII y el monumental edificio fue inaugurado en 1891.

Así es la cámara del oro del Banco de España 5

La sede del Banco de España en 1891 | Foto: Banco de España

 

La construcción de la cámara acorazada

La cámara acorazada para la custodia del oro se comenzó a construir a finales de 1932, y se terminó en dos años y medio, con 260 obreros trabajando en tres turnos. Su coste aproximado fue de nueve millones y medio de pesetas. La inauguración tuvo lugar poco antes de la Guerra Civil, durante la cual sirvió como refugio contra los bombardeos a las familias que habitaban el edificio del banco.

La cámara se encuentra a 35 metros de profundidad y su superficie es de 2.500 metros cuadrados. Su diseño parece inspirarse en una construcción similar de la caja acorazada de la Caja de Ahorros de Viena.

La construcción es de hormigón armado y cemento fundido, y para llevarla a cabo fue necesario entubar y desviar las aguas presentes en el subsuelo, a 25 metros de profundidad, y que presionan las paredes de la cámara. Este agua corresponde al arroyo de Las Pascualas, que corre casi a nivel de superficie a lo largo de la Castellana y que fue, en su día, canalizado, y de Oropesa, que es subterráneo, baja por la calle Alcalá y alimenta a la fuente de  Cibeles.

Así es la cámara del oro de España 2

Vista de la fuente de Cibeles y el Banco de España en Madrid | Foto: Daniel Ochoa de Olza/AP Photo File

 

El acceso al “dorado”

El acceso a la cámara se realiza a través de varias puertas acorazadas, la primera de las cuales pesa alrededor de 16 toneladas y fue fabricada en Pennsilvania, EEUU, por la empresa Cofres York. Las demás puertas de menor tamaño, pero también acorazadas, fueron fabricadas por la misma casa. Su peso oscila entre las 15 y las 8 toneladas. Para llevar a cabo el descenso de estas puertas se emplearon unos cables de acero que solo pudieron ser utilizados una sola vez, por el desgaste que sufrieron al soportar el inmenso peso de las puertas.

La puerta acorazada tiene una tolerancia ínfima, de décimas de milímetro, por lo que hasta la más mínima impureza en el arco impide que encaje correctamente y que puedan activarse los puntos de anclaje. Además, la puerta es de acero, pero no inoxidable, por lo que hay que cuidar mucho su mantenimiento, y siempre debe estar cubierta de una fina capa de vaselina para evitar que se oxide.

Así es la cámara del oro del Banco de España 1

Puerta de entrada a la cámara acorazada | Foto: Banco de España

 

Robar en la cámara del oro es algo impensable, las medidas de seguridad son extremas. Además de las puertas acorazadas, hay rejas de seguridad y nunca se abre una puerta sin haber cerrado previamente la anterior.

En sus más de 80 años de existencia, nadie ha conseguido burlar las medidas de seguridad y adentrarse en la cámara acorazada, y es que, si así fuera, en caso de emergencia una manivela manual permite accionar una alarma que  libera el agua subterránea que fue canalizada en la obra, inundando este acceso a voluntad. Por suerte, no ha hecho falta utilizarlo nunca.

 

Pero… ¿Qué contiene la cámara acorazada?

La cámara del oro alberga la colección numismática del Banco de España, solo comparable a las colecciones del Museo Arqueológico o de la Real Casa de la Moneda, y parte de las reservas de oro. En su interior se apila, en estanterías del ingeniero Eiffel, un tercio de la reserva de oro española. Incluso algunos cuentan que la cámara podría contener 38 lingotes de oro nazi con el que Suiza pagó a España entre 1941 y 1945, y que tienen impresos el escudo del III Reich con su esvástica.

Lo que está claro es que la mayoría de las monedas que componen esta colección proceden de las suscripciones populares realizadas durante la Guerra Civil, donativos, en ocasiones voluntarios, para la financiación del ejército y de los depósitos constituidos a partir de 1937, a raíz del Decreto de Nacionalización de Divisas y Oro. Este Decreto obligaba a todos los ciudadanos a entregar el oro en pasta o amonedado que tuvieran en su poder para reponer las reservas de oro que el gobierno republicano había enviado a Moscú como pago por los suministros bélicos.

Así es la cámara del oro de España 1

Un lingote de oro recién desmoldado en Turquía | Foto: Umit Bektas/Reuters File

Estas entregas se realizaron en forma de depósitos y la mayoría de ellos no son recuperables porque los depositantes optaron por cobrar en efectivo el valor en oro de sus monedas. Otros, cuyas monedas tenían un mayor valor numismático o sentimental, prefirieron mantener el depósito con la esperanza de recuperarlas cuando lo permitiese la normativa. Aún se siguen devolviendo algunos de estos últimos, siempre que el reclamante pueda acreditar su derecho sobre el depósito.

La colección, de gran valor numismático, está formada por más de medio millón de piezas e incluye monedas de muy diversa procedencia, ya que recoge no solo la historia numismática de la península Ibérica, sino que hay también piezas griegas, romanas, bizantinas, de la América hispana, francesas o británicas. Asimismo, cuenta con una completa colección de dólares de oro, acuñados desde el siglo XVII. También hay una colección, menos numerosa, de piezas de plata.

El Banco de España posee 9,1 millones de onzas troy de oro, según datos de 2014, que se encuentran depositadas en sus propias cámaras acorazadas y en otros tres lugares en el extranjero, entre ellos el Banco de Pagos Internacionales de Basilea, por motivos de facilidad logística, para el caso de que fuera necesario movilizar estas reservas. Otro de los lugares donde se conserva parte del oro es Fort Knox, en Estados Unidos. Un lingote de oro estándar pesa 400 onzas troy, algo menos de 12 kilos y medio.

Así es la cámara del oro del Banco de España 3La biblioteca del Banco de España | Foto: Banco de España

 

Dentro del Banco de España

En el interior del edificio original de 1891, destacan la escalera de honor y el patio, que fue la caja general y que hoy ocupa la biblioteca, al que se le incorporó una estructura de hierro fundido, encargada a la Fábrica de Mieres.

La monumental escalera de mármol de Carrara, a la que se accede desde la puerta del Paseo del Prado, es una muestra de la arquitectura más tradicional, diseñada por los arquitectos del Banco y ejecutada por el bilbaíno Adolfo Areizaga. Junto a ella hay magníficas vidrieras de estilo simbolista encargadas a la empresa alemana Mayer, con numerosas figuras alegóricas.

Así es la cámara del oro del Banco de España 2Escalera monumental del Banco de España | Foto: Banco de España

Con la ampliación decidida en 1927 y terminada en 1934, el nuevo patio de operaciones, con una altura de 27 metros y una superficie de unos 900 metros cuadrados, se aparta de los conceptos clásicos y recoge algún ejemplo del Art Decó, como la vidriera superior o el reloj, pieza decorativa y funcional situada en el centro del patio. También destacan la rotonda, que sirve de enlace interior entre los dos edificios.

El Banco de España posee una importante colección de pintura, constituida por la herencia de los bancos que le antecedieron y por adquisiciones o encargos posteriores. Se pueden encontrar obras de arte desde finales del siglo XV hasta nuestros días, entre las que hay auténticas joyas pictóricas y de gran valor histórico. A partir de la segunda mitad del siglo XX, la colección de arte se ha enriquecido también con nuevas disciplinas, como la escultura o la fotografía.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.