Así está ganando terreno la banca digital en España
Foto: N26| n26

Economía y capital

Así está ganando terreno la banca digital en España

"Ha habido una digitalización de forma masiva y de forma forzada", dice Francisco Sierra, director general del banco móvil N26 en España

por Néstor Villamor

«Ha habido una digitalización de forma masiva y de forma forzada en muchos casos». El que habla es Francisco Sierra, director general del banco móvil N26 en España. El confinamiento ha modificado de forma repentina los hábitos de los españoles y N26 ha elaborado un estudio para conocer en profundidad cómo es el ecosistema bancario en el mundo post-COVID y cómo se han transformado las necesidades de los usuarios.

Una de las principales conclusiones del informe, realizado a partir de 1.000 entrevistas a ciudadanos españoles de entre 18 y 60 años, es la apertura de los usuarios a la banca digital. Concretamente, un 73% de los encuestados reconoce que ahora valora más la importancia de la banca digital, el 67% admite que la pandemia le ha animado a hacer más gestiones bancarias por internet y el 43% se ha planteado cambiarse a una entidad más digital. «Mucha gente que antes no nos habría considerado a nosotros o incluso utilizar la app de su banco tradicional lo ha tenido que hacer y por eso se ha dado este salto», valora Sierra.

El estudio de N26 también destaca la satisfacción de los clientes de banca digital frente a los de banca tradicional. En este sentido, el 51% de los primeros recomendaría su entidad dándole una nota de 9 o 10, frente a un 33% de los segundos. Además, un 55% de los usuarios de banca digital asegura que no se cambiaría de banco, una cifra que desciende al 22% de los que operan con entidades tradicionales. En cuanto a la información, también son los bancos digitales los mejor valorados. Frente a un 59% de los usuarios de banca tradicional que se sienten plenamente informados de las comisiones que les cobra su entidad y a un 20% que considera que su banco es muy transparente, estas cifras suben a un 86% y un 54%, respectivamente, entre los usuarios de la banca digital.

Así está ganando terreno la banca digital en España 1

Satisfacción de los clientes de banca tradicional frente a la de los usuarios de banca digital. | Foto: N26

¿Hacia un Spotify de la banca?

Una de las cuestiones que plantea el informe de N26 de cara al futuro es la aparición de un modelo freemium (una versión básica gratuita y otra de pago con más prestaciones) de la banca, es decir, pagar una cuota mensual a la entidad financiera para que nos ofrezca una serie de servicios, una suerte de Spotify de la banca. ¿Estaríamos dispuestos a pagar 20 euros al mes a nuestro banco? El 62% de la población encuestada ha respondido que sí estaría dispuesta a pagar una cuota mensual fija por una banca de suscripción. «Hay distintas razones por las cuales la gente consideraría pagar una cantidad fija de forma mensual», amplía Sierra, «pero, sobre todo, la más importante es que en España lo que la gente no quiere es que le cobren comisiones ocultan, eso es lo que está claro», añade.

«Cuando la gente consumía toda la música de manera gratuita porque todo era pirata, vino Spotify con una propuesta de pago y mucha gente dijo que no triunfaría y, al final, la gente está dispuesta a pagar por un producto 100% digital siempre y cuando el nivel de calidad esté ahí y dé un servicio que satisfaga a los clientes», razona el director general de N26 en España. «Nosotros queremos montar esto para nuestros clientes, lo estamos haciendo ya, estamos ofreciendo suscripciones de pago y nosotros ofrecemos un producto gratuito con las funciones más básicas, que realmente son la cuenta y la tarjeta y, a partir de ahí, si quieres servicios de valor añadido, pagas una suscripción por ellos», agrega. Entre los servicios que ofrece este modelo están «seguros de tarjeta, seguros de viajes, seguros de compras, tener atención personalizada telefónica con tu agente o tener incluso una serie de descuentos o de tarjetas adicionales».

Néstor Villamor

Gallego de nacimiento y madrileño de alquiler. Aprendí este apasionante oficio en La Voz de Galicia, Icon, BuenaVida, El País… Ahora sigo creciendo en The Objective.