«Hay basura y ratas por todas partes»: los otros infiernos para los refugiados en Grecia
Foto: Petros Giannakouris| AP

Cultura

«Hay basura y ratas por todas partes»: los otros infiernos para los refugiados en Grecia

por María Hernández

Más de 12.000 personas hacinadas en un lugar preparado para acoger a 3.000. Haciendo colas para los baños, insuficientes para todos, sin posibilidad siquiera de lavarse las manos, con largas esperas para recibir comida, durmiendo en tiendas de campaña rodeados de basura. Así vivían los solicitantes de asilo que tuvieron la mala suerte de acabar en Moria y que, tras su incendio, han sido trasladados a otro campo similar. Pero su situación no es única.

Las llamas que arrasaron el campo de Moria pusieron de manifiesto las inhumanas condiciones en las que vivían miles de personas, en un limbo legal a la espera de que se resuelvan sus peticiones de asilo. Pero lo que no se cuenta a menudo es que el caso de Moria es mucho más común de lo que debería. Numerosos campos de refugiados, especialmente en Grecia, cumplen todas las condiciones para haberse convertido en un infierno en la Tierra.

Es el caso, por ejemplo, del campo de Vathy, en la isla griega de Samos, un centro diseñado para unas 650 personas en el que conviven hacinadas más de 4.600.

Moria también existe en otras islas

Las 12.000 personas que vivían en Moria y que ahora han sido trasladadas, en su mayoría, a un campo similar, son solo una pequeña parte de los grupos que sufren estas condiciones a diario.

Además de en la Grecia continental, los campos de refugiados también existen en las islas de Quíos, Samos, Kos y Leros. En total, cerca de 40.000 solicitantes de asilo viven atrapados en las islas griegas, una cifra que alcanza los 115.000 en todo el país.

«Son todos lo mismo. Hay diferencias en el tamaño y quizá en cómo de cerca están de la ciudad o en los servicios con los que cuentan, pero el panorama general es el mismo», explica en una conversación con The Objective Mirjam Molenaar, responsable de actividades médicas de Médicos Sin Fronteras (MSF) en el campo de Vathy, en Samos.

«Hay basura y ratas por todas partes»: los otros infiernos para los refugiados en Grecia 3

Foto: Michael Svarnias | AP

«Si ves el campo, ves que hay ratas por todas partes, basura por todas partes, la gente vive una encima de otra, en un espacio hecho para 600 personas viven alrededor de 4.600», explica sobre el campo de Vathy. «La gente vive en condiciones terribles, inhumanas en mi opinión, son condiciones peligrosas para la salud», añade Molenaar.

Los solicitantes de asilo no solo viven en lo que llaman «el campo oficial», donde hay unas 1.200 personas, el doble de las que caben, sino que también se ha generado un campo extraoficial en los alrededores. Allí viven otras 3.400 personas aproximadamente. Así, no hay suficientes baños, ni duchas, explica Molenaar.

«Hay basura y ratas por todas partes»: los otros infiernos para los refugiados en Grecia 1

Los alrededores del campo de Vathy. | Foto: Petros Giannakouris | AP

Por todas estas condiciones, MSF cree que «estos campos no deberían existir» y pide que estas personas sean evacuadas al continente y que los estados europeos se hagan cargo de ellas. «Esta gente viene de vivir situaciones terribles y ahora están en un campo con condiciones que no son una manera de vivir, eso no es vida».

Las autoridades, sobrepasadas y herméticas

Aunque Médicos Sin Fronteras y otras ONG se encargan de dar asistencia a numerosas personas en estos campos de refugiados, la responsabilidad es de las autoridades griegas que, según explica Molenaar, están sobrepasadas debido a la expansión del coronavirus.

«No tienen la capacidad suficiente para lidiar con el coronavirus, en nuestra opinión», dice la responsable de MSF, que añade que «no tienen gente suficiente para hacer frente a todo lo que pasa en el campo».

La ONG, que en el campo de Vathy, en Samos, ofrece ayuda relacionada con la salud mental y la salud reproductiva y sexual, y que trabaja allí junto con otras como Med’Equali, ha ofrecido su ayuda al Gobierno griego, pero aseguran que esta ha sido rechazada.

«MSF tiene mucha experiencia con enfermedades infecciosas pero rechazan nuestra ayuda», dice la responsable médica de la ONG. «Tampoco quisieron trabajar con nosotros en estrategias y formas de prevenir la expansión de la enfermedad».

«Hay basura y ratas por todas partes»: los otros infiernos para los refugiados en Grecia 2

Foto: Darko Vojinovic | AP

El nuevo campo de refugiados

Tras el incendio de Moria y la polémica generada por las condiciones de los habitantes de los otros campos de refugiados, las autoridades griegas anunciaron que se construirá una nueva estructura permanente y «cerrada» en la isla de Lesbos para reemplazar al campo de Moria.

El ministro griego de Migraciones, Notis Mitarachi, asegura que el objetivo es ofrecer unas condiciones de vida «decentes» a los habitantes de este campo y de otros similares que se construirán en algunas islas griegas, como en Samos, Kos y Leros.

Estos campos serán cerrados, contarán con un doble vallado y con la entrada controlada, añadió el ministro.

Estos nuevos recintos se esperan para verano de 2021 como pronto. Mientras, las ONG siguen demandado que los solicitantes de asilo sean trasladados a lugares más seguros y más humanos.

María Hernández

De Murcia y madrileña de adopción. Escribo a menudo sobre derechos humanos e inmigración. También estudié Publicidad, pero lo mío es el periodismo. Y los viajes.