The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Batman y Robin o la muerte de los superhéroes hace 20 años

La cuarta entrega de la vieja saga fue ridiculizada hasta tal punto que Batman, y los superhéroes, desaparecieron del cine.

 

¿Se acuerdan cuando las películas de superhéroes no eran todo lo que había en el cine? ¿Cuando no había universos en expansión y decenas de estrenos planificados hasta para 10 años a futuro?  Parece imposible volver a esos tiempos, pero existieron. Hubo un presente en que los héroes enmascarados estaban de retiro y una película fue la responsable, sólo una. Este mes Batman & Robin cumplió 20 años e Internet se llenó de recuerdos del momento en que una franquicia que parecía establecida murió en el acto y se llevó con ella todas las posibilidades de que Batman y compañia reaparecieran en pantalla... hasta que Christopher Nolan se atrevió largo tiempo después.

Batman & Robin fue la cuarta entrega de lo que comenzó como un renacimiento del héroe de Gotham a manos del negro sentido del humor de Tim Burton, que quería devolverle su dignidad depresiva a un personaje que vivía en la conciencia colectiva bailando twist en escenarios coloridos gracias a la serie televisiva.

La primera entrega (1989), con Jack Nicholson como Joker y Michael Keaton como Bruce Wayne, animó a público y críticos. Oscura, irónica y entretenida, garantizó la existencia de una segunda entrega. Pero fue aquí cuando Warner Bros. decidió cortar lazos con Burton. ¿Por qué? Al parecer su oscuridad se excedió con Batman regresa (1992) y las quejas de padres horrorizados se oían por todos lados. Para “salvar” la franquicia Warner despidió al director, que ya estaba contratado para una tercera parte (la última en su plan narrativo), y llamó a Joel Schumacher.

 

Batman y Robin o la muerte de los superhéroes hace 20 años 1

Mr Freeze | foto: Warner bros

 

El nuevo director se encargó de generar un éxito con Batman Forever (1995), aunque las costuras, que luego se desharían hasta extremos insalvables, ya eran visibles en algunos detalles. Primero, Keaton dejó la franquicia, que pretendía aligerarse y -un término muy conocido en el mundo interno del cine, pero poco por los demás mortales- “toyficarse”. Así apareció Val Kilmer por la puerta en 1995 y por la misma salió tras finalizar la película y tener problemas con Schumacher. No fue el único inconveniente del rodaje de Forever. Tommy Lee Jones no soportaba a Jim Carrey, según The Atlantic, por ejemplo.

Sin embargo, Schumacher siguió a la cabeza cuando se planteó hacer Batman & Robin. Con muy poco tiempo, una estrella nueva, críticas machistas a la actriz principal, un famoso con tiempo limitado y unos ejecutivos hambrientos de dinero y con muchas opiniones, la película ya se planteaba difícil de hacer inicialmente. Pero vamos por partes.

Akiva Goldsmith, guionista de Forever y Batman & Robin, expresó sus preocupaciones a Schumacher desde antes de comenzar el rodaje. Pensaba que la película tenía serios problemas, pero sus palabras fueron ignoradas (Schumacher se ha disculpado por años por el fracaso de la película y reconoce que su guionista vio venir el desastre y él lo ignoró).

Arnold Schwarzenegger ganó una exhorbitante cantidad de dinero por interpretar a Sr. Frío. En su tiempo 25 millones de dólares era un sueldo impresionante -más si se considera que su contrato limitaba sus horas de trabajo al día y ponerle el vestuario y el maquillaje tomaba varias horas  (más agregando que se negó a raparse el pelo, por lo que hubo que agregar una hora más a su preparación)- pero el Sr. Frío resultó uno de los villanos más ridículos de la historia del cine. Inicialmente, el guion establecía sus diálogos, cuenta The Hollywood Reporter, en un tono casi shakesperiano, pero cuando Schwarzenegger entró en el juego, y todas las demás manos se metieron a amasar, sus líneas terminaron por ser los interminables chistes malos sobre el hielo, el frío y el invierno que son.

Alicia Silverston, recién salida de Clueless, fue elegida como Batgirl para atraer al público juvenil femenino, pero este trabajo terminó por casi destruir su carrera. Sólo una adolescente, Silverstone tuvo que soportar burlas sobre su “aumento de peso”. Incluso, relata The Hollywood Reporter, durante el rodaje circuló un dibujo en que se la humillaba por su peso. Los medios la bautizaron “Fatgirl”.

 

Escena de Batman | Foto: Warner Bros

Escena de Batman | Foto: Warner Bros

 

Y por último, pero no menos importante: ¡Los pezones! Nadie que haya visto la película habrá olvidado los planos detalle de los trajes de Batman, Robin y Batgirl... y además de ser incómodos para los actores y alejados de la realidad del personaje del comic, incluían pezones, visibles, grandes y erectos. Las burlas en los medios y de los espectadores no se hicieron esperar. Y el ridículo tiñó cualquier comentario de la película y ese factor, el del ridículo, es algo de lo que nadie se recupera (como sabe más de un político).

Fuera no se quedan, como factores de ayuda, una dirección de arte que podría asumirse optó por robarse todos los neones de Las Vegas para hacer los sets, líneas tan malas que se han hecho memorables, una historia confusa pero a la vez demasiado simplona y un Batman que venía de la televisión y que aún no cargaba con el carisma que su nombre invoca actualmente: George Clooney.

Con el estreno de Batman & Robin, y las subsecuentes críticas y burlas, murieron la siguiente película de Batman, que ya estaba en movimiento, y el planificado spin off dedicado a Robin... y murió una forma de hacer cine de superhéroes basado en el merchandising y en la intromisión de ejecutivos sedientos de dinero. De hecho, el caballero oscuro se enterró como personaje por casi 10 años, Warner no quiso saber más de él hasta que Nolan propuso Batman inicia (2005) y el renacer de los superhéroes -los nuevos, oscuros y depresivos, en expansión interminable- tuvo su comienzo.  

 

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.