The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Bienvenidos a Abu Dhabi, una de las capitales mundiales del lujo

Foto: Rodrigo Isasi

Si tienes la suerte de viajar a Abu Dhabi, una de las capitales mundiales del lujo, y si tu economía lo permite, podrás disfrutar de algunos de los edificios más grandes y ostentosos del mundo. Frente a los viajes “low cost”, AbuDhabi propone justo lo contrario, un viaje para no reparar en gastos y disfrutar del placer, de la exclusividad y del sibaritismo que caracteriza a ciertos países del Golfo Pérsico.

Abu Dhabi significa literalmente “padre de los antílopes”, refiriéndose al Orix de Arabia, el animal nacional de los EAU y que está presente en algunas de sus monedas de un dírham. Este animal está en peligro de extinción, tras haber sido casi exterminado en Arabia Saudí por la caza masiva. El animal está tan presente en la región, que hasta una de las principales aerolíneas de Qatar lo luce con orgullo como uno de sus símbolos. En esta gran ciudad de 2.784 millones de habitantes, construida sobre las arenas del desierto, hay mucho que ver.

Una de las mezquitas más grandes del mundo

Bienvenido a Abu Dhabi, una de las capitales mundiales del lujo 5

Sala de oración de la mezquita. (Foto: Rodrigo Isasi / The Objective)

La mezquita del Sheikh Zayed, cuyo nombre se puso en honor al primer presidente de Emiratos, el jeque Zayed ibn Sultán Al Nahayan, es la mezquita más grande del país y la número 15 de todo el mundo, por la cantidad de personas que puede acoger, más de 41.000. La mezquita abre sus puertas a visitantes de todas las confesiones, siempre y cuando no se coincida con el día santo del islam, el viernes.
Contiene la alfombra y las diez lámparas de araña más grandes del planeta, fabricadas estas últimas por, nada más y nada menos que Swarowski, y tienen diez metros de longitud, nueve toneladas de peso y están hechas de cobre y recubiertas de oro. Lo que demuestra que en su construcción no repararon en gastos. La alfombra, por su parte, pesa 47 toneladas, fue hecha a mano por cerca de 1.200 mujeres iraníes y tiene un valor estimado de 545 millones de dólares. Pasear entre las arcadas de esta mezquita mientras se oye de fondo el adhan -llamada al rezo-, es una experiencia única.

Emirates Palace, el hotel más caro jamás construido

Bienvenido a Abu Dhabi, una de las capitales mundiales del lujo 6

Los jardines del Emirates Palace Hotel. (Foto: Rodrigo Isasi / The Objective)

Nada más cruzar el umbral de la puerta de acceso al hotel Emirates Palace de Abu Dhabi, una fragancia a Oud -también conocido como oro negro- embriaga al visitante. Entre columnas de mármol y bóvedas decoradas con oro y plata, alojarse en este mega hotel es, sin duda, una experiencia de lujo como pocas. No en vano, la habitación más barata cuesta 400 euros por noche y la más cara, una exclusiva suite de tres habitaciones, supera los 6.000 euros por noche. A esto se suman servicios como una playa y un puerto privados, desde los que podrás navegar en algunos de los yates más exclusivos del mercado. Si por el contrario no eres de los afortunados en poder dormir en este Hotel, no te preocupes, siempre podrás pasear por sus jardines y visitar su interior de manera totalmente gratuita, e incluso, disfrutar de algún concierto de música clásica en directo en su cafetería.

Una vista desde las alturas del ‘Observation Deck at 300’

Bienvenido a Abu Dhabi, una de las capitales mundiales del lujo 7

Las cuatro torres Etihad. (Foto: Rodrigo Isasi / The Objective)

Siempre y cuando no tengas vértigo a las alturas, justo enfrente del Emirates Palace están los cinco rascacielos Etihad Towers, entre los que destaca el ‘Observation Deck at 300’, al que podrás acceder tras pagar 85 AED (unos 22 euros) y que te permitirá observar toda la ciudad de Abu Dhabi desde su cafetería situada a 300 metros de altura. Sin duda es una buena opción para poder contemplar la inmensidad de la isla que acoge esta capital del lujo.  El precio de la entrada incluye una consumición de 50 AED (unos 13 euros).

Ocio, compras y gastronomía

En lo que a la oferta de ocio se refiere, Abu Dhabi quizá se quede pequeña respecto a su hermana Dubai; no obstante, si eres amante de la música jazz, puedes acercarte cualquier noche a Pizza Express, en el World Trade Center (WTC), para disfrutar de una sesión en directo de este estilo de música. Otra opción recomendable es fumar una Shisha -pipa de agua- de los más variados sabores de frutas que te puedas imaginar en la terraza al aire libre del Rawaq Café, también en el WTC. Ir de compras por algunas de las tiendas más exclusivas del Marina Mall o divertirte en el parque de atracciones temático de Ferrari en  la Yas Island, son otros de los los planes de ocio que puedes realizar en esta enorme urbe.

Siempre y cuando el clima acompañe -sí, en Abu Dhabi llueve, poco, pero llueve, y también hay épocas con tormentas de arena- pasear por la Corniche y disfrutar de sus playas es un plan obligatorio para cualquier visitante.

El Abu Dhabi más tradicional, Al Ain y las arenas del desierto

Bienvenido a Abu Dhabi, una de las capitales mundiales del lujo 8

Panadería tradicional en el Downtown de Abu Dhabi. (Foto: Rodrigo Isasi / The Objective)

Abu Dhabi no es solo un lugar para ricos, existen también otras opciones más asequibles. Si tu economía es más reducida, y tu paladar no es tan exquisito, comer barato en esta ciudad es posible. Las tiendas tradicionales donde acuden los trabajadores bangladesíes son el lugar idóneo para disfrutar de un té negro con leche, una banana rebozada y frita, un pan recién horneado y alguno de los dulces típicos, por apenas 1 dirham (25 céntimos de euro) cada uno de ellos. Para horas más avanzadas, los Shawarmas -lo que en occidente conocemos como kebabs- y las Samosas -empanadillas rellenas de carne y verduras- se convierten en los platos estrella.

Si eres de los que el lujo les abruma, y necesitas descansar de los ‘gigantes de cristal y acero’ de Abu Dhabi, viajar a Al Ain, a apenas 180 kilómetros de la capital, es sin duda una aventura mucho más tradicional donde poder respirar algo de aire en un oasis plagado de palmeras datileras, no te olvides de probar el sirope de dátil, o donde acudir a un mercado de camellos abierto todos los días de la semana desde primera hora de la madrugada.

Si además tienes un espíritu más aventurero, debes realizar una excursión de un día al desierto, concretamente al de Rub Al Khali, que es uno de los desiertos de arena más grandes del mundo y que se extiende por los países vecinos de Arabia Saudí, Yemen y Omán. Si tienes suerte, podrás contemplar una de las tradiciones más antiguas del país, la caza con los perros de raza Saluki y la caza con Halcón.

El proyecto de la “isla de la felicidad” (Jazeera Sadiyaat)

Bienvenido a Abu Dhabi, una de las capitales mundiales del lujo 10

Diseño del futuro Guggenheim. (Foto: www.guggenheim.org)

Este no será tu único viaje a Emiratos, no al menos si quieres acudir a la isla de Saadiyat -felicidad en árabe-, un proyecto ampuloso que consiste en albergar en una isla cercana a la de Abu Dhabi cuatro grandes instituciones culturales muy importantes: el museo Guggenheim más grande del mundo -en construcción- diseñado por Frank Gehry,  el museo del Louvre diseñado por Jean Nouvel -pendiente de inauguración próxima-, el Centro de Artes Escénicas diseñado por Zaha Hadid y el museo Nacional Zayed, diseñado por Norman Foster.

Save

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.