The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Bojack Horseman y la toxicidad masculina en tiempos de #MeToo

No lo tenía fácil. Puede que Bojack Horseman no sea la serie más vista de estos tiempos, pero sí es considerada por muchos críticos y seguidores la mejor de las que están en emisión en estos tiempos de Peak TV y tras una tercera y cuarta temporadas valoradas como algunas de las mejores de los últimos 10 años, Bojack tenía complicado ganarse al público de la misma manera con la quinta, que ya está en Netflix. Pero como pasa generalmente con Bojack Horseman, lo normal no aplica… y claro que la crítica adoró la última temporada de esta serie.

¿Pero por qué funciona la quinta temporada? Bojack es una serie que ha ido ampliando el sufrimiento de sus protagonistas, sin por ello eximirlos de culpas; también ha hablado cada vez más (a veces, como en este caso, coincidiendo casualmente) de discusiones y preocupaciones reales de su momento social (en la cuarta temporada analizó la transmisión y herencia del trauma entre generaciones, por ejemplo); es una serie interesada en analizar en profundidad y sin tapujos –y también con humor- a sus personajes y la sociedad en que viven. Y en la quinta temporada este esfuerzo llega a un extremo que será difícil de superar: Bojack analiza el momento #metoo.

Bojack Horseman y la toxicidad masculina en tiempos de #MeToo 3

Diane al confrontar a Bojack se cuestiona también a si misma. | Imagen vía Netflix.

Bojack, ese actor alcohólico y drogadicto con enormes traumas de infancia, es el típico personaje que habita la televisión actual (no del todo, la serie no justifica su comportamiento): un hombre ególatra y frágil que, debido a sus traumas pasados, es capaz de atacar a quienes le quieren y ser, de alguna forma, justificado… ¿Eso qué significa en un tiempo de #metoo? ¿Extienden estas narrativas justificaciones y normalización de comportamientos masculinos nocivos? ¿Son perdonables estos comportamientos?

La única razón por la que Bojack no ha sufrido de estos cuestionamientos es porque nunca ha justificado las acciones de su protagonista: sí, tiene sus razones para ser cómo es, pero lo que hace tiene consecuencias y en la mayoría de los casos cada vez más terribles. Así que ha sido la misma serie la que ha decidido en esta temporada ponerse ante los focos y evaluar hasta qué punto es válido relatar con contexto acciones terribles de hombres abusivos, para qué sirve ver sus razones y sus traumas, sus dolores… la serie no se aleja de sus posibles problemas y, de hecho, en el penúltimo episodio muestra a Bojack hacer algo que bien podría alejarlo de las simpatías del público para siempre… Porque se trata de analizarse, de cuestionarse, de ponerse ante el espejo, de meterse en terrenos difíciles, asumir las que pueden ser sus propias fallas y cuestionar al propio espectador sus conclusiones sobre estos personajes.

Bojack Horseman y la toxicidad masculina en tiempos de #MeToo 1

La quinta temporada de Bojack decide analizar a su protagonista, y como siempre, lo hace de manera brillante y despiadada. | Imagen vía Netflix.

La quinta temporada analiza la cultura del abuso y de la reverencia a la “genialidad masculina”. En un ejercicio altamente meta, Bojack está protagonizando una serie sobre un detective que tiene mucha similaridad con él: es alcohólico, es mujeriego, es distante y tiene traumas pasados, y el creador es la parodia perfecta del típico guionista de series que no duda de su amplia genialidad (y que desoye a cualquier mujer que esté involucrada en el proceso). No solo es esto. Como bien hace esta serie los temas duros de los que habla también tienden a tener tramas B que rebozan de humor leve y tontuno: y eso es lo que es la trama de Todd y su robot sexual que termina por convertirse en el presidente de la cadena de streaming que produce la serie de Bojack a pesar de sus altamente inapropiados comentarios.

Bojack Horseman y la toxicidad masculina en tiempos de #MeToo 4

Mister Peanutbutter y Pickles, la aspirante a ‘influencer’. | Imagen vía Netflix.

Diane, por su parte, sobrevive malamente a su divorcio (Mr. Peanutbutter no está mejor) y es parte fundamental del desarrollo de la trama de Bojack: es ella quien confronta a este hombre (caballo) sobre su privilegio, sobre sus comportamientos pasados que han dañado a tantas mujeres, sobre su falta de responsabilidad… porque esa es la peor conclusión de esta temporada: las consecuencias no existen, no realmente, para estos hombres. Aunque las asuman públicamente las opciones son que la industria los perdone al poco tiempo o que esta sea la historia que marque la vida de las mujeres a quienes atacaron y que nunca puedan continuar con sus carreras, que esos hombres las definan para siempre. En ninguno de los casos las mujeres obtienen justicia.

Bojack no es una serie optimista (de hecho es bastante devastadora) y en esta temporada su mirada de Hollywood (Hollywoo) y sus manejos es como un baño de agua fría en unas semanas en que Louis C.K., por ejemplo, intentó volver a los escenarios tras menos de un año de haber reconocido masturbarse delante de compañeras comediantes sin su consentimiento.

Bojack Horseman y la toxicidad masculina en tiempos de #MeToo 2

Free Churro, un episodio duro y genial. | Imagen vía Netflix.

 

Hay más cosas de las que hablar en esta temporada (el episodio Free Churro es una obra maestra) porque siempre las hay (es una serie demasiado densa y profunda para analizar bajo un solo lente), pero el tema central de la temporada es la toxicidad masculina y, de hecho, la toxicidad masculina de su propio protagonista… Bojack está cada vez más solo, pero las consecuencias de sus actos aún lo evaden (solo lo persigue una enorme culpa)… pero por primera vez el final de la serie ofrece una posible salida, un asumir de responsabilidad personal y privado de Bojack que podría significar un paso hacia su mejora… o no.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.