Política y conflictos

Esta es la cara que se le ha quedado a Kim Jong-un después de un chiste incómodo de Trump

Justo antes de sentarse a comer, Trump le ha hecho una broma a Kim Jong-un para intentar romper el hielo que no le ha hecho ninguna gracia a su acompañante.

por The Objective

Actualizado:

El encuentro histórico del año ha tenido lugar este martes en Singapur. La firma de un acuerdo para la desnuclearización de Corea del Norte entre Donald Trump y Kim Jong-un se ha producido bajo la mirada directa de 5.000 periodistas y del interés de los países más importantes del mundo. En medio de estrechamientos de manos, banderas, focos y prensa, las cámaras han captado un momento incómodo entre los líderes de Estados Unidos y de Corea del Norte.

Justo antes de sentarse a comer y mientras los fotógrafos tomaban una de esas fotos que tanto Trump como Kim pretenden que pasen a la historia, el presidente estadounidense no ha tenido reparo en intentar romper el hielo con una bromita sobre la forma física de su acompañante, quien, por cierto, no es ninguna una hermanita de la caridad, sino un dictador temible y con armas nucleares que tiene oprimido a su pueblo.

«Equipo, ¿nos estaréis haciendo una buena foto? Para que salgamos bien y guapos y delgados… y perfectos«, se reía Trump mientras Kim Jong-un se sentaba al otro lado de la mesa. La cara del líder norcoreano es un poema, un meme, una caricatura.

 

Ante la duda de si Kim ha entendido la broma, fuentes presentes en la sala han confirmado que sus asesores le traducían simultáneamente.

No es la primera vez que Trump hace comentarios respecto al físico del líder norcoreano a quien ya llamó «gordo y bajito» en un tuit en noviembre:

 

 

La secuencia completa la ha captado el periodista Shahjahan Khurram: