The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Carmen Sandiego será una serie animada

Foto: Wikipedia | Wikipedia

Los videojuegos también son una fuente de explotación nostálgica. En el caso de Carmen Sandiego, Netflix anunció un estreno en 2018 y la participación de Gina Rodriguez. ¿Será la adaptación un triunfo o otro fracaso como muchos intentos de llevar juegos a la pantalla?

 

Este no es el primer videojuego de los ochenta, o noventa, en ser llevado a la pantalla (ni será el último). En un mundo de remakes, reboots y poca imaginación por parte de los estudios, el pozo nostálgico de la infancia tiene veda abierta, aunque se trate de juegos para ordenador.

Hagamos un poco de memoria. Where in the World is Carmen Sandiego? es un videojuego de 1985 en que el jugador, The Player, debía seguir los pasos de un grupo de detectives a cargo de encontrar a una asociación criminal, liderada por Sandiego, que robaba tesoros internacionales. El juego, que tuvo varias versiones en dos décadas, estaba diseñado para que los niños y jóvenes se interesaran por la geografía mientras buscaban a los secuaces y a Carmen tras un espectacular robo. Esta no es la primera vez que la historia de Sandiego se lleva a la pantalla. En tres ocasiones en los noventa, 1991, 1994 y 1996, el videojuego se convirtió en serie animada y en programa de concursos.

La versión de Netflix se estrenará en 2019 y tendrá a Gina Rodríguez -Jane the Virgin- como voz de Carmen Sandiego y a Finn Wolfhard -Stranger Things- como The Player. La historia girará en torno a la historia de Carmen y cómo se convirtió en una ladrona internacional.

 

Carmen Sandiego será una serie animada 1

Jake Gyllenhaal en Prince of Persia | Fotograma vía Walt Disney Pictures

 

"Los estudios se han encontrado con esa teoría que dice que los millennials son una generación prematuramente nostálgica"

 

Este juego es el último en una larga lista de adaptaciones, buenas, mediocres y malas, de propiedades infantiles de los ochenta y noventa. Y tampoco es un fenómeno exclusivo de estos tiempos. Desde siempre los videojuegos con éxito han sido catapultados a otros medios, para probar las aguas y hacer caja. La experiencia comenzó en los noventa cuando una serie de películas basadas en Mario Bros, Street Fighter, Mortal Kombat y Pokémon -excepción con varias versiones de cine y una serie animada- llegaron a las salas con poca suerte. Los espectadores disfrutaban jugar llevando a los personajes, pero no estaban tan felices con verlos moverse por sí mismos. Eso sin tomar en cuenta que los anteriores videojuegos tienen poca o ninguna historia.

Ya para el año 2000, los estudios habían tomado nota de sus fracasos y los videojuegos habían avanzado en desarrollo tecnológico y narrativo. Es aquí cuando llegan a la pantalla películas como Tomb Raider, Final Fantasy o Resident Evil -que aún estrena secuelas con éxito-. Una de las salidas que vieron los estudios en los videojuegos modernos fue generar franquicias de terror basadas en juegos exitosos del género -Silent Hill, Doom, House of the Dead-. Los resultados fueron variables, al igual que las ganancias. Y aún el fenómeno no dependía de una explotación de la nostalgia, sino de una búsqueda descarada de dinero en productos exitosos en otros ámbitos. ¿Para qué necesitas desarrollar historia? Pone personajes conocidos en la pantalla y tienes el triunfo asegurado, parecían decir los estudios. El resultado, obviamente, no era ese.

Y luego llegamos a mediados de los 2000 cuando los estudios se encontraron con esa teoría que dice que los millennials son una generación prematuramente nostálgica –los factores son muchos e incluyen los efectos de la crisis económica en sus proyectos de vida comparados con los de sus padres o la desestabilidad política que acompaña a su temprana adultez- y decidieron explotarla al máximo. Mientras la televisión revivía las infancias y adolescencias de la Generación X– los creadores de series tienden a estar entre los 40 y 50 años – los estudios de cine apelaban a los treintañeros con recuerdos de niñez. Así volvieron al ruedo cosas como Street Fighter y se estrenaron adaptaciones lamentables como Prince of Persia -¿en qué pensabas Jake Gyllenhaal?-. Esto sin contar, con la moda lamentable de adaptar juegos de móvil al cine, juegos tan tenues en historia o coherencia como Angry Birds.

 

Carmen Sandiego será una serie animada 2

Michael Fassbender en Assasin's Creed | Fotograma vía 20th Century Fox

 

La moda de explotar la niñez como fuente de ingresos de hordas de adultos contemporáneos nostálgicos continua: Tomb Raider volverá a los cines en 2018, por ejemplo, y hace poco llegó a las salas Warcraft, basada en World of Warcraft. Este exprimir de los recuerdos convive en adaptaciones de videojuegos más recientes y con éxito, como Assasin's Creed o Max Payne, y con secuelas de unas de las únicas adaptaciones que ha ganado adeptos: Resident Evil.

Carmen Sandiego se suma a esta moda de la nostalgia millennial y sólo queda esperar para saber en qué terreno se encuentra: el de la explotación o el de la narración exitosa. Pero, a pesar de todo, una cosa es cierta. Para todos los fans de Carmen Sandiego esta parece una buena noticia.

 

Save

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.