The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Cheran: “Que haya paz no significa la ausencia de la guerra”

Foto: Sri Lanka por Egle Sidaraviciut | Unsplash

Quemar libros es de bárbaros

No le resultará extraño al lector que esta historia comience, como todas las tragedias contra la razón, la dignidad, la libertad y el sentido común, con la quema de libros, los de la Biblioteca Pública de Jaffna, en Sri Lanka, el 31 de mayo de 1981. La segunda ciudad más importante del país y la capital cultural de los tamiles vio arder tesoros únicos y, por tanto, irrecuperables.

El escritor tamil Rudhramoorthy Cheran fue testigo de ese incendio, verdadero genocidio cultural que acabó con más de 90 mil libros y manuscritos. De su impotencia frente a tamaña catástrofe surge el poema Second Sunrise (Un segundo amanecer) que da título a su primera colección de poemas, cuyos versos últimos rezan así :“Desde las calles / donde todavía brotan las brasas, /alzaos, marchad al frente”.  Una colección de poemas que supone un punto de ruptura en la tradición poética tamil y que vendrá a convertir a Cheran en una suerte de ídolo poético para las jóvenes generaciones.

Cheran: “Que haya paz no significa la ausencia de la guerra”

Cheran Rudhramoorthy. | Foto cedida por la editorial.

Estalla la Guerra Civil

A partir de 1983 se generalizan los pogromos (saqueos y matanzas de gentes indefensas) por parte de los cingaleses (la población mayoritaria en Sri Lanka, casi unos 15 millones de personas), contra la minoría tamil y se hace evidente que el gobierno no quiere o no puede protegerlos. Así, los Tigres Tamiles, un grupo separatista que reclama la creación de un Estado Independiente, se alza en armas y estalla una Guerra Civil que durará hasta 2009. Se estima que casi 100 mil personas perdieron la vida durante este periodo.

Para Cheran y otro grupo de jóvenes artistas que, por aquel entonces, estaban en la veintena y eran universitarios, significó un punto de no retorno hacia la resistencia política. En el caso de Cheran le obligó finalmente a huir al exilio en Canadá, primero en 1987 y ya definitivamente en 1993. Muchos otros tuvieron peor suerte.

Los especialistas en literatura tamil aseguran que la poesía de Cheran significa un punto de ruptura con la tradición poética tamil, uno de cuyos mayores referentes era el propio padre de Cheran. Aseguran los críticos que la manera poderosamente estética con la que la política entra en la tradición poética tamil en ese momento, no solo resultaba totalmente inédita, sino que iba a influenciar a un grupo de poetas posteriores, que consideran a Cheran un faro nacional, un referente ético. La clave, como dice el propio autor, “es que no hago agitprop, sino que mi poesía retrata de una forma vívida una experiencia compartida por muchos”.

De hecho, hoy día, los libros de Cheran están traducidos a 22 idiomas, el autor viaja por todo el mundo recitando sus poemas y sus libros venden muy bien en tamil e inglés. De ahí la importancia de la antología de su obra que ahora presenta Navona Editorial (hasta ahora inédita en castellano), bajo el título de Siembra solo palabras, en edición bilingüe y con la traducción de Isabel Alonso Breto. El libro incluye íntegro su primera colección de poemas (A Second Sunrise) más 10 poemas recientes.

Cheran: “Que haya paz no significa la ausencia de la guerra” 2

Imagen vía Editorial Navona.

La poesía como forma de resistencia

Cheran aprendió de su padre y de la tradición poética tamil, con la que comenzó a familiarizarse a los cinco años, un particular ritmo y un tono. Sus primeros versos dan cuenta de la experiencia amorosa, pero pronto se verán impregnados por las crueldades de la guerra y el genocidio. Para ello, Cheran se servirá de su conocimiento directo de los hechos históricos (durante su época en Sri Lanka trabajaba como periodista y reportó casi un centenar de genocidios) y de sus habilidades como músico e intérprete (a los 9 años ya era capaz de subirse a un escenario y recitar de memoria poemas completos). Sin embargo, para él lo más importante es la imaginación, pues dice que está convencido de que “la imaginación literaria está muy por delante de las dimensiones sociológicas y políticas que sirven para explicar el genocidio”.

Por ello, su compromiso político tiene que ver, dice el poeta a The Objective, con su independencia y con lo que él llama “la poesía de la resistencia”. “Los tamiles somos una comunidad minoritaria que está integrada en una comunidad mayor. Así que mi poesía es una suerte de resistencia poética y artística contra su opresión. Por ello es una forma de lucha”.

El trauma histórico

Cuando Alejandro Amenábar declaró recientemente a la prensa que “el fantasma de Franco flota hoy entre nosotros”, coincidiendo con el estreno de su película Mientras dure la guerra, se evidenció nuevamente -por la polémica que generó su declaración- que tampoco en España está cerrada la herida de la Guerra Civil.

En la obra poética de Cheran es muy llamativo cómo sus poemas de los últimos años recurren preferentemente a la estructura formal del sueño y se nos presentan detrás de una nebulosa. Cheran, quien vive en Canadá desde 1993, confiesa que no sabe por qué, pero que en sus sueños (a pesar de que no siempre son pesadillas) sí que “son sueños sobre mis años formativos en Jaffna”. Dice que nunca sueña sobre Canadá u otros países en los que ha vivido o por los que ha viajado. Y que supone “que es por el trauma histórico que hemos sufrido los tamiles y que es el motor que hace que siga escribiendo”.

Preguntado por sobre una posible reconciliación en Sri Lanka, dice el poeta que “lo primero que debería hacer el gobierno para que se produzca una reconciliación es que reconozca públicamente los crímenes contra la humanidad que cometieron contra los tamiles y el genocidio”. Nos comenta Cheran que el gobierno siempre lo ha venido justificando como una “operación humanitaria”, sin embargo, “la verdadera reconciliación en este contexto solo sucederá en cuando se den las necesarias condiciones de igualdad y justicia”. Y es que, como asegura el poeta tamil para finalizar nuestra entrevista, “que haya paz no significa la ausencia de la guerra”.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.