Cinco empresas que están desarrollando coches voladores
Foto: Klein Vision| Klein Vision

Economía y capital

Cinco empresas que están desarrollando coches voladores

Una marca holandesa ha sido recientemente la primera en conseguir licencia para matricular un coche volador. Es solo uno de los hitos de esta industria incipiente

por The Objective

Actualizado:

Los eléctricos llevan años en las carreteras. Los autónomos son una realidad incipiente. Pero los coches voladores son todavía… ¿ciencia ficción? No. Al igual que los que utilizan la electricidad como combustible y los que no necesitan conductor, los automóviles que vuelan ya empiezan a despegar. Todavía es un misterio cómo será el futuro tráfico aéreo y cómo se adaptará la legislación para hacer frente a esta realidad, pero estas preguntas tendrán respuesta más pronto que tarde debido al impulso de empresas que están desarrollando ya esta nueva forma de entender el transporte. Estas son algunas.

AirCar

«Se transforma de vehículo de carretera a vehículo aéreo en menos de tres minutos», presume en su página web Klein Vision, la empresa que desarrolla este coche volador. La idea de la compañía es que este automóvil sea «útil para el ocio y para viajes en autoconducción y también como servicio de taxi comercial» y que pueda «pasar del modo conducción al modo vuelo a golpe de clic». Este híbrido entre coche y avión tiene un motor de BMW, alcanza una velocidad en el aire de 200 kilómetros por hora y hace cuestión de días ha realizado con éxito su primer vuelo de prueba. Este hito da alas —literalmente— a que la empresa lo saque próximamente al mercado (actualmente está en fase prototipo, pero, eso sí, avanzada).

Uber Air

Primero, Uber revolucionó el sector del transporte por ciudad al posicionarse como nuevo competidor —y dolor de cabeza— del taxi. Posteriormente llegó Uber Eats, el servicio de reparto de comida a domicilio que ahora también ofrece la compañía. Pero la empresa no quiere quedarse ahí y está desarrollando ya su propio aerotaxi, Uber Air. «Uber Air es nuestra más ambiciosa visión para el futuro de los viajes compartidos», informa la empresa en su web. «Igual que los rascacielos permitieron a las ciudades utilizar un espacio de tierra limitado de manera más eficiente, Uber Air se lanzaría al cielo para aliviar el tráfico en tierra firme». Para hacer realidad su proyecto, la empresa cuenta ya con colaboradores como Bell, Embraer o Hyundai. ¿El objetivo? «Crear un futuro en el que la necesidad de tener un coche individual decrezca con el tiempo». Y se ha puesto el año 2023 como horizonte temporal para empezar a volar.

Siete empresas que están desarrollando coches voladores 1

Render de un vuelo de Uber Air. | Foto: Uber

Terrafugia TF-2

Más aparatoso, pero también más original, es el diseño del Terrafugia TF-2. Este modelo consta de tres piezas, una de las cuales es intercambiable para pasar del modo coche al modo avión… o más bien helicóptero, en este caso. Terrafugia es una de las empresas con más tirón en este sector y, de hecho, en 2017 fue comprada por Zhejiang Geely Holding Group, la empresa matriz de marcas de coches ya consolidadas como Volvo o Lotus. Terrafugia explica en su web que este vehículo contará con cuatro asientos y que será híbrido inicialmente para, en una segunda fase, pasar a ser completamente eléctrico.

AeroMobil 4.0

Puede que no sea el nombre más original de cuantos existen, pero el diseño es extraordinario. La empresa que fabrica este coche-avioneta(-transformer) prevé sacar los primeros modelos al mercado en 2022. De hecho, su página web ya permite hacer pedidos online del AeroMobil 4.0 para los más impacientes. La empresa hace énfasis en el diseño de su vehículo y también en su sistema de controles, «estiloso y, aun así, familiar y fácilmente reconocible para todos los pilotos y conductores». Además, AeroMobil presume también de que su proyecto tiene «pantallas digitales integradas» que «mostrarán la información necesaria relacionada con la operación automovilística del vehículo y que, en el despegue, se transformarán fácilmente en el sistema de pantallas perfectos para el uso en el modo vuelo».

Pal-V Liberty

No se sorprenda si dentro de poco ve este coche por las carreteras porque, hace solo unas semanas, la empresa Pal-V logró que su coche Liberty obtuviera una licencia que le permitiera matricularse y circular por las carreteras europeas como cualquier otro vehículo. Eso sí, todavía no cuenta con licencia para volar… Además de haber pasado los controles de conducción, sonoridad, contaminación, frenado y demás para poder conducir, aún queda que la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA, por sus siglas en inglés) le dé el beneplácito para tomar vuelo (un trámite que la empresa holandesa espera concluir en 2022). De momento, se puede reservar, pero barato no sale. En España, la edición Sport cuesta 299.000 euros, mientras que la edición Pioneer sale por 499.000. Además, la web de la empresa advierte de que habrá una primera edición limitada de la que solo se venderán 90 ejemplares en todo el mundo.