The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Claves para entender el conflicto entre Huawei y Occidente por el 5G

China y Estados Unidos pugnan por liderar la transformación tecnológica que promete el nuevo paradigma de las telecomunicaciones

Foto: Andy Wong | AP

Geopolítica, economía y tecnología 5G. Son los ingredientes con los que lleva años hirviéndose uno de los mayores conflictos internacionales del momento: la lucha entre Occidente y el gigante chino de las telecomunicaciones Huawei, uno de los líderes globales de su sector. Pero si esa cocina quemaba a fuego lento, la llama se avivó el pasado diciembre cuando Canadá arrestó, siguiendo una petición judicial de detención emitida por Estados Unidos, a Meng Wanzhou, directora financiera y vicepresidenta de la empresa. Washington alega que la compañía violó las sanciones estadounidenses contra Irán, pero lanzar una orden internacional de detención y extradición contra una directiva de una empresa por este motivo es una medida sin precedentes en Estados Unidos. Máxime teniendo en cuenta que, al ser hija del fundador y presidente de la empresa, es una probable sucesora de su padre, Ren Zhengfei, de 74 años.

Estas son las principales claves para entender el conflicto.

Sospechas de espionaje

Más allá de las sanciones a Irán, Estados Unidos lleva años investigando al gigante chino por sus supuestas conexiones con el Gobierno chino y el consecuente riesgo de espionaje. Distintos países occidentales, como Australia y Nueva Zelanda, ya han prohibido a Huawei el acceso a las redes de comunicación 5G (quinta generación) en sus territorios. Países como Alemania o Japón han mostrado, con más o menos contundencia, sospechas sobre la compañía. Quien dio un paso más adelante fue Polonia, que hace unas semanas detuvo a un ciudadano chino, empleado de Huawei, acusado de espionaje.

Claves para entender el conflicto entre Huawei y Occidente 2

Meng Wanzhou, vicepresidenta de Huawei | Foto: Handout | Reuters

La base de las sospechas

"Algunas de las sospechas pueden estar fundamentadas, aunque es difícil saberlo con seguridad, y más aún probarlo", el que habla es el catedrático de Economía de la Universidade de Vigo Xosé Carlos Arias. "Es creíble la suposición de que Huawei como empresa independiente pero en la práctica controlada por el Estado, y este último como tal, traten de utilizar su ventaja tecnológica actual como arma de espionaje", cuenta a The Objective por correo electrónico. También desliza que "un escenario que cada vez se hace más probable" es el de una nueva Guerra Fría.

El catedrático de Ingeniería Telemática de la Universidad Carlos III Arturo Azcorra aporta un ángulo distinto. Considera que la preocupación estadounidense puede responder a que "quizá ellos también usen sus equipos" para el espionaje y teman que sus competidores orientales estén haciendo lo mismo. Azcorra, también director del instituto de investigación en redes de computación y comunicación IMDEA Networks, subraya el término "quizá" y enfatiza que la suya es una "respuesta cauta" a esta cuestión.

La importancia de la red 5G

La base de este conflicto tecnológico es la expansión definitiva de las redes 5G. Los cambios de 1G a 4G simplemente aumentaron la cantidad de datos que se podían intercambiar entre dispositivos, pero la quinta generación supone un paradigma diferente en la comunicación, ya que las redes no solo transmitirán información, sino que incorporarán computación. Es decir, no solo servirán para enviar selfies, sino también para conducir un coche o gestionar un servicio de emergencias 112. "Es el principal cambio en las telecomunicaciones desde que se inventó el telégrafo", valora Azcorra.

En este contexto, el experto señala que los Gobiernos luchan por que sus países lideren esta transformación por su importancia socioeconómica ("yo quiero que sea mi país el que construya la tecnología y el que salga mejor parado de esta revolucion", explica), su influencia geopolítica ("si hay un recurso crítico y yo lo controlo, tengo una gran influencia geopolítica") y sus aplicaciones militares, que no son pocas, ya que las redes 5G permiten, asegura Azcorra, realidades tan aparentemente inverosímiles como robots militares y ejércitos de drones coordinados.

Azcorra compara la irrupción del 5G con otra transformación histórica. "Es muy parecido a la revolución industrial. Antes hacían falta 10 personas para hacer la cosecha y ahora solo hace falta una persona y una cosechadora. Se perdieron puestos de trabajo en la agricultura, pero hicieron falta ingenieros. Ahora es lo mismo: se destruirán puestos de menor cualificación y se crearán otros de mayor cualificación". Pone como ejemplo el sector del automóvil. "Los coches autónomos harán innecesarios los conductores. No solo los taxistas, sino también los repartidores".

Es por eso, señala Azcorra, por lo que no se vivió este revuelo con los anteriores cambios de redes (de 1G a 2G, de 2G a 3G y de 3G a 4G). Xosé Carlos Arias añade que "en los anteriores avances no había la novedad estratégica que ahora se da: el poder tecnológico y la dirección de la transformación digital estaba, fuera de toda duda, en Estados Unidos. Es la llegada de China como gran competidor en ese plano lo que cambia radicalmente el paisaje".

¿Es seguro usar teléfonos Huawei?

Más allá de guerras cibernéticas, una preocupación más prosaica pero también inquietante es si al propietario medio de un teléfono Huawei le van a robar sus datos. "No hay ninguna prueba de que haya un espionaje" por parte de Huawei, cuenta a The Objective Azcorra. "Que yo sepa—puntualiza—; es posible que alguien tenga alguna prueba y la esté guardando en secreto".

De lo que sí hay pruebas es de la importante brecha de seguridad de empresas tecnológicas estadounidenses, como el escándalo de filtración de datos de Facebook y Cambridge Analytica, algo que no ha ocurrido en el caso del gigante chino. ¿Supone una amenaza mayor para la seguridad Huawei que Facebook? "Desde el punto de vista técnico son iguales", valora Azcorra. "Incluso diría que un operador de servicio de datos [es decir, empresas como Facebook, a la que el director de IMDEA Networks evita mencionar] tiene más capacidad de espionaje porque no solo ha fabricado los equipos, sino que los opera".

Claves para entender el conflicto entre Huawei y Occidente 1

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, tuvo que comparecer en el Congreso por el escándalo de seguridad de Facebook. | Foto: Carolyn Kester | AP

En este sentido, Arias entiende que el trato de Occidente a Huawei sería "sin duda" distinto si esta fuera una empresa occidental. "Se puede entender la reacción estadounidense—por la amenaza que supone, ya no en términos geoestratégicos, sino sencillamente por lo que puede suponer en el plano económico, y en el juego de poder de la economía internacional que viene—, pero la posición europea se entiende mucho menos. Salvo que los algunos Gobiernos sepan algo que los demás no sabemos...".

¿Solución?

La solución a este conflicto es, de momento, una incógnita. "La única solución verdaderamente razonable sería a través de un arbitraje internacional. Pero eso es exactamente lo que no tenemos", considera Arias. "La ausencia de estructuras de gobernanza global es un problema muy grave ante estos asuntos difíciles. Ante eso, no queda más que la negociación en corto, si fuera posible con algún tipo de acercamiento multilateral". El próximo paso al que hay que prestar atención para comprender el desarrollo del conflicto es a cómo se resuelve el proceso de extradición de Meng, que de momento se encuentra en libertad bajo fianza en Canadá.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.