¿Quién cubre los daños del volcán de La Palma si el seguro no se hace cargo?
Foto: Pool| Reuters

Sociedad

¿Quién cubre los daños del volcán de La Palma si el seguro no se hace cargo?

Explicamos cómo funciona el Consorcio de Compensación de Seguros y las ayudas del Estado a los afectados por el volcán

por María Hernández Solana

Cientos de personas han visto cómo su vida se destrozaba en cuestión de minutos al arrasar la lava sus casas y con ellas, la mayoría de sus pertenencias. En hoteles, casas de familiares y refugios temporales, muchos vecinos de La Palma viven con angustia e incertidumbre desde la erupción del volcán el día 19 de septiembre.

La mayor preocupación es si los seguros cubrirán los daños ocasionados por el volcán y, en caso de no hacerlo, si se puede optar a otro tipo de ayudas. Para aclarar las dudas sobre este tema, hablamos con Alberto González, abogado de litigación y arbitraje de AGM abogados.

El Consorcio de Compensación de Seguros

Lo habitual es que el seguro no se haga cargo de los daños por lo que se consideran riesgos extraordinarios, fenómenos dentro de los que se enmarca la erupción de un volcán, explica González. Pero para eso existe el Consorcio de Compensación de Seguros.

«Las pólizas que se contratan habitualmente, que suelen ser las de hogar y las de automóvil, tienen dentro la prima que se abona en este caso a la compañía aseguradora una parte que va al Consorcio de Compensación de Seguros», explica el abogado. Este consorcio es un mecanismo de intervención que «se encarga de activar la protección en aquellos riesgos extraordinarios no cubiertos por las pólizas».

¿Quién y cómo se puede reclamar?

Para poder beneficiarse de esta cobertura es necesario que «exista una póliza contratada por el perjudicado, porque dentro de esas pólizas va a haber ese recargo que se abona al Consorcio de Compensación de Seguros para poder activar la protección en estos casos», explica González.

Por tanto, «si tenemos una póliza de hogar o de automóvil que esté en vigor y que esté al corriente de pago, si nos ocurre este riesgo extraordinario podemos efectuar la reclamación a nuestro seguro y, aunque nos diga que no nos lo cubre porque no está cubierto en la póliza, sí que podrá canalizar la reclamación a través del consorcio», añade.

Los siniestros tienen que ser comunicados al seguro por los propios perjudicados. En esta ocasión, en la que numerosas personas han perdido su casa y todas sus pertenencias, es probable que se habiliten canales para facilitar la comunicación y que incluso se pueda hacer directamente con el consorcio, señala González. Sin embargo, aconseja hacer la reclamación a través del seguro, que puede canalizarla al consorcio.

¿Quién cubre los daños del volcán de La Palma si el seguro no se hace cargo? 2

Foto: Jon Nazca | Reuters

¿Y si no tengo seguro?

El problema viene cuando las personas afectadas no tienen contratado un seguro del hogar, puesto que este mecanismo de compensación es solo para aquellas personas con una póliza en vigor. ¿Qué pasa con ellos entonces? Las opciones son o hacer frente a los gastos con sus propios recursos, algo que no es posible en la mayoría de los casos, o esperar a que se pongan en marcha ayudas estatales o autonómicas.

En el caso del volcán de La Palma, el Gobierno ya ha aprobado un total de 10,5 millones de euros en ayudas a los afectados por el volcán, de los cuales 5,5 millones irán destinados a la compra de viviendas y el resto, a la adquisición de enseres de primera necesidad, como mobiliario. Estas ayudas son más lentas que las que proceden del Consorcio de Compensación de Seguros, pero son la única opción para quien no tiene una póliza contratada.

Para solicitarlas, hay que presentar la documentación especificada en el Boletín Oficial del Estado (BOE), que en este caso especifica que para acceder a la ayuda la vivienda siniestrada debía ser la residencia habitual antes del siniestro.

¿Cuáles son los plazos?

En un caso de esta envergadura, es difícil calcular cuánto tardarán las ayudas en llegar a los afectados, pero si nos guiamos por los plazos habituales, en 40 días se debería recibir una oferta mínima por parte del seguro, explica González. «Esto en el caso de que tú tengas una póliza y reclames la cobertura a tu propio seguro», apunta.

Los 40 días son para recibir el pago mínimo, pero la aseguradora tiene normalmente un plazo máximo de tres meses para hacer la oferta final, explica el abogado, que señala que en este caso «puede ser algo más, porque evidentemente estamos hablando de una situación especialmente complicada».

¿Quién cubre los daños del volcán de La Palma si el seguro no se hace cargo? 1

Foto: Nacho Doce | Reuters

Con el volcán de La Palma hay varias dificultades añadidas al proceso que se lleva a cabo con cualquier tipo de siniestro, puesto que hay que «localizar en alguno de los casos dónde estaban las edificaciones, para lo que habrá que recurrir al catastro, porque a algunas se las habrá comido la lava y va a ser difícil identificarlas», dice González.

¿Y para la gente que recibirá ayudas estatales o autonómicas? Aquí se complica la cosa. El primer problema viene con las ayudas que se traducirán en la compra de viviendas, porque «aquí se juega un poco con la dificultad que pueda haber para poder adquirirlas, primero porque hay algunas que se han destruido, La Palma tampoco es una isla especialmente extensa, y luego las dificultades del mercado», dice González.

A esto hay que sumarle la burocracia, que hace que el proceso sea más lento que con un seguro, puesto que con el consorcio «son los propios técnicos del consorcio los que se personan allí para ver cuál es el estado de lo que ha quedado o de lo que pueda ser, así que entiendo que este procedimiento es algo más ágil que lo que pueda ser las ayudas que se concedan por las administraciones».

María Hernández Solana

De Murcia y madrileña de adopción. Escribo a menudo sobre derechos humanos e inmigración. También estudié Publicidad, pero lo mío es el periodismo. Y los viajes.