The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

El coche autónomo que te hará los recados y se suicidaría antes de hacerte daño

Foto: Nuro | Nuro

En el futuro, ir a la compra será cosa del pasado. E ir a por la ropa de la tintorería, también. La compañía tecnológica estadounidense Nuro ha presentado un coche autónomo eléctrico diseñado específicamente para llevar las compras del supermercado a domicilio. Y también podrá llevar otros encargos, como una pizza, o incluso paquetes de compras por internet. El vehículo, que todavía es un prototipo, funcionará en vías urbanas, pero, por el momento, sus fabricantes no prevén que pueda operar en autopistas. El plan es que el coche esté en las carreteras a finales de este año. Y la empresa está ya diseñando otra versión que permita la producción masiva del aparato. Además, si se encuentra en una situación de peligro, autodestruirse antes de tocar a un peatón.

El coche autónomo de Nuro tiene cuatro compartimentos, dos a cada lado, que pueden acoger sendos envíos, que cuentan con sistemas de control de la temperatura. Cada módulo puede transportar algo más de 113 kilos de mercancía.. Eso sí, la tecnológica todavía no ha anunciado ningún socio con el que utilizar el vehículo. Pesa unos 680 kilos, según Bloomberg, y, de ellos, la mayoría está concentrada en su batería. Además, cuenta con un vidrio en la parte frontal. Pero eso solo es para que los conductores no se asusten al verlo.

Los diseñadores del coche eran miembros de Waymo, el programa de coches autónomos de Google, pero lo abandonaron a mediados de 2016 para fundar Nuro. “Podemos usar la tecnología de los coches autónomos para repartir cualquier cosa, en cualquier momento, a cualquier lugar para prácticamente todos los bienes y servicios locales”, ha dicho a la CNN Dave Ferguson, cofundador del proyecto junto a su compañero Jiajun Zhu. “A los consumidores solía bastarles con una entrega de pago en dos semanas. Eso se convirtió en dos semanas pero gratis, seguido de una semana, dos días y el mismo día. Ahora la entrega en el día ya no es lo suficientemente rápida para algunos consumidores”, añade.

Uno de los principales obstáculos a los que se enfrentan los coches de Nuro son las limitaciones legales. La empresa tiene su sede en Mountain View, California, y como ocurre en otros Estados de Estados Unidos, ahí está prohibido que un coche sin conductor circule por la vía pública. Por eso muchas empresas que están desarrollando esta tecnología han trasladado toda o parte de su actividad a territorios con una legislación más laxa en este punto, como Arizona.

La baza a la que espera aferrarse Nuro es el hecho de que su vehículo no llevará pasajeros, solo mercancías, por lo que no tendrá ningún ocupante cuya vida pueda poner en peligro. Además, según Ferguson, su coche autónomo podría chocar contra otro vehículo o contra un árbol si se topa con una persona cuya seguridad puede poner en peligro. Otra ventaja con la que cuenta Nuro es el tamaño que tienen sus vehículos: son tan altos como un coche utilitario al uso pero mucho más estrechos, ya que solo miden poco más de un metro de ancho.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.