Cómo convertirse en turista espacial (más allá del dineral que te puede costar)
Foto: Blue Origin

Futuro

Cómo convertirse en turista espacial (más allá del dineral que te puede costar)

Vivir experiencias extremas, experimentar la ingravidez y admirar la Tierra desde arriba está cada día más cerca para el común de los mortales

por The Objective

La carrera espacial, que en tiempos de Guerra Fría servía para afianzar el orgullo de uno u otro bloque y que más tarde se convirtió en un desafío puramente científico, ha adquirido ahora un tinte mucho más placentero añadiendo un componente hasta hace no mucho impensable: el del turismo. Los viajes interestelares de magnates como Richard Branson, Jeff Bezos o Elon Musk son solo el pistoletazo de salida de un negocio que –los propios tripulantes lo saben– puede llegar a ser millonario.

Vivir experiencias extremas, experimentar la ingravidez y admirar la Tierra desde arriba está cada día más cerca para el común de los mortales. Los viajes espaciales podrían incluso convertirse en el nuevo regalo de moda. Al menos con un poco de paciencia y mucho dinero (pero mucho dinero). Te ofrecemos a continuación una guía para convertirte en turista espacial (más allá del dineral que te puede costar).

¿Quién ofrece estos vuelos?

Dos empresas se posicionan en el nicho de los viajes cortos al espacio, de unos pocos minutos de estancia: Blue Origin, del multimillonario Jeff Bezos, y Virgin Galactic, del también multimillonario Richard Branson. Ambos ya han experimentado sus servicios en sus propias carnes.

Cómo convertirse en turista espacial (más allá del dineral que te puede costar) 1

El cohete de pasajeros de Virgin Galactic VSS Unity comienza su ascenso al espacio. | Foto: Virgin Galactic | Reuters

En Blue Origin, un cohete es lanzado verticalmente, y la cápsula en la que se encuentran los pasajeros se desprende en vuelo hasta alcanzar los 100 kilómetros de altura, antes de volver a caer a la Tierra colgada de tres paracaídas. Virgin Galactic, por su parte, utiliza un enorme avión de transporte que despega de una pista clásica cargando otro similar, que en determinado punto se suelta y vuela de manera autónoma a velocidad supersónica hasta alcanzar los 80 kilómetros de altitud. Luego desciende planeando. En ambos casos, hasta seis pasajeros pueden desprenderse de sus asientos para flotar en ingravidez y admirar la curvatura de la Tierra.

¿Cuándo se podrá volar?

Virgin Galactic ha anunciado el inicio de sus operaciones comerciales regulares para principios de 2022, después de dos vuelos de prueba finales. La fila, sin embargo, será larga: ya se han vendido 600 billetes. La compañía dijo que planea eventualmente realizar un máximo de 400 vuelos por año por base espacial.  Dos personas podrán acceder por sorteo a uno de los primeros vuelos: las inscripciones están abiertas en su página web hasta el 1 de septiembre.

En cuanto a Blue Origin, no se ha anunciado todavía un calendario preciso. «Planeamos dos vuelos más este año», después del realizado el martes en el que iba a bordo el propio Bezos, «y muchos más en 2022», aseguran.

Otra opción para ser un turista espacial, salvando lo que puede costar, es participar en un reality show televisivo. El programa Space Hero, con el aval de la NASA, se propone enviar al ganador de la competición a la Estación Espacial Internacional (ISS) en 2023.

¿Cuánto costará?

Los primeros billetes vendidos por Virgin Galactic costaron entre 200.000 y 250.000 dólares cada uno. Pero la compañía advierte de que los asientos que se pondrán a la venta en el futuro serán más caros.

Blue Origin no ha anunciado un precio aún, pero se subastó un asiento en el primer vuelo tripulado por nada menos que 28 millones de dólares.

Cómo convertirse en turista espacial (más allá del dineral que te puede costar) 2

Despegue del Blue Origin con Jeff Bezos y compañía a bordo. | Foto: Joe Skipper | Reuters

Por bastante menos (unos 125.000 dólares por persona), se puede abordar la nave de Space Perspective: una cápsula con una vista de 360°, que ascenderá lentamente suspendida de un globo aerostático del tamaño de un estadio de fútbol.  No obstante, a pesar de las vistas espectaculares, solo viajará a una altitud de 30 kilómetros, por lo que estará lejos del límite del espacio y la ingravidez. Las 300 plazas disponibles para 2024, año en que debutará esta atracción, se han vendido todas, pero están habilitadas las reservas para 2025.

¿Qué requisitos físicos hay que cumplir?

A priori, solo es necesaria una buena forma física. Para Virgin Galactic, el entrenamiento debería durar apenas cinco días. El primer vuelo de Blue Origin llevó incluso a una expiloto de 82 años, la persona de mayor edad que ha estado en el espacio. Entre los criterios que se pedían para la subasta de un lugar a bordo de la New Shepard de Blue Origin estaban no sufrir vértigo, poder subir el equivalente a siete pisos en menos de 90 segundos (para la torre de lanzamiento) y no pesar más de 100 kg.

¿Qué pasa con SpaceX?

SpaceX, propiedad de Elon Musk, planea igualmente vuelos de turismo espacial, aunque mucho más ambiciosos, de varios días y hasta mucho más lejos. El precio del viaje a bordo del cohete Falcon 9, que propulsa la cápsula Dragon, asciende a decenas de millones de dólares.

En septiembre, una misión fletada por el magnate estadounidense Jared Isaacman, Inspiration4, debe llevarlo a él y a otros tres pasajeros a la órbita de la Tierra.

Por otra parte, en enero de 2022, tres empresarios viajarán a la ISS con un astronauta experimentado. La misión, denominada Ax-1, está organizada por la empresa Axiom Space, que ha contratado otros tres vuelos futuros con SpaceX.

Cómo convertirse en turista espacial (más allá del dineral que te puede costar) 3

Uno de los cohetes propiedad de Elon Musk. | Foto: SpaceX | Flickr

La compañía de Musk también tiene previsto un viaje en órbita para cuatro personas, organizado por la empresa intermediaria Space Adventures, la misma encargada del vuelo del multimillonario japonés Yusaku Maezawa a la ISS en diciembre, pero a bordo de un cohete Soyuz ruso. Maezawa prevé realizar en 2023 un viaje alrededor de la Luna, esta vez a bordo de un cohete aún en desarrollo por SpaceX, el Starship. Dijo que quería llevarse a ocho afortunados con él en proceso de selección… pero las inscripciones ya están cerradas.

Quién sabe si con el tiempo esto se abarata y se crean líneas espaciales low cost, pero de momento –ahora que está arrancando todo– esto es lo que hay si queremos dar un paseo por las estrellas.