The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

¿Cómo crees que ve el cuenco tu perro: medio lleno o medio vacío?

Foto: Stephan Gladieu | Reuters

Hay perros que son alegres por naturaleza, que se conforman con cualquier cosa y que van por la vida tranquilos, moviendo la cola. Todo les viene bien porque son capaces de ver algo positivo en cada situación. Pero hay otros que no, que por mucho que lo intenten sólo logran ver el cuenco medio vacío. Se preocupan, se estresan, piensan lo peor. ¿Por qué? Porque son pesimistas por naturaleza. Sí, el pesimismo canino existe y hay estudios científicos que lo demuestran.

Por ejemplo, el publicado en Current Biology por un grupo de investigadores de la Universidad de Bristol, liderados por el profesor Michael Mendl, que asegura que al igual que las personas, los perros pueden estar preocupados y ser pesimistas. Para el estudio, los investigadores trabajaron con 24 perros (12 machos y 12 hembras) provenientes de dos refugios del Reino Unido. Cada perro fue llevado a una habitación donde un investigador interactúa con él durante veinte minutos. Al día siguiente, el perro fue llevado a la misma habitación por el mismo investigador que, después de un corto período de interacción, lo dejó solo durante cinco minutos.

¿Cómo crees que ve el cuenco tu perro: Medio lleno o medio vacío?

Quellenangabe | Fotografía de Maja Dumat vía Flickr

 

Un par de días después, los perros fueron entrenados para ir de una posición inicial a un cuenco de comida. Cuando el recipiente estaba en un lado de la habitación, tenía comida y cuando estaba en el otro, estaba vacío. Una vez que los investigadores consideraron que los perros tenían clara la relación entre la ubicación del cuenco y su contenido, comenzaron a colocarlos en ubicaciones ambiguas. Los perros optimistas corrieron rápidamente al ver el cuenco en la nueva posición con la esperanza de que hubiera comida. Los perros pesimistas, en cambio, dudaban y se movían más despacio, con desconfianza.

El estudio determinó que el temperamento de los perros se correspondía con su comportamiento cuando estaban solos en la habitación. En palabras de Mendl: “Los perros son similares a los seres humanos en el papel que desempeña el estado emocional en la toma de decisiones.” Esto cobra especial sentido en el caso de la ansiedad por separación. Los perros positivos del estudio, los que veían el cuenco medio lleno, eran más tranquilos cuando se les dejaba solos, probablemente porque estaban seguros de que el humano volvería. Los pesimistas, en cambio, eran más propensos a mostrarse nerviosos, ladrar, arañar la puerta, etc. Sin duda, un enfoque interesante a la hora de tratar este trastorno. Pero hay más.

 

¿Cómo crees que ve el cuenco tu perro: Medio lleno o medio vacío? 1

Barlow se esconde | Imagen: Andrew Smith vía Flickr

Otras conclusiones interesantes

Una investigación de la Universidad de Sydney, Australia, publicada por la revista PLOS ONE, establece una relación directa entre el pesimismo de los perros y su aversión al riesgo. Información que pueden resultar especialmente útil a la hora de seleccionar perros de trabajo o de asistencia.

Para el estudio, los investigadores enseñaron a 40 perros, de diferentes razas, a asociar un determinado sonido con la obtención de leche y un segundo sonido, con dos octavas de diferencia, con la obtención de agua, que es una recompensa un poco menos apetecible para ellos. Una vez que los perros aprendieron a discriminar los sonidos, se les presentaron tonos ambiguos que no habían escuchado antes. Si los perros respondían a los tonos ambiguos, eran considerados optimistas ya que esperaban que ocurriera lo mejor: Recompensa de leche. Algunos incluso podían responder con ilusión a los tonos que se parecían más al sonido asociado al agua.

¿Cómo crees que ve el cuenco tu perro: Medio lleno o medio vacío? 2

Choowie corre feliz hacia su dueño | Fotografía de Richard Walker vía Flickr.

 

Como conclusión, los investigadores aseguran que un perro con una personalidad optimista asume riesgos con facilidad y si las cosas no salen bien, no pasa nada, lo sigue intentando. Un perro pesimista, en cambio, como espera que sucedan cosas malas, es más cauteloso y tiene aversión al riesgo. Melissa Starling, autora del estudio, comenta: “Los perros pesimistas parecían estar mucho más estresados cuando se equivocaban. Gimoteaban, deambulaban y evitaban repetir la tarea. Mientras que los perros optimistas parecían no inmutarse y continuaban.”

Ahora bien, que un perro tenga una personalidad pesimista no necesariamente es algo negativo. Al contrario. El hecho de que sea cauteloso y reacio a asumir riesgos puede hacer que sea, por ejemplo, un buen candidato a perro guía. La felicidad y la estabilidad emocional del perro, por supuesto, tampoco están determinadas por este rasgo de la personalidad y no todos desarrollan ansiedad por separación. Intervienen muchos otros factores.

Save

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.