¿Cómo va a ser y cuánto tendremos que pagar con el plan del Gobierno de las autovías?
Foto: JAVIER SORIANO| EFE

Economía y capital

¿Cómo va a ser y cuánto tendremos que pagar con el plan del Gobierno de las autovías?

2024 es la fecha en la que el Gobierno plantea comenzar a implementar el sistema de pago de peaje por el uso de la red de carreteras del Estado

por Inés Bertrán

El «pago por uso» de las autovías que propone el Gobierno como medida para recaudar más dinero durante los próximos años (y que se incluye entre las medidas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia remitido a la Unión Europea para acceder a los fondos europeos) contempla que los conductores tengan que pagar un peaje por utilizar la red de vías con doble calzada a partir de 2024.

El Gobierno argumenta que la principal razón es el abultado déficit que arrastra la conservación de las carreteras españolas, que asciende a unos 8.000 millones de euros. En España el conjunto de carreteras estatales tiene 26.500 kilómetros y de ellas unas 12.000 son de vías rápidas. «Se trata de la red más extensa de Europa, con unos costes de conservación crecientes que no es posible asumir de forma directa por los presupuestarios», señala el texto de la propuesta.

¿Cuánto costará usar las autovías? 

El plan principal es que los fondos para paliar ese déficit se obtengan cobrando unos cuatro céntimos de euro por kilometro, lo que llevaría, por ejemplo, a que se paguen unos 14 euros por viajar de Madrid a Valencia, unos nueve euros por ir a Burgos, unos 12 a Zaragoza y 22 a La Coruña, según los datos de la Asociación de Empresas de Conservación y Explotación de Infraestructuras (ACEX).

Es todavía una incógnita si las comunidades autónomas y las diputaciones quieren unirse, que tienen competencia de los otros 140.000 kilómetros de carreteras que existen en nuestro país. Y es que la documentación enviada a la Unión Europea establece que las nuevas medidas responden a los dos principios en los que se basará a partir de ahora la utilización de las carreteras: «Quien contamina paga» y «el que usa paga», unos argumentos que serían válidos también para ellas.

¿Cómo va a ser y cuánto nos va a costar el plan del Gobierno de las autovías?

Foto: Jero Morales | EFE

Un plan «escalable y progresivo»

El Gobierno ha afirmado que el plan va a ser «escalable y progresivo», es decir, primero se va a cobrar solo en las autovías y poco a poco se va a extender a otras carreteras. Esto se debe a que se espera un «rechazo» generalizado de la población, aunque el Ejecutivo defiende que las tarifas van a ser asumibles pero que garanticen la financiación. Además, prevé llevar a cabo una campaña de «concienciación y sensibilización» sobre los transportistas y la población en cuanto a la necesidad de ejecutar esta medida, según lo asegura en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia remitido a Bruselas.

Basándose en la experiencia internacional, el Ejecutivo cree que el tiempo mínimo necesario para desarrollar los instrumentos normativos y crear la estructura precisa para implantar un sistema de pago por uso a nivel nacional es de entre dos y tres años. No obstante, el Gobierno insiste en que buscará el acuerdo social y político para implementar esta medida, consultando con los transportistas profesionales, así como con las comunidades autónomas y otras administraciones para determinar la voluntad de todos de incorporar peajes en las carreteras bajo su titularidad.

¿Cómo va a ser y cuánto nos va a costar el plan del Gobierno de las autovías? 1

Foto: Salvador Sas | EFE

Respecto a los camiones y resto de vehículos pesados autorizados para el transporte de mercancías por carretera, el texto aclara que se impulsarán desde la Administración las condiciones normativas necesarias para que el coste del peaje sea asumido por los cargadores, incentivando así la búsqueda de la sostenibilidad y eficiencia del transporte.

El «pago por uso» es una medida que ya usan otros países de la Unión Europea como Francia o Italia y que Portugal adoptó en el marco de las directrices marcadas por la Unión Europea en la última gran crisis financiera. En España, las políticas han ido en sentido contrario: no se ha renovado las concesiones de autopistas que llegaban a su fin, lo que ha permitido liberar de peajes varias de ellas.

La propuesta ha sido defendida por Pere Navarro, director de la DGT, en una comparecencia en el Senado en la que ha afirmado que el Estado no puede asumir el coste de las carreteras. Además, no cree que estos nuevos peajes vayan a repercutir en la Seguridad Vial al desplazarse los conductores hasta las carreteras convencionales, más peligrosas y, al principio, gratuitas. «Los viajes largos se van a seguir haciendo por autopista y autovía», ha señalado.