The objective

Further

Cultura viral

Cultura viral

Concha Monje: "En España tenemos la capacidad de crear tecnología líder y muy puntera a nivel internacional"

Foto: Concha Monje con RH-1, EL ROBOT HUMANOIDE 1 DEl ROBOTICSLAB DE LA CARLOS III | Fundación Telefónica

Concha Monje, investigadora del Robotics Lab de la Universidad Carlos III de Madrid, comparte con The Objective sus impresiones acerca del estado de la robótica en España, su futuro, su potencial y dos películas para acercarnos de primera mano a este mundo que desde hace rato dejó ser parte del futuro.

.

“En España, cada vez más hay empresas que trabajan con la tecnología más puntera y proponen soluciones al mercado que son fantásticas”, afirma Concha Monje en la rueda de prensa de la exposición Nosotros Robots en Fundación Telefónica, y tiene razón, o al menos ese es el consenso que hay en la comunidad robótica internacional y que se demostró al hacer a Madrid sede del congreso mundial de robótica IROS 2018, un evento organizado por el Institute of Electrical and Electronics Engineers (IEEE) de Estados Unidos y la Japan Robotics Society (JRS) que reunió al 80 por ciento de los expertos mundiales de robótica en una feria en la que las principales empresas del sector mostraron sus avances. España fue la sede y no fue casualidad.

España tiene un papel en la industria robótica muy importante, fabrica sus propios prototipos, y tiene el potencial, según Monje, de que las empresas que ya están asentadas permanezcan arriba y de generar muchas nuevas empresas si se le otorga al sector el apoyo institucional, estratégico y económico que merece. De ahí que valga la pena interesarse, informarse y descubrir más acerca del presente y futuro de la robótica española, su potencial, sus estrategias y su integración a la sociedad. Si sigues leyendo esta entrevista, esto te tomará solo 5 minutos.

.

¿En qué consiste el trabajo que realizas con el Robotics Lab de la Carlos III de Madrid? 

El Robotics Lab es un grupo de investigación que se dedica al desarrollo de plataformas robóticas de muy diversa índole, trabajamos en 4 líneas fundamentales. Una es la robótica humanoide, desarrollamos robots bípedos y con dos brazos también, que permiten la locomoción y la manipulación de objetos.

Por otro lado trabajamos en robótica social, desarrollamos plataformas que permiten la interacción humano-robot de forma relativamente empática y que tienen una serie de aplicaciones muy beneficiosas para la sociedad, como por ejemplo la interacción con personas que tengan una discapacidad física, enfermos de Alzheimer, niños con autismo, etc.

También tenemos una parte de robótica asistencial que está pensada para personas tetrapléjicas. Por ejemplo, para poder aliviar de alguna forma esa discapacidad tan severa que tienen gracias al uso de brazos robóticos y les permita realizar tareas básicas en entornos como el del hogar, haciendo que incluso la dificultad que representan sus labores de aseo cotidiano se pueda aliviar y que sean un poco más autónomos gracias a estos robots asistenciales.

Tenemos una última sección que es la robótica de exoesqueletos, hacemos robots ‘vestibles’ que pretenden rehabilitar a personas que ha sufrido ictus. Como parte de la tarea de rehabilitación intentamos que estas personas tengan prototipos que les sirvan para poder hacer la terapia en casa, de forma más liviana y más autónoma. Es importante destacar que estas personas se sienten en esa etapa de su problemática deprimidos en la mayoría de los casos por el shock tan grande que han sufrido y el cambio de vida tan importante al que se enfrentan, entonces todo lo que ayude a paliar esos sentimientos es muy importante.

3 importantes razones para visitar 'Nosotros Robots', la nueva exhibición de Fundación Telefónica 1

RH-1, el Robot Humanoide 1 (2011) de RoboticsLab de la Carlos III, se presenta diseccionado en ‘Nosotros Robots’ para mostrar sus componentes esenciales y explicar su funcionamiento. | Foto: Ana Laya | The Objective.

 

¿Cuál es el estado de la investigación robótica en España?

Creo que estamos en un momento perfecto en España, porque cada vez tenemos más respaldo de las instituciones. Iniciativas como la exposición Nosotros Robots de Fundación Telefónica, haber alojado en Madrid el IROS, la conferencia de robótica internacional más importante del mundo, que hemos organizado dentro del Robotics Lab, claramente demuestran que hay un interés en la robótica en España y el resto del mundo nos ve como un referente también, porque si no no apostarían por hacer este tipo ni de exposiciones ni de congresos.

Creo que es un momento importantísimo tenemos la capacidad de ser líderes del sector, tenemos la capacidad de crear tecnología líder y muy puntera a nivel internacional, creo que lo que faltan son estrategias gubernamentales, definir claramente a dónde queremos llegar con la robótica para qué fines y por supuesto buscar herramientas para que de forma equitativa para todos, con beneficios para todos.

En tu opinión, ¿cuál es la oportunidad o la ventaja más clara que tiene España dentro de la industria robótica?

España ya llevamos muchísimos años viviendo la industralización de la empresa, de las plantas de fabricación, todo gracias a los robots industriales, y la industria local es bastante potente a nivel de industralización si comparamos porcentajes. En robótica industrial estamos muy avanzados muy bien acogemos muy bien esta tecnología, incluso la desarrollamos. Podríamos apostar también por la robótica en salud, yo creo que es fundamental, tenemos potencial para lograrlo, y creo que es una vía de acercar de una forma muy clara el potencial de la robótica a la sociedad. Muchos de nosotros hemos pasado alguna vez por un quirófano y es fácil imaginar por qué nos vendría bien tener prototipos robóticos que sean capaces de operar o de asistir al médico en un procedimiento, esto sería algo que nos acercaría a la robótica de una forma muy clara y con una utilidad muy obvia: todos querríamos tener un post operatorio maravilloso y eso lo puede ofrecer perfectamente la robótica. Acercando la robótica a estas partes más sensibles de la sociedad podemos acogerla de otra manera.

 

Hablando de acoger a la robótica en la sociedad. Tal y como lo planteas tú y muchos otros investigadores, la tecnología está aquí para hacernos la vida más fácil, y eso definitivamente no es lo que le genera un eventual rechazo a la gente sino la posibilidad de perder el empleo, una posibilidad que es real si no se avanza en distintas áreas (política, económica, educativa) de manera coordinada y a tiempo. ¿Lo estamos haciendo?

Este es un momento muy convulso. Sí es cierto que claramente todos sabemos que la robotización pone en riesgo los empleos actuales, sobre todo aquel tipo de empleo más rutinario. De eso estamos todos conscientes, ahora bien lo importante es buscar cómo solucionar ese problema. Por un lado, esto se puede solucionar ya en el puesto de trabajo, obligando de alguna manera desde los gobiernos, a reubicar a estas personas que trabajan para la empresa, a formarlos para que puedan trabajar junto a la tecnología, a intentar que la implantación tecnológica se base más en una colaboración humano-robot y no en una sustitución del humano por el robot y todo esto son políticas que deberían implantarse.

Pero por otro lado, para evitar tener que actuar desde el puesto de trabajo, lo que hay que hacer es formar desde la cuna. La educación es clave, desde los primeros cursos los niños tienen que estar ya manejando herramientas de programación y lenguaje computacional, que no pensemos que vale solamente para programar robots. El lenguaje computacional ayuda a estructurar el pensamiento a absorber de una forma más práctica los conocimientos de asignaturas más teóricas como puede ser la física y la matemática. Y hacerlo desde ahí, desde el juego incluso con los kits robóticos que ahora se llevan tanto, abre muchísimo la mente y ayuda a asimilar los conocimientos de una forma tan brutal que luego en el desarrollo personal tiene mucho peso.

Yo creo que el reto atañe a tantos factores y a tantos sectores de la sociedad, que si no dialogamos y nos ponemos de acuerdo y hacemos un plan serio, sólido y que afecte a todos esos ámbitos o realmente vamos a tener un problema, vamos a tener a mucha gente perdiendo sus puestos de trabajo cuando realmente esto se puede evitar.

 

Si alguien no sabe absolutamente nada de robots ¿qué libro, película, producto cultural, le recomendarías para que se familiarice con un futuro plausible que incluye robots y no con la visión apocalíptica de Terminator y Sky Net?

El cine y la literatura siempre han retratado nuestros anhelos y al final es que reflejan es lo que deseamos, es a lo que conseguiremos llegar. Eso es un poco lo que está pasando, hay películas que aunque nos parecía absolutamente imposible lo que estaba sucediendo en ese momento ahora ya se ha hecho realidad. Eso sí, en el cine y en la literatura se le ha conferido un poder a la máquina que la máquina no tiene, pero tal vez eso nos ha hecho evolucionar hacia algo que no se parezca a eso. 

En concreto, hay unas películas que acercan de una manera más humana, más natural, la robótica a la sociedad. Por ejemplo, hay una película en la que yo hice de asesora científica, que se llama Autómata (2014), ahí el robot se retrata como algo obsoleto, está en el límite tecnológico si se quiere, sin embargo, su inteligencia es bastante avanzada, y hace que exista una generación de robots capaces de procrearse a sí mismos, de generar otros robots desde cero por ellos mismos sin la intervención humana, y de esta manera acerca esta reflexión a la sociedad.

Luego otra película que me gusta bastante que es Her (2013), que gira alrededor de una inteligencia emocional. Esta historia está muy bien porque en el fondo retrata de de manera muy brillante los anhelos de la sociedad actual que es que nos quieran, que nos escuchen…  y  ahí se abren unas puertas al debate muy interesantes: ¿podemos enamorarnos de una máquina?

Para mi esas dos películas son bastante referentes de lo que puede suceder y de lo que ya está sucediendo, porque ya tenemos inteligencias artificiales parecidas a Her, y ya tenemos robots humanices muy parecidos a los que aparecen en Autómata, entonces estas dos películas nos acercan muy de primera mano a la realidad actual.

 

*

.

 

Otra manera de acercarse al mundo de los robots, su evolución y su implicación en la sociedad es visitar la exposición ‘Nosotros Robots’ de Fundación Telefónica, espacio desde el cual conversamos con Concha y de que le dice: “Sobre todo está hecho con muchísimo rigor, toda la información que se ofrece está muy contrastada y podemos sobre todo visualizar los avances. Es una cosa importantísima poder verlos realmente y palparlos, porque es desde conocimiento de primera mano que podemos entender realmente qué es la robótica, quitarnos ese miedo que tenemos a la robótica y abrazarla como se merece. Para nosotros, como humanos, es algo fundamental que nos va a facilitar, como ya lo hace, muchísimo la vida, y nos va a permitir disfrutarla muchísimo más. Hay que ver, conocer, interesarnos de verdad para que luego el diálogo sea constructivo y entre todos“.

Noticias en tu inbox

¿Sin tiempo para las noticias? Nuestro equipo de redacción selecciona lo más relevante de la actualidad del día y confecciona para ti una Newsletter diaria que va directamente a tu bandeja de entrada. Suscríbete para recibir las noticias de última hora, los reportajes más fascinantes y las opiniones más razonadas.